Las ordenanzas del sacerdocio y la obra del templo bendicen a mi familia


¡Aprende más en cuanto al tema de la Primaria de este mes!

Karl corrió por el muelle, contento de ver a su papá, que era pescador. Karl a menudo corría a la barca para recibir a su papá al final del día.

“¡Date prisa, papá!”, gritó Karl. “¡Quiero enseñarte el dibujo que te hice hoy!”.

“¡Qué bien!”, le dijo el papá. “Pero primero tengo que atar la barca”.

Karl observó al papá amarrar con cuidado la barca al muelle con una cuerda gruesa. “¿Por qué la tienes que atar tan fuerte?”, preguntó Karl, mientras el papá tiraba de un nudo grande.

El papá señaló un barco en la orilla que tenía un gran agujero en la parte de abajo. “Esa barca no estaba bien atada; en la última tormenta se soltó y se estrelló contra las rocas”.

Karl abrió los ojos sorprendido.

“¿Puedes pensar en cómo el Padre Celestial nos ayuda a permanecer atados a Él para que estemos a salvo?”, le preguntó el papá.

“¿Las Escrituras?”, adivinó Karl.

“Así es”, dijo el papá. “También nos da las ordenanzas del sacerdocio, como el bautismo y la Santa Cena. Tu mamá y yo nos casamos en el templo para que nuestra familia pudiera estar unida para siempre”.

Karl agarró la cuerda y ayudó al papá a darle un último tirón. “¡Hagamos el nudo más fuerte de todos!”.

Permanecer conectados con el Padre Celestial

Corta esta página y pégala sobre una hoja de papel de color. Recorta las tarjetas y colócalas boca abajo en la mesa o en el suelo. Tomen turnos para dar vuelta dos tarjetas y tratar de encontrar las que sean iguales. Cuando alguien encuentre el par, deberá decir cómo la ordenanza que se muestra en la tarjeta nos ayuda a permanecer cerca de nuestro Padre Celestial.