Mis padres me han enseñado el Evangelio y han sido buenos ejemplos para mí desde pequeño. Aprendí a leer los relatos de las Escrituras para niños y ahora me encanta el Libro de Mormón. Lo leo todos los días, solo y con mi familia. Ammón es mi persona favorita del Libro de Mormón. Fue un gran misionero, que es lo que quiero ser cuando crezca.

Esteban M., 8 años, Colombia

Cuando mi familia estaba de vacaciones en Panamá, el país natal de mi mamá, mis padres nos llevaron a mi hermana pequeña, Yhoalibeth, y a mí a visitar el Templo de la Ciudad de Panamá, Panamá. Mamá nos llevó a tocar la pared del templo. Más adelante, cuando le dije a mi mamá lo contento que estaba cuando estábamos en el templo, me dijo que yo había sentido el Espíritu Santo.

Sergio B. Jr., 7 años, Florida, EE. UU.

Pasha Z., 9 años, Ucrania

Cuando Letícia C., que ahora tiene 6 años, tenía 3 años, el Templo de Curitiba, Brasil, se terminó. Le encantaba ir al templo y fue allí todos los días de la última semana del programa de puertas abiertas. Todavía le gusta visitar el templo y caminar por sus hermosos jardines. A Letícia también le encanta dibujar y nadar.

Primaria: Sigue a Jesús

A Maurizio D., que tiene 11 años y es de Italia, le gusta la reunión sacramental porque aprende en cuanto al Padre Celestial y Jesucristo. Le gusta ir a la Iglesia porque es divertido, interesante y muy hermoso. Está contento en la Iglesia y tiene muchos amigos.

Cuando nos estábamos preparando para la ceremonia de la palada inicial del Templo de Tijuana, México, estábamos muy contentos. Fuimos a ofrecer servicio como familia; limpiamos el terreno del templo. Sé que el Señor visitará Su casa cuando esté terminada.

Jesús S., 6 años, México

Estudiar las Escrituras me ayuda a hacer lo justo.

“Las planchas de oro”, por P. Tuyêt Hoa, 10 años, Camboya

Hago lo justo cuando sigo al Padre Celestial y a Jesucristo.

N. Thi LinĐa, 8 años, Camboya

Mi parte favorita del Libro de Mormón es el relato de Nefi y su viaje a través del mar.

Kelly C., 10 años, Filipinas

Debemos sellarnos en el templo para poder vivir como familia eterna.

Shanna C., 8 años, Filipinas

Me gusta ir a la Iglesia con mi familia y aprender acerca de Jesucristo. En casa, me gusta leer y aprender relatos de las Escrituras, cantar himnos y jugar juegos durante la noche de hogar. El Evangelio bendice a mi familia y me hace sentir feliz. Ya he dado un Libro de Mormón a tres maestros de la escuela y a mi mejor amigo, Miguel. Mi canción favorita de la Primaria es “Llevaremos Su verdad al mundo” (Canciones para los niños, pág. 92).

Martim P., 6 años, Portugal

Henrique S., 7 años, Brasil