La enseñanza de Para la Fortaleza de la Juventud

El trabajo y la autosuficiencia


A medida que los jóvenes y los niños aprenden a trabajar arduamente y a ser autosuficientes, se preparan para “contribuir al mundo en el que viven” (Para la Fortaleza de la Juventud, 2011, pág. 40).

En las páginas 56–57 de este ejemplar, Randall L. Ridd, Segundo Consejero de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes, habla de lo que él aprendió cuando trabajaba en la construcción con su papá. Explica la importancia de trabajar arduamente, con una buena actitud, y de edificar el reino del Señor. El hermano Ridd nos recuerda: “Entonces, ¿quién necesita trabajar? ¡Todos nosotros! El trabajo es la base de la autosuficiencia, los logros y el gozo en esta vida. Cuando trabajen con ánimo, todos a su alrededor levantarán una rica cosecha gracias a las semillas que ustedes plantaron”.

Sugerencias para enseñar el tema a los jóvenes

  • En el folleto Para la Fortaleza de la Juventud, dice: “Fíjate metas elevadas y ten la disposición de trabajar arduamente para alcanzarlas” (pág. 40). Podría mirar, junto con sus hijos, el video de los mensajes mormones para jóvenes “Una obra en progreso” (vea los videos de El Matrimonio y la Familia en mormonchannel.org/come-follow-me). Luego trabajen juntos para establecer algunas metas y hacer planes para alcanzarlas.

  • El trabajo es mucho más fácil cuando tenemos una actitud positiva. Lean “Mover tubos con los zapatos llenos de lodo”, en las páginas 58–59 de este ejemplar y hablen sobre cómo su actitud afecta el trabajo que hacen.

  • “Una forma de ociosidad es pasar una cantidad excesiva de tiempo en actividades que te alejen del trabajo productivo, tales como el uso de internet, jugar videojuegos y mirar televisión” (Para la Fortaleza de la Juventud, pág. 40). Pregunte a sus hijos cuáles son los beneficios y los peligros de internet, los videojuegos y la televisión. ¿Cuándo se convierten esas herramientas en distracciones? ¿Cuáles son las bendiciones del trabajo productivo? Para ayudar a sus hijos a percibir esas bendiciones, considere dejar de lado toda la tecnología por un tiempo y trabajar juntos en un proyecto.

Sugerencias para enseñar el tema a los niños

  • El trabajo misional es difícil, y aprender a ser autosuficientes ayudará a los niños a prepararse para ese trabajo. Junto con sus hijos, haga una lista de las tareas del hogar que los misioneros deben saber hacer (por ejemplo: lavar ropa, cocinar, limpiar). Luego hagan algunas de esas tareas.

  • En su artículo, el hermano Ridd nos recuerda que “el trabajo más importante es la obra de Dios”. ¿Cómo puede su familia hacer avanzar la obra del Señor? Piensen en alguna actividad que podrían realizar juntos y que ayudaría a otras personas a acercarse a Cristo.

  • Una parte de ser autosuficientes es aprender a administrar el dinero. Enseñe a sus hijos los principios de establecer un presupuesto y la importancia de que el diezmo sea parte de ese presupuesto.