Seguir a los profetas y a los apóstoles

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

Dios llama a profetas y apóstoles para enseñarnos lo que Él quiere que sepamos. En las Escrituras podemos leer en cuanto a profetas como Noé, Nefi y José Smith, al igual que sobre apóstoles como Pedro o Pablo. ¡También tenemos profetas y apóstoles en la actualidad!

¿Qué es un “profeta, vidente y revelador”?

Un profeta habla por Dios.

Un vidente puede ver el pasado, el presente y el futuro.

Un revelador revela (o nos muestra) la voluntad de Dios.

  • Todos los miembros de la Primera Presidencia son profetas, videntes y reveladores. También lo son todos los apóstoles.

  • Solamente el Presidente de la Iglesia tiene la autoridad de Dios para dirigir toda la Iglesia.

  • ¿Cuántos profetas, videntes y reveladores vivientes tenemos en total?

12 15 2 1

Respuesta: 15

¿Por qué es importante seguir al profeta?

Un profeta es como alguien que está mirando desde una torre (véase también la pág. 38). Puede ver el peligro que viene y nos dice cómo permanecer a salvo. Nos ayuda a seguir a Jesucristo.

¿Qué nos ha pedido nuestro profeta que hagamos?

Nuestro profeta en la actualidad es el presidente Thomas S. Monson. Las siguientes son algunas cosas que nos ha pedido que hagamos:

  • Seguir el ejemplo de Jesús y amar a todo el mundo.

  • Pagar el diezmo y donar al fondo misional.

  • Evitar las películas, la televisión y otros medios de entretenimiento o multimedia que sean malos.

  • Poner una fotografía del templo en cada habitación.

  • Estudiar los discursos de la conferencia general.

  • Visitar a los ancianos y ser buenos vecinos.

Elige una cosa de la lista que podrías hacer este mes. ¿Qué harías?