Permanecer en lugares santos


Este año, el departamento de Revistas de la Iglesia invitó a los jóvenes de todo el mundo a enviar fotografías que muestren cómo permanecen en lugares santos. Miren algunas de las fotos que mandaron y vean lo que los jóvenes hicieron para vivir de acuerdo con el lema de la Mutual de 2013.

1 Siempre que participo en actividades sanas, en especial con mi familia, permanezco en lugares santos.

LaRae R., 16 años, Columbia Británica, Canadá

2 Permanezco en lugares santos cuando doy más importancia a las cosas que tienen valor eterno que a las del mundo.

Kirck M., 18 años, Negros Occidental, Filipinas

3 Para mí, permanecer en un lugar santo significa prestar servicio. Mi forma preferida de prestar servicio es en el templo. Siento el Espíritu muy fuerte cuando hago la obra del Señor en la casa del Señor.

Kiana B., 15 años, Utah, EE. UU.

4 Estoy a un lado de la pila bautismal donde me bauticé. Considero que esta pila es un lugar santo porque es donde las personas hacen convenios con Dios y vuelven a nacer espiritualmente.

Joe-Smith E., 17 años, Akwa Ibom, Nigeria

5 Siempre que voy a las montañas y me alejo del mundo, me doy cuenta de que pueden ser lugares santos y pacíficos.

Emma P., 17 años, Oregón, EE. UU.

6 Me encanta estar al aire libre, y siempre que me encuentro en un lugar como éste (Delicate Arch, en Moab, Utah, EE.UU.) me siento más cerca de mi Padre Celestial. Poder ver las cosas extraordinarias que el Padre Celestial creó para nosotros me ayuda a sentir el Espíritu.

John T., 18 años, Utah, EE. UU.

7 Mi casa es un lugar sagrado y santo porque me siento muy feliz y en paz allí. Cuando leo el Libro de Mormón, siento una dulce paz por medio del Espíritu Santo.

Melisa D., 13 años, Kosovo

8 Ésta es la foto de Nuevos Comienzos. Para mí, la capilla es un lugar santo donde aprendo los valores de las Mujeres Jóvenes y los principios del Evangelio. En la Iglesia también fortalezco la amistad que tengo con jovencitas que comparten mi misma fe.

Luize S., 12 años, Río Grande del Sur, Brasil

9 Permanezco en un lugar santo cuando ayudo a la gente y me divierto con buenos amigos.

James R., 17 años, Carolina del Norte, EE. UU.

10 Permanezco en un lugar santo cuando estoy con amigos que viven el Evangelio. Ellos me ayudan a mantenerme cerca de nuestro Padre Celestial y más en armonía con el Espíritu Santo.

Jonathan N., 17 años, Buenos Aires, Argentina

11 Permanezco en lugares santos cuando toco el piano en la reunión sacramental. La melodía y la letra de los himnos fortalecen mi fe y mi testimonio.

Chelsea A., 13 años, Banten, Indonesia

12 Permanezco en lugares santos cuando dirijo la música en la reunión sacramental porque me conmueve el hermoso canto de la congregación.

Geovani W., 15 años, Banten, Indonesia

13 Permanezco en lugares santos cuando enseño a mi quórum los domingos. Me encanta compartir el Evangelio.

Ramón M., 16 años, California, EE. UU.

Otros lugares santos

A continuación se encuentran otros ejemplos de cómo los jóvenes completaron la frase: “Permanezco en lugares santos cuando…”

  • “Comparto el Evangelio con mis amigos”. John B., 17 años, Ceará, Brasil

  • “Estoy con los misioneros, porque al trabajar con ellos me da más experiencia en cuanto a cómo compartir el Evangelio, y pronto seré un misionero de tiempo completo”. Joseph H., 18 años, Yakarta, Indonesia

  • “Estoy en la cancha de baloncesto, ayudo a mis compañeras y muestro un buen espíritu deportivo a las jugadoras, aun a las del otro equipo”. Emily C., 12 años, Utah, EE. UU.

  • “Participamos en el coro de la escuela y compartimos nuestros talentos”. Tanner M., 17 años; Kaylynn S., 15 años; Lexie J., 17 años; Spencer M., 17 años; Idaho, EE. UU.

  • “Voy al campamento de las Mujeres Jóvenes. Allí tengo la oportunidad de conocer a otras jóvenes que tienen las mismas normas y valores, y de conocer a líderes que enseñan principios que nos ayudan a aprender a hacer lo correcto”. Norma V., 17 años, Guayas, Ecuador

  • “Voy a seminario. ¡Me ayuda a mantener el Espíritu durante el resto del día!” Savannah F., 17 años, Arizona, EE. UU.

  • “Les hago saber a mis compañeras en la práctica como animadora de eventos deportivos cuáles son mis normas”. Makenna F., 15, California, EE. UU.

  • “Reparto la Santa Cena y recuerdo la expiación de Jesucristo”. Axel S., 14 años, Yakarta, Indonesia

  • “Me mantengo pura y elijo hacer lo que es correcto porque sé que, si lo hago, algún día podré casarme en el templo”. Whitney H., 15 años, Utah, EE. UU.

  • “Guardo los convenios que hice con Dios”. Mark M., 17 años, Oregón, EE. UU.

Ahora piensa en lo que has aprendido del lema de la Mutual de este año. ¿Cuáles son algunos de tus lugares santos? ¿Cómo puedes seguir permaneciendo en lugares santos? Tal vez podrías anotar algunas de tus ideas en tu diario personal.