Acerca del CCM de Sudáfrica

Exterior del CCM de Sudáfrica

El CCM de Sudáfrica abrió sus puertas el 24 de julio de 2003. El primer grupo al entrar fue de 14 misioneros. El primer presidente del CCM fue Jerry McCleary, de Salt Lake City, hábilmente asistido por su esposa, la hermana Shirla McCleary. Mark Mocke ha sido el Gerente de operaciones y capacitación desde la apertura y fue capacitado por Brett Stimpson, del CCM de Provo. La apertura del CCM fue presidida por el Presidente de Área del Área Sudáfrica Sudeste en ese momento, el élder Robert C. Oaks, de los Setenta.

Desde entonces ha habido varios presidentes del CCM que han servido con su respectiva esposa, incluso Kenneth y Muriel Armstrong, John y Marsha Hill, Richard y Judy Cannon, Dean y Elaine Christensen, y actualmente Kenneth y Janet Reber.

El CCM en Sudáfrica es pequeño en comparación con los demás CCM (la capacidad es de 38), pero tiene la reputación de ser un CCM donde todos los misioneros son bien conocidos por el presidente y su esposa, el personal y los maestros para ayudarles a sentirse bien cuidados y amados. Este amor y atención crea el ambiente ideal para el aprendizaje y progreso. Los misioneros también forman lazos perdurables con los otros misioneros en el CCM. En promedio, el CCM de Sudáfrica capacita alrededor de 30 misioneros por llegada y se divide en tres distritos. En 2009 se llegó al hito significativo de 1.000 misioneros que se capacitaron en el CCM de Sudáfrica.

El CCM comparte un edificio con la Misión Sudáfrica Johannesburgo y se encuentra cerca del centro de reuniones Roodepoort, donde se reúnen algunos de los barrios de dos estacas diferentes. Las instalaciones deportivas incluyen una cancha de voleibol de arena, así como una cancha de baloncesto al aire libre. El campo de fútbol está en fase de planificación.

Clima

El clima en Johannesburgo es templado. Los veranos son calurosos con una temperatura media de 24° C (75° F) y tormentas recurrentes y los inviernos son suaves con una temperatura media de 13° C (55° F). Las temperaturas muy bajas se producen raras veces. Un promedio de 71 cm de lluvia caen al año, pero este número varía bastante y las sequías son comunes.

Enciclopedia Britannica Online, bajo el título “Johannesburg”, a la cual se accedió el 25 de junio de 2012.