Debemos seguir al profeta viviente

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 40–42


OBJETIVO

Que los jóvenes tomen la resolución de seguir el consejo del profeta ordenado por Dios.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

    2. b.

      Una fotografía del profeta viviente.

    3. c.

      Un candado con llave o combinación (optativo).

  2. 2.

    Consiga una copia de un discurso dado por el profeta viviente en una conferencia general reciente. Estudie y prepare algunas enseñanzas específicas dadas por el profeta que tengan significado especial para los miembros de la clase.

  3. 3.

    Asigne a un joven para que lea Amos 3:7 y haga un breve comentario acerca de lo que este pasaje significa para él.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

Introducción

Lección práctica (optativa)

Dé la oportunidad a algunos o a todos los jóvenes de la clase de tratar de abrir el candado sin la llave o la combinación correctas. Luego pregúnteles por qué no pudieron abrirlo. Probablemente le dirán que a menos que tengan la llave o conozcan la combinación, no podrán abrirlo. Explique que las instrucciones inspiradas del profeta son como una llave o combinación, ya que ellas nos revelan la voluntad del Señor. El profeta nos ayuda a conocer el camino que conduce a la salvación y a la vida eterna.

Citas

Como siervo del Señor, el profeta recibe “luz, verdad y revelación de El... para proclamar Sus verdades” y para “dar consejo y dirección a los santos y al mundo” (Joseph Fielding Smith, “Consejo a los santos y al mundo”, Liahona, diciembre de 1972).

El élder David B. Haight, del Consejo de los Doce Apóstoles, hizo hincapié en la forma en que el Profeta nos guía: “Su voz se convierte en la voz de Dios para revelar nuevos programas, nuevas verdades, nuevas soluciones... El debe tener el valor suficiente para declarar la verdad, aun cuando vaya en contra de las opiniones de la mayoría de las personas... Debe estar seguro de su llamamiento divino, de su ordenación celestial y de su autoridad para llamar a otros a servir, para ordenar y para conferir las llaves de autoridad que abren cerraduras eternas” (“Come, Listen to a Prophet’s Voice”, en Speeches of the Year, 1976 [Provo: Brigham Young University Press, 1977], pág. 291).

El Señor revela Su voluntad por medio de Su profeta

Análisis e informe de pasajes de las Escrituras

Pida a los jóvenes que abran la Biblia en Amos 3:7, y solicite al joven asignado que lea ese versículo y comente en cuanto a lo que significa para él.

Lea y analice con la clase Doctrina y Convenios 1:38.

  • ¿Qué voz representa la voz del Señor? (La voz del profeta, la del presidente de estaca, la del obispo.)

Explique que tanto este pasaje de las Escrituras, al igual que otros, nos dicen que el Señor siempre ha hablado por medio de Sus profetas y continuará haciéndolo. En 1829, el Señor le dijo a José Smith: “...esta generación recibirá mi palabra por medio de ti” (D. y C. 5:10). Cuando la Iglesia fue organizada en 1830, José Smith recibió otra revelación en la cual se le comunicaba que sería llamado “vidente,... profeta, apóstol de Jesucristo, élder de la iglesia por la voluntad de Dios el Padre” (D. y C. 21:1). Este pasaje describe la responsabilidad de todos los profetas que han guiado a la Iglesia desde el momento de su organización hasta el presente. El Señor declaró enfáticamente que las palabras inspiradas de Sus líderes ordenados son Sus palabras:

“Y lo que hablen cuando sean inspirados por el Espíritu Santo... será la voluntad del Señor, será la intención del Señor, será la palabra del Señor, será la voz del Señor y el poder de Dios para salvación” (D. y C. 68:4).

Cita y análisis

Explique que el Señor envía a Sus profetas porque nos ama y desea que regresemos a Su presencia. Un profeta nos enseña la forma en la cual podemos seguir a Cristo y volver a Su lado. El presidente N. Eldon Tanner, quien fuera miembro de la Primera Presidencia, testificó: “He tenido el privilegio de servir junto a cuatro Presidentes de la Iglesia y de ver cómo el Señor actúa por su intermedio. Al verles actuar, uno no puede dudar que son profetas de Dios que nos guían por el camino de la verdad y la justicia y nos ayudan a prepararnos... para alcanzar la vida eterna” (véase “La bendición de un testimonio”, Liahona, febrero de 1981, pág. 8).

  • ¿Por qué es importante que cada uno de nosotros sepa que la voluntad del Señor se manifiesta por medio de sus líderes ordenados?

Cuando seguimos al profeta viviente, somos bendecidos

Presentación de la fotografía

Exhiba la fotografía del profeta viviente y explique que se nos ha mandado específicamente que sigamos sus inspirados consejos.

Explique que el profeta viviente está siempre en comunicación con el Señor para recibir instrucciones pertinentes a los miembros de la Iglesia en esta época. Debido a que cada generación vive bajo condiciones diferentes, en cada una de esas generaciones, el Señor guía a Su Iglesia por medio del profeta viviente.

Cita

“En ésta, la dispensación del cumplimiento de los tiempos, tenemos todas las enseñanzas de todas las otras dispensaciones, además de las que ya se nos han revelado y que nunca han sido reveladas en otras dispensaciones. …

“Sí, creemos en un profeta, vidente y revelador viviente... No dependemos solamente de las revelaciones dadas en el pasado... sino que tenemos un portavoz a quien Dios revela y continuará revelando Su voluntad y Su deseo” (Harold B. Lee, Stand Ye in Holy Places [Salt Lake City: Deseret Book Company, 1975], págs. 161, 164).

Indique que el liderazgo inspirado del profeta viviente ayuda a los miembros de la Iglesia a afrontar las pruebas, a cumplir con sus responsabilidades y a obtener las bendiciones que se reciben al obedecer al Señor.

Actividad en la pizarra

Escriba en la parte superior izquierda de la pizarra: “Las instrucciones del profeta”, y en la parte superior derecha: “Promesas y bendiciones”.

Utilizando uno de los mensajes del profeta, haga que los jóvenes aprecien el interés que éste tiene por ellos haciendo hincapié en las instrucciones específicas y las promesas y bendiciones que en particular se refieran a ellos. Pida a los jóvenes que presten atención al mensaje para que descubran las promesas y bendiciones que éste encierra.

Explique que es posible que no veamos una razón inmediata para seguir el consejo del profeta. Por ejemplo, hace más de 150 años, el Señor reveló por medio del profeta José Smith que el tabaco, el café y el té eran perjudiciales para nuestro organismo. En aquella época, la gente pensaba que esas cosas eran inofensivas y se sorprendieron ante tal revelación. No fue sino hasta hace poco que la ciencia moderna ha confirmado las verdades que un profeta reveló hace tantos años. Los muchos miembros de la Iglesia que han seguido y obedecido la Palabra de Sabiduría han sido bendecidos espiritual y físicamente. De la misma manera, seremos nosotros bendecidos si obedecemos el consejo de nuestro profeta.

Conclusión

Cita y análisis

La hermana Elaine A. Cannon, quien ha dedicado gran parte de su vida a guiar y a enseñar a los jóvenes, dio su testimonio del profeta viviente de la siguiente manera: "Ahora, a medida que él nos habla... es como si el Señor Jesucristo mismo estuviera dirigiéndose a nosotros... Cristo habló muy claramente a otros de Sus hijos hace mucho tiempo cuando dijo: ‘...Bienaventurados sois si prestáis atención a las palabras de estos... que yo he escogido de entre vosotros para ejercer su ministerio en bien de vosotros...’(3 Nefi 12:1). Nuestro sendero se hará más claro, sabremos cuáles son nuestras prioridades... Aunque las opiniones personales varían, los principios eternos nunca cambian. Cuando el profeta habla... se acaba el debate” ("If We Want to Go Up, We Have to Get On”, New Era, enero-febrero de 1979, págs. 40-41).

  • ¿Qué quiso decir la hermana Cannon con la frase: “Cuando el profeta habla, se acaba el debate”?

  • ¿Por qué es ese principio tan importante para nosotros?

Testimonio y cometido

Dé su testimonio acerca de la bendición que gozamos de tener un profeta viviente. Exhorte a cada uno de los jóvenes a escoger una de las instrucciones dadas por el profeta en el mensaje analizado en la lección y a ponerlo en práctica todos los días. Por último, déles el cometido de escuchar atentamente los consejos que el profeta dé en el futuro y los apliquen a diario a las decisiones que tengan que tomar.