Cómo encontrar paz: 4 maneras (más) de utilizar el lema de la Mutual para 2018

Por Chase Wheatley

Revistas de la Iglesia

Imprimir Compartir
    líderes de los jóvenes

    El lema de la Mutual para 2018 enseña a los jóvenes acerca de la paz que pueden recibir de Jesucristo. El lema proviene de Doctrina y Convenios 19:23, donde el Señor invita: “Aprende de mí y escucha mis palabras; camina en la mansedumbre de mi Espíritu, y en mí tendrás paz”. ¡Qué mensaje tan poderoso! Aquí hay cuatro maneras divertidas de utilizar el lema de la Mutual para fortalecer a los jóvenes en medio de tiempos difíciles.

    1. Ejercicios de apertura

    Al incluir el lema al comienzo de la Mutual, usted puede marcar el tono de toda la actividad. Antes de cada actividad, puede asignarle a un joven o a una jovencita que elijan un pasaje de las Escrituras que se relacione con Doctrina y Convenios 19:23 y que lo presenten al grupo. También podría reservar tiempo durante los ejercicios de apertura para estudiar los versículos que rodean al versículo 23, a fin de entender su contexto.

    2. “Escucha mis palabras”

    Esta actividad ofrece un divertido y desafiante giro a la idea de actividad culinaria que se da en “Usted, los jóvenes y el lema de la Mutual” (Liahona, enero de 2018). Elija una receta y haga que una persona la lea mientras los jóvenes la escuchan y siguen las instrucciones para preparar el platillo. Luego, reproduzca música fuerte periódicamente mientras la persona que lee está hablando, para que sea más difícil oír las instrucciones. Anime al que lee a continuar leyendo la receta y a no repetir las instrucciones. Después de la actividad, hablen de cómo el permitir que el mundo ahogue las palabras de Cristo hace que sea más difícil seguirlo.

    3. “Aprende de mí”

    Esta actividad les enseñará a los jóvenes cómo encontrar paz al estudiar la vida de Cristo de una manera interesante y espiritual. En los pasillos del centro de reuniones de su barrio (o en cualquier otro lugar adecuado), habrá varios puestos en los que tendrá fotos/objetos que representen algunos de los factores de estrés de la vida de los jóvenes, cosas como las tareas escolares, guerras/rumores de guerras, personas poco amables, etc. Cada puesto debería estar en el pasillo, fuera de un salón de clase. En cada puesto, permita que los jóvenes compartan algunos de sus sentimientos y experiencias sobra la manera en que los afecta ese factor de estrés en particular. Luego, abra la puerta del salón junto al cual se encuentra el puesto. (Incluso podría haber una pintura de Cristo colocada en la puerta). Dentro del salón, debe haber otro puesto con un video/pasaje de las Escrituras/mensaje acerca de una parte de la vida y las enseñanzas de Cristo que ayudará a brindar paz en relación con el factor de estrés que se encuentra en el pasillo. Tres de estos puestos compuestos por dos partes (una en el pasillo, la otra en el salón de clase) deberían poder proporcionar una actividad completa.

    4. “En mí tendrás paz”

    Vayan “cantando villancicos por la paz” como grupo de la Mutual. Aunque el salir a cantar villancicos se suele reservar para Navidad, es una gran actividad para cualquier época del año. Piense en algunas familias a las que usted sabe que les vendría bien un poco de estímulo espiritual y luego vayan hasta sus casas con algún postre y algunos himnos que puedan cantar. Los himnos invitan al Espíritu, que también aporta una medida adicional de paz.