Voces de los Santos de los Últimos Días

Enséñales a leer el Libro de Mormón

Emilien Rioux

Emilien Rioux, Quebec, Canadá

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

Durante el tiempo que prestamos servicio en la Misión Suiza Ginebra, fui llamado y apartado como presidente de rama y mi esposa fue llamada para ser la presidenta de la Sociedad de Socorro. Juntos trabajamos con todas nuestras fuerzas con el fin de vigorizar la rama que luchaba por mantenerse a flote. A pesar de que había sido organizada en la década de 1960, en la rama no había habido bautismos en muchos años y en quince años no se había enviado a ningún misionero al campo.

Era evidente que necesitábamos la ayuda del Señor a fin de hallar soluciones a las numerosas dificultades que la rama afrontaba. Después de orar en cuanto a los retos de la rama, el Espíritu del Señor me dijo: “Enseña a los miembros a leer el Libro de Mormón y tendrás éxito”.

De inmediato, hicimos planes para que todos los miembros se pusieran la meta de empezar a leer el Libro de Mormón,

y obtuvimos extraordinarios resultados: La paz y el Espíritu regresaron a la rama; familias nuevas se unieron a la Iglesia; un joven salió a la misión motivado por su deseo de servir; varios matrimonios se fortalecieron y las familias estrecharon sus vínculos. Esa rama continúa progresando hoy en día.

Nosotros y los miembros de la rama fuimos testigos del poder milagroso del Libro de Mormón. Verdaderamente es la clave de nuestra religión y de nuestro testimonio del Evangelio y de Jesucristo. Lo apreciamos con todo el corazón. Es una fuente de conocimiento interminable e inalterable.

Esa experiencia nos enseñó que el Libro de Mormón es el medio más seguro para ayudar a nuestros hermanos y hermanas a salir de las tinieblas espirituales que cubren la tierra. Ese libro trae paz, gozo, felicidad y un fuerte deseo de seguir al Salvador Jesucristo.