Retrato de un Profeta: Joseph Fielding Smith


Joseph Fielding Smith aprendió a trabajar muy arduamente desde pequeño. Su madre ayudaba a mujeres a dar a luz, y Joseph conducía el carruaje cuando ella visitaba a las pacientes. A medida que crecía, Joseph llegó a tener un gran amor por las Escrituras. Escribió muchos libros en cuanto a la doctrina de la Iglesia. Como Presidente de la Iglesia, escribió la oración para dedicar el Templo de Provo, Utah.