Mover la roca

Terence M. Vinson

De “Acercarse más a Dios”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 105.


Élder Terence M. Vinson

Un niño estaba tratando de alisar el área de tierra detrás de su casa para poder jugar con sus autos. Había una gran roca obstruyendo su trabajo. El niño empujó y tiró con todas sus fuerzas, pero a pesar de lo mucho que lo intentó, la roca no se movió.

Su padre observó por un rato y luego se acercó a su hijo y dijo: “Tienes que usar todas tus fuerzas para mover una roca tan grande”.

El niño respondió: “¡He utilizado todas mis fuerzas!”.

Su padre lo corrigió: “No lo has hecho. ¡Yo todavía no te he ayudado!”.

Entonces se agacharon juntos y movieron la roca con facilidad.

El Señor quiere que confiemos en Él para resolver nuestros problemas. Entonces podremos sentir Su amor más constantemente, con más poder, más claramente y de manera más personal; llegaremos a estar unidos con Él y podremos llegar a ser como Él.

¿Cuáles son algunas cosas que son muy difíciles de hacer para ti?

¿Cómo puedes pedir la ayuda del Padre Celestial para hacer cosas difíciles?

¿A quién más puedes pedir ayuda?