Respuestas de líderes de la Iglesia

Cómo hallar gozo

Por el élder Dallin H. Oaks

Del Cuórum de los Doce Apóstoles

De un discurso de la Conferencia General de octubre de 1991.

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

Hermanos y hermanas, jóvenes y adultos, ruego que cada uno de ustedes recuerde que la maldad nunca fue felicidad y que el pecado conduce a la miseria. Jóvenes, no busquen la felicidad en las atractivas pero corruptas cosas del mundo; no podemos lograr la felicidad duradera tratando de obtener lo equivocado. Alguien dijo una vez: “Nunca se puede obtener suficiente de lo que uno no necesita, porque lo que no se necesita no nos dará satisfacción”.

Jóvenes y adultos, alejen los ojos y el corazón de los mensajes negativos de los medios de difusión. No hay felicidad en el alcohol ni en las drogas, solo esclavitud. No hay felicidad en la violencia, solo dolor y pesar. No hay felicidad en las relaciones sexuales ni en las familiaridades físicas ajenas a los lazos del matrimonio, sino solo degradación y un aumento del impulso que conduce a la muerte espiritual.

No hay felicidad duradera en lo que poseemos; la felicidad y el gozo resultan de lo que la persona es y no por lo que posee o lo que aparente ser. Jóvenes, aférrense firmemente a sus normas; estudien y utilicen ese folleto salvador titulado Para la Fortaleza de la Juventud.

La rectitud fomenta la rectitud; los efectos de los ejemplos rectos son palpables en las generaciones venideras. Los padres buenos producen jóvenes que serán padres buenos. Así como muchos de nosotros hemos sido fortalecidos por los nobles ejemplos de nuestros antepasados pioneros en muchos países, así también las buenas decisiones que tomemos y los sacrificios que hagamos hoy día bendecirán a nuestros familiares, amigos y países en todos los años futuros.

Testifico de la felicidad duradera y del gozo máximo de aquellos que ejercen la fe en Dios y guardan Sus mandamientos. Espero que todos busquen el gozo que se logra al guardar los mandamientos de Dios y al ser una buena influencia para beneficio de nuestros seres queridos.