Carol F. McConkie


Desde joven, Carol Foley McConkie tenía el “deseo de ir al templo”. Ese enfoque ha guiado sus acciones durante toda su vida.

Nació en abril de 1952 en Spokane, Washington, EE. UU., y es hija de Williams y Joanne W. Foley. La hermana McConkie era muy pequeñita cuando los misioneros golpearon la puerta de sus padres en Wilmington, Delaware, y le presentaron a su familia el Evangelio. Sus padres rápidamente aceptaron las enseñanzas a pesar de la oposición y de tener que hacer cambios en su estilo de vida.

De niña, atravesó el país en tren con su familia para sellarse en el Templo de Manti, Utah.

“Fue una experiencia muy dulce”, contó. “Recuerdo vestirme de blanco y cuán importante fue para mi familia. Fue una experiencia magnífica y, aunque era pequeña, recuerdo los sentimientos que experimenté, los destellos de blanco y la belleza de aquel día. Esa experiencia hizo nacer en mí el deseo de que el templo estuviera siempre en mi vida”.

El templo se convirtió en un faro de esperanza durante épocas de pruebas y cuando ya tenía su propia familia.

Conoció a su esposo, Oscar Walter McConkie III, mientras ambos eran alumnos de la Universidad Estatal de Arizona. La hermana McConkie obtuvo una licenciatura en enseñanza de inglés. Se casaron el 22 de diciembre de 1973 en el Templo de Mesa, Arizona , y tienen siete hijos.

Cuando fue llamada como primera consejera de la Presidencia General de Mujeres Jóvenes, la hermana McConkie prestaba servicio en la mesa general de las Mujeres Jóvenes. La mayor parte de su vida de servicio en la Iglesia la ha pasado en llamamientos que implican enseñar y como presidenta de Mujeres Jóvenes de barrio y consejera en presidencias de la Sociedad de Socorro y la Primaria de barrio. Prestó servicio junto a su esposo mientras él presidía la Misión California San José de 2005 a 2008.