Cuaderno de la conferencia de octubre de 2015

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

A medida que repase los discursos de la Conferencia General de octubre de 2015, puede utilizar estas páginas (y los cuadernos de la conferencia de futuros ejemplares) para ayudarle a estudiar y aplicar las enseñanzas recientes de los profetas y apóstoles vivientes, así como de otros líderes de la Iglesia.

“Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho… sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (D. y C. 1:38).

Puntos doctrinales destacados

La expiación de nuestro Salvador

the Good Samaritan

El Buen Samaritano, por Walter Rane; Insignia de iStock/Thinkstock

“La expiación del Salvador hace más que garantizarnos la inmortalidad mediante una resurrección universal y [brindarnos] la oportunidad de ser limpios del pecado por medio del arrepentimiento y del bautismo. Su expiación también nos brinda la oportunidad de acudir a Él, quien ha sufrido todas las dolencias de la vida terrenal, para darnos la fuerza a fin de sobrellevar las cargas de esta vida. Él conoce nuestra angustia y desea ayudarnos. Así como el buen samaritano, cada vez que nos encuentre lastimados a la orilla del camino, Él vendará nuestras heridas y nos cuidará (véase Lucas 10:34). El poder sanador y fortalecedor de Jesucristo y de Su expiación es para todos los que [lo] pidamos”.

Élder Dallin H. Oaks, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “Fortalecidos por la expiación de Jesucristo”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 64.

Una promesa profética

Podemos elegir creer

President Dieter F. Uchtdorf

“Hermanos, testifico que aun en los momentos más difíciles, el Salvador les dirá a ustedes lo que le dijo a un ansioso padre en una calle llena de gente en Galilea: ‘No temas, cree solamente’.

“Podemos elegir creer,

“ya que en la creencia, descubrimos la aurora de la luz;

“descubriremos la verdad;

“encontraremos paz.

“A causa de nuestra creencia, nunca tendremos hambre, nunca tendremos sed. Los dones de la gracia de Dios nos permitirán ser fieles a nuestra fe y llenarán nuestra alma como ‘una fuente de agua que brote para vida eterna’ [Juan 4:14]. Experimentaremos un gozo verdadero y perdurable”.

Presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, “No temas, cree solamente”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 79.

Crear un lema familiar

Basándose en su “conocimiento de la misericordia y el poder del Señor”, la familia de la hermana Neill F. Marriott eligió “Todo saldrá bien” como lema familiar. Ustedes podrían hablar en su propia familia de cómo les fortalece el Salvador, y entonces crear su propio lema familiar. (Véase de Neill F. Marriott, “Entregar nuestro corazón a Dios”, pág. 30).

Respuestas para las mujeres

women walking to church

Cada conferencia, los profetas y apóstoles dan respuestas inspiradas a preguntas que los miembros de la Iglesia puedan tener. Utilice el ejemplar de noviembre de 2015 o visite conference.lds.org para encontrar las respuestas a estas preguntas:

Usted no es una causa perdida

Elder Allen D. Haynie

“… no importa qué pecados hayamos cometido ni cuán profundo nos hayamos hundido en ese hoyo proverbial…

“Lo que importa es que Cristo está abogando nuestro caso ante el Padre… Eso es lo que verdaderamente importa y lo que debe darnos a todos una esperanza y determinación renovadas para intentarlo una vez más, porque Él no nos ha olvidado.

“Testifico que el Salvador jamás se alejará de nosotros cuando lo buscamos con humildad para arrepentirnos; Él nunca nos considerará una causa perdida, ni nunca dirá: ‘Ay, no, ¡otra vez tú!’. Nunca nos rechazará porque no logramos entender cuán difícil es evitar el pecado. Él lo entiende todo perfectamente…

“El arrepentimiento… [tiene] el poder de levantar cargas y reemplazarlas con esperanza”.

Élder Allen D. Haynie, de los Setenta, “Recordemos en quién hemos confiado”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 122–123.

Para leer, ver o escuchar los discursos de la conferencia general, visite conference.lds.org.