Cuaderno de la conferencia de octubre de 2015

Imprimir Compartir

    A medida que repase los discursos de la Conferencia General de octubre de 2015, puede utilizar estas páginas (y los cuadernos de la conferencia de futuros ejemplares) para ayudarle a estudiar y aplicar las enseñanzas recientes de los profetas y apóstoles vivientes, así como de otros líderes de la Iglesia.

    “Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho… sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (D. y C. 1:38).

    Puntos doctrinales destacados

    Honrar el día de reposo

    “Honrar el día de reposo es una forma de rectitud que bendecirá y fortalecerá a la familia, nos conectará con nuestro Creador y aumentará la felicidad. El día de reposo nos puede ayudar a separarnos de lo frívolo, lo inapropiado y lo inmoral; nos permite estar en el mundo, pero sin ser del mundo… Santificar de verdad el día de reposo nos protege de las tormentas de la vida. Es también una señal de devoción hacia nuestro Padre Celestial”.

    Élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “Organizar el barco al estilo Bristol: Sean dignos de entrar en el templo, en las buenas y en las malas épocas”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 41–42.

    Una promesa profética

    Él aprecia su servicio

    “Sea cual sea su llamamiento… quizás a veces hayan sentido que el Padre Celestial no los tenía en cuenta. Ustedes pueden orar para conocer Su voluntad, y si tienen el deseo sincero de hacer lo que sea que Él les pida que hagan, recibirán una respuesta.

    “El Padre Celestial les permitirá sentir que Él los conoce, que Él aprecia su servicio y que están llegando a ser dignos del recibimiento que tanto desean oír del Señor: ‘Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor’” [Mateo 25:23].

    Presidente Henry B. Eyring, Primer Consejero de la Primera Presidencia, “No están solos en la obra”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 82.

    En busca de paralelismos

    Para los miembros adultos solteros

    Esto es lo que dijeron tres discursantes en cuanto al estar solteros:

    • “El ahora es parte de la eternidad; ¡no comienza solamente después de la muerte! La fe y la esperanza abrirán tus ojos para ver la felicidad que está delante de ti ahora”. —Presidente Dieter F. Uchtdorf, “Un verano con la tía abuela Rosa”, pág. 19.

    • “Otra aflicción dolorosa es la condición de no estar casado. Aquellos que se encuentran en esa situación deben recordar que nuestro Salvador también sufrió ese tipo de dolores y que, por medio de Su expiación, Él nos brinda la fuerza para soportarlos”. —Élder Dallin H. Oaks, “Fortalecidos por la expiación de Jesucristo”, pág. 63.

    • “Sean pacientes. Esperen en el Señor. Testifico que el Señor conoce sus deseos y los ama por la fiel devoción que le demuestran; Él tiene un plan para ustedes, aquí o en la próxima vida. Escuchen a Su Espíritu… En esta vida o en la venidera, Sus promesas se cumplirán”. —Élder Robert D. Hales, “Cómo enfrentar los desafíos del mundo actual”, pág. 46.

    Grandes relatos de la conferencia

    ¿Qué mejor que un gran relato para captar nuestra atención? Los siguientes son dos de los muchos relatos que se compartieron durante la conferencia:

    • ¿Qué nos enseñan Chloe y su asiento de seguridad acerca del amor y el observar los mandamientos? —Véase de Carole M. Stephens, “Si me amáis, guardad mis mandamientos”, pág. 118.

    • ¿Cómo podemos, al igual que el padre de Pablo, ayudar a nuestros hijos a entender el Evangelio? —Véase de Bradley D. Foster, “Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde”, pág. 50.

    Cumplir con las normas del Señor

    “Hermanas, Satanás ha levantado en nuestros días un estandarte al estilo de Korihor… ¿Cuáles son algunas de sus herramientas? Novelas románticas seductoras, telenovelas, mujeres casadas conectándose con antiguos novios en las redes sociales, y la pornografía… No podemos jugar con los dardos ardientes de Satanás y no quemarnos…

    “Cuando vemos, leemos o experimentamos cualquier cosa que está por debajo de las normas de nuestro Padre Celestial, eso nos debilita. Sin importar la edad que tengamos, si lo que vemos, leemos, escuchamos o elegimos hacer no va de acuerdo con las normas del Señor que están en Para la Fortaleza de la Juventud, apáguenlo, rómpanlo, tírenlo, evítenlo y cierren la puerta”.

    Linda S. Reeves, Segunda Consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro, “Dignas de las promesas prometidas”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 10.

    Para leer, ver o escuchar los discursos de la conferencia general, visite conference.lds.org.