La familia de Nefi viajó en el desierto durante ocho años. Al fin, llegaron a un lugar hermoso. Estaba cerca del mar y tenía mucha fruta y miel para comer. ¡Todo el mundo estaba muy contento!

Pero su viaje no había terminado. El Padre Celestial le dijo a Nefi que construyera un barco y le mostró cómo debía ser. Prometió que el barco los llevaría a una maravillosa tierra nueva.

Primero, Nefi hizo las herramientas, y después comenzó a construir. Lamán y Lemuel, los hermanos de Nefi, se quejaron y no creían que pudiera construir un barco.

Nefi sabía que su familia podía confiar en el Padre Celestial.

Cuando se terminó el barco, la familia de Nefi comenzó el viaje en el océano. Un día, Lamán y Lemuel se enojaron con Nefi y lo ataron. Se desató una gran tormenta que echó el barco hacia atrás. Los hermanos se arrepintieron, y Nefi guió el barco a salvo.

Por fin, la familia de Nefi llegó a la costa de una nueva tierra. Nefi y su familia se sentían felices porque sabían que el Padre Celestial los había guiado allí.

¡El Padre Celestial siempre cumple Sus promesas!