¿Cómo dirijo una reunión?

Michael R. Morris


person writing in notebook

Ilustración por Scott Greer.

Ya tienes 12 años y has pasado de la Primaria a las Mujeres Jóvenes o al Sacerdocio Aarónico. Todo va muy bien, y te encantan algunas de las cosas nuevas que haces. Pero, has descubierto que este cambio también trae nuevas responsabilidades. Una de ellas que tal vez sea un poco intimidante para ti es que ahora quizás te pidan que dirijas reuniones.

Dependiendo de qué reunión tengas que dirigir (una actividad de la Mutual, la reunión del domingo, la reunión de presidencia de clase o del quórum) lo que tengas que hacer y los temas que se han de tratar pueden ser un poco diferentes, pero aquí hay algunas ideas y normas generales que puedes considerar al cumplir con esa responsabilidad:

  • Prepara una agenda que indique lo que sucederá en la reunión. Pregunta a los líderes si tienen el formato de una agenda que puedas llenar.

  • Escoge música que invite al Espíritu.

  • Planifica las oraciones para comenzar y para terminar.

  • Si es posible, haz las asignaciones con anticipación.

  • Llega temprano y asegúrate de que todo esté listo.

  • Anuncia quiénes ofrecerán las oraciones, quién dirigirá la música, quién enseñará y quiénes harán otras cosas en la reunión.

  • Dirige con reverencia y permite que el Espíritu te guíe. Sé un buen ejemplo para los otros jóvenes que asisten a la reunión.

Aprender a dirigir una reunión puede ser un poco intimidante al principio, pero será más fácil cuanto más lo hagas, y te ayudará a adquirir ciertas destrezas que necesitarás como futuro líder de la Iglesia.