Julio: Puedo seguir el ejemplo de Jesucristo

"Julio: Puedo seguir el ejemplo de Jesucristo," Bosquejo de la Presentación por los niños en la reunión sacramental y del Tiempo para compartir 2010, (2009),


Complemente las ideas que aquí se brindan con algunas propias. Planifique formas de identificar la doctrina para los niños y ayudarles a comprenderla y aplicarla en su vida. Pregúntese: “¿Qué harán los niños para aprender y cómo puedo ayudarles a sentir el Espíritu?”.

Jesús dijo: “Ven, sígueme” (Lucas 18:22).

Semana 1: Jesucristo siempre obedeció a nuestro Padre Celestial.

Identifique la doctrina (leer pasajes de las Escrituras): Prepare cinco pedazos de papel que tengan una de las siguientes palabras por un lado y el pasaje de las Escrituras correspondiente por el otro: No (Moisés 4:2); se haga (Lucas 22:42); mi voluntad (3 Nefi 27:13); sino (Juan 6:38); la tuya (Juan 4:34). Divida a los niños en cinco grupos y dé a cada grupo uno de los pedazos de papel. Explique que todos estos pasajes de las Escrituras tienen un mensaje similar en cuanto a la forma en que Jesucristo vivió Su vida. Invite a los maestros a ayudar a los niños a comprender el mensaje de su pasaje de las Escrituras. Pida a cada grupo que dé un informe de lo que aprendieron al mismo tiempo que coloquen su papel en la pizarra. Invítelos a ayudarle a ordenar correctamente las palabras y a leer la oración juntos.

Fomente la aplicación de la doctrina (elaborar una cadena de papel): Permita que los niños sugieran formas en que pueden seguir el ejemplo de Jesucristo de obedecer los mandamientos de nuestro Padre Celestial. Pida a cada niño que escriba o dibuje una idea en una tira de papel y luego conecte las tiras de manera que formen una cadena de papel. Señale que tal como la cadena se hizo más grande con cada acto de obediencia, nuestra fe crecerá cada vez que obedezcamos.

Semana 2: Jesucristo anduvo haciendo bienes.

Promueva el entendimiento (ver y analizar láminas): Muestre a los niños un par de sandalias de piel (o una lámina que muestre a Jesús con sandalias). Explique que Jesús, con calzado como éste, anduvo haciendo bienes. Escriba lo siguiente en la pizarra: “…anduvo haciendo bienes… porque Dios estaba con él” (véase Hechos 10:38). Pida a los niños que repitan esta frase junto con usted. Coloque láminas alrededor del aula que representen los siguientes acontecimientos: Jesús bendice a los niños (véase 3 Nefi 17:21–24), Jesús sana al ciego (véase Juan 9:1–17), Jesús levanta a la hija de Jairo de entre los muertos (véase Mateo 9:18–19, 23–25) y Jesús alimentando a los 5 mil (véase Juan 6:5–14). Pida a los niños que hagan de cuenta que se ponen sandalias; luego pídales que caminen hacia una lámina. Invite a varios niños a describir lo que Jesús está haciendo en la lámina. Pídales que repitan la frase “anduvo haciendo bienes porque Dios estaba con él” antes de caminar hacia la siguiente lámina. Repitan con cada lámina.

Semanas 3 y 4: El ejemplo de Jesucristo me enseña cómo vivir.

Promueva el entendimiento (leer pasajes de las Escrituras y cantar canciones): Escriba en la pizarra dos listas que no tengan ningún orden específico: una lista de pasajes de las Escrituras en que Jesús nos da el ejemplo a seguir y una de canciones que se relacionen con esos pasajes de las Escrituras. Divida a los niños en grupos y dé a cada grupo una lámina que represente uno de los acontecimientos de las Escrituras que usted incluyó en la lista. Diga a cada grupo que correlacione la lámina que tiene con un pasaje de las Escrituras y con una canción de la pizarra. Pida a un grupo a la vez que muestre su lámina, que explique el ejemplo que Jesús nos dio y que dirija al resto de la Primaria en cantar la canción. Considere utilizar lo siguiente:

  • El niño Jesús en el templo, Lucas 2:42–49, “Buscaré al Señor” (CN, pág. 67).

  • Juan el Bautista bautiza a Jesús, Mateo 3:13–17, “El bautismo” (CN, págs. 54–55).

  • Por tanto, id, Mateo 28:19–20, “Llevaremos Su verdad al mundo” (CN, págs. 92–93).

  • Jesús sana a los nefitas, 3 Nefi 17:7–9, “Contigo iré” (CN, págs. 78–79).

Testifique que Jesucristo es el único ejemplo perfecto a seguir.

Promueva el entendimiento (leer un pasaje de las Escrituras): Recorte un corazón de papel y escriba en él Amad a otros. Póngalo dentro de sus Escrituras en Juan 13:34. Invite a un niño a hojear sus Escrituras para que encuentre el corazón. Explique que en este pasaje de las Escrituras Jesús nos enseña cómo desea que tratemos a los demás. Pida a los niños que busquen Juan 13:34 en sus propios ejemplares de las Escrituras, y que luego lo lean todos juntos. Considere dar a cada niño un corazón de papel que tenga el pasaje de las Escrituras para que lo pongan dentro de sus Escrituras, e invítelos a compartir esta actividad con su familia.

Fomente la aplicación de la doctrina (cantar una canción y expresar sentimientos): Pida a los niños que formen uno o más círculos. (Si no hubiera suficiente espacio disponible, pida a una fila de niños que se voltee de manera que quede frente a otra fila). Dé a cada grupo un botón que tenga un hilo ensartado y cuyas puntas estén amarradas la una a la otra; Mientras canten “Amad a otros” (CN, pág. 74), pida a los niños que deslicen el botón por el hilo; detenga la música en un momento escogido al azar y pida al niño (o niños) que tenga(n) el botón que comparta(n) una forma en que podría(n) mostrar amor a los demás. Para finalizar, invite a varios niños a compartir una experiencia en la que otra persona les haya demostrado amor.

Ayudas para el líder de la música

A fin de ayudar a los niños a aprender “Venid a mí” (Himnos, Nº 61), considere lo siguiente:

  • Anime a los niños a seguirle conforme usted se toca la nariz, se da un apretón de manos y cruza los brazos. Dígales que seguimos a Jesús cuando hacemos las cosas que Él hizo. Pídales que lleven el ritmo de la canción golpeando dos dedos de una mano contra la palma de la otra mientras escuchan la música.

  • Prepare huellas que tengan escrita la letra de la canción. Invite a los niños a poner las huellas en la pizarra una a la vez mientras usted canta y ellos hacen el eco de cada frase. Disponga las huellas de manera que se dirijan a una lámina del Salvador.

Canción: “Venid a mí”

(Himnos, Nº 61)

“Venid a mí”,

mandó Jesús.

Andemos en

divina luz;

sólo así,

por Su poder,

uno con Dios

podemos ser.

Los líderes de la música pueden lograr que los niños participen en el aprendizaje de la doctrina de la canción conforme los niños relacionen las palabras, la música y las ayudas visuales. En las semanas subsiguientes, los niños podrían ir quitando las huellas hasta que se hayan aprendido la canción. Huellas disponibles en LDS.org

No se haga mi voluntad sino la tuya

Identificar la doctrina

Cuando realice una actividad, identifique claramente la doctrina que esté enseñando, ya que esto ayuda a los niños a comprenderla y aplicarla mejor. Tiras de papel disponibles en LDS.org

Consejo práctico: El movimiento durante la Primaria ayuda a que los niños participen activamente y pongan atención. Adapte las actividades para que se acomoden al tamaño de su Primaria. Por ejemplo, si la Primaria es grande, en la semana 2 quizá sea necesario caminar en su lugar en vez de caminar a las láminas.

Consejo práctico: Los niños aprenderán más eficazmente cuando se utilicen una variedad de métodos de enseñanza. Por ejemplo, en la semana 2, los niños identifican la doctrina, ven láminas y realizan una actividad física que se relaciona con la doctrina.

Amad a otros