23: El orar para obtener guía

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 83–85


OBJETIVO

Que los jóvenes aprendan a buscar y a reconocer la guía de su Padre Celestial.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

    2. b.

      Lápices para marcar las Escrituras.

  2. 2.

    Por lo menos con una semana de anticipación, solicite a dos de los jóvenes que repasen dos o tres veces la conversación dramatizada entre Andrés y Mateo y que estén preparados para presentarla durante la lección.

  3. 3.

    Consiga el videocasete “La Primera Visión” si es posible hacerlo en su región; y si no, repase José Smith—Historia 1:5-20.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

El Señor nos ha dicho cómo recibir guía

Análisis

  • ¿Cuáles son algunas de las decisiones importantes que los jóvenes de su edad tienen que tomar?

  • ¿Cuáles son algunas de las decisiones que tienen que tomar ustedes durante un día normal?

Inste a cada uno de los jóvenes a dar sugerencias al respecto.

Análisis de pasajes de las Escrituras y actividad en la pizarra

Solicite a los jóvenes que localicen los siguientes versículos en sus ejemplares de las Escrituras y pida a algunos de ellos que los lean en voz alta. A medida que se lea cada versículo, pida al resto de los jóvenes que escuchen atentamente y se preparen para comentar en cuanto al significado del pasaje. En la pizarra, a la derecha de la referencia pertinente, escriba las palabras o frases claves. Si lo desean, los jóvenes pueden marcar las frases que tengan un significado más especial para ellos.

  1. 1.

    Doctrina y Convenios 112:10: “Sé humilde” para de esa forma recibir respuesta a tus oraciones.

  2. 2.

    1 Nefi 17:45: “El os habló... con una voz apacible y delicada, pero habíais dejado de sentir [y] no pudisteis sentir sus palabras”.

  3. 3.

    Apocalipsis 3:20: “Estoy a la puerta y llamo”.

  4. 4.

    Moroni 10:3-5: “Por el poder del Espíritu Santo”.

  5. 5.

    Doctrina y Convenios 9:7-9: “Debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme si está bien”.

  • ¿En qué forma nos ayudan estos pasajes de las Escrituras a saber cómo orar pidiendo guía para tomar las decisiones correctas?

Recalque que nuestro Padre Celestial nos ama y sabe que nuestra vida será más feliz y productiva si seguimos la guía que nos da. Si oramos a nuestro Padre Celestial, El nos ayudará a saber si nuestras decisiones son correctas y nos bendecirá con este conocimiento mediante el poder del Espíritu Santo.

Debemos aprender a escuchar y a reconocer las respuestas a nuestras oraciones

Videocasete

Muestre el videocasete “La Primera Visión”, si puede conseguirlo en su región. Si no le fuera posible conseguirlo, narre con sus propias palabras la historia de la primera visión de José Smith. Asegure a los jóvenes que Dios escucha y contesta nuestras oraciones.

Lo más probable es que ellos no reciban visiones de mensajeros celestiales, pero si escuchan con atención, tratando de oír la voz del Espíritu, podrán saber cuando sus oraciones son contestadas.

Análisis

  • ¿Qué pasaje de las Escrituras, de los que se encuentran anotados en la pizarra, ilustra la experiencia que tuvo José Smith? (D. y C. 112:10.)

Subraye esta referencia en la pizarra.

Cita

  • ¿Cómo podemos saber que el Señor ha contestado nuestras oraciones?

Diga a los jóvenes que el obispo H. Burke Peterson, quien fuera miembro del Obispado Presidente, dio el siguiente importante consejo con respecto a buscar la respuesta a nuestras oraciones:

“El escuchar es una parte esencial de la oración. Las respuestas del Señor llegan silenciosamente; en efecto, son pocos los que llegan a escuchar sus respuestas. Debemos escuchar con mucha atención o jamás las reconoceremos. La mayoría de las respuestas del Señor se sienten en el corazón como una sensación muy agradable, o pueden venir como pensamientos a nuestra mente, y les llegan a aquellos que están preparados y que son pacientes” (Guía de estudio del Sacerdocio de Melquisedec, 1974-1975, págs. 109-110).

Dramatización

Pida a los dos jóvenes asignados con anticipación que presenten la siguiente dramatización en la que aparecen hablando por teléfono.

Andrés: (hablando bastante rápido) Mateo, ¿recuerdas el viaje de campamento que nuestro quorum está planeando para el próximo mes? Bueno, mi papá me dijo que si mejoraba las notas en la escuela me dejaría ir. ¡Increíble! Al principio me había dicho que no podía ir. Voy a tener que empezar a preparar las cosas que necesito llevar. Dime, ¿qué es lo que necesito?

Mateo: Bueno, tendrás que...

Andrés: (interrumpiendo) Por supuesto que voy a tener que sacar buenas notas en el examen de mañana y aún no sé cómo resolver el problema que tú solucionaste en la pizarra en la clase de matemática. ¿Sería mucho pedirte que me explicaras cómo lo hiciste?

Mateo: Seguro, todo lo que tienes que hacer es...

Andrés: (volviendo a interrumpir) Mateo, ¿viste el partido de fútbol que tuvimos después de la escuela? Estuvo muy bueno; creo que yo salvé el partido con ese gol que hice. No hay duda de que jugué mejor que nunca, ¿no crees? De todas maneras, pienso que jugaría mucho mejor en la defensa. Sin embargo, me gusta jugar en la delantera. ¿Piensas que estoy pateando bien? ¿Cómo crees que puedo mejorar mi estilo?

Mateo: Pienso que si pudieras hacer pases más...

Andrés: (interrumpiendo) Bueno, tengo que dejarte. Mi mamá desea que le haga algunos mandados antes de comer. Gracias por tu ayuda. Nos vemos mañana. Adiós. (Cuelga el teléfono.)

Mateo: (sorprendido y con expresión de no saber qué pasa) Adiós, Andrés.

Análisis

  • ¿Cuál fue el problema principal en la conversación entre Andrés y Mateo?

  • ¿Hay alguna similitud entre esta conversación y la oración?

Explique que el Espíritu Santo nos ayudará a escuchar las respuestas de nuestro Padre Celestial si escuchamos poniendo todo el corazón y la mente en ello. Aunque no todas las respuestas se reciben de inmediato, a veces puede suceder que sí, por lo que debemos aprender a escuchar mientras oramos al igual que después de la oración. En ocasiones, recibimos la respuesta mucho tiempo después de haber orado, y también, por medio de personas que de alguna manera u otra están relacionadas con nuestra vida. Recordemos que debemos ser dignos de recibir la respuesta de nuestro Padre Celestial.

  • ¿Qué pasaje de las Escrituras, de los que se encuentran anotados en la pizarra, ilustra que muchas veces no ponemos atención a la voz ni sentimos las impresiones que nuestro Padre Celestial nos envía? (1 Nefi 17:45.)

Subraye esa referencia en la pizarra.

Relato

Asegure a los jóvenes que el Señor siempre escucha y da respuesta a las oraciones sinceras. Es por eso que debemos aprender a escuchar. Con el fin de ilustrar este concepto, relate la siguiente experiencia de un converso danés.

Arne Jacobsen, nacido en Dinamarca, explicó que mientras investigaba la Iglesia, le fue muy difícil comprender el Libro de Mormón. El nos cuenta lo que hizo de la siguiente forma:

“Entonces recordé que los misioneros nos habían aconsejado que, cuando leyéramos las Escrituras, oráramos y pidiéramos a Dios que nos ayudara a comprenderlas. Después de hacerlo, leí y comprendí el Libro de Mormón. Especialmente me impresionó el pasaje que aparece en Moroni 10:3-5.

“Ya que pensaba que no había vivido como correspondía, sentía temor de que el Señor no contestara mis oraciones sobre la veracidad del Libro de Mormón. Sin embargo, un sábado por la tarde, me arrodillé y le prometí al Señor que si El me contestaba, le serviría por el resto de mis días. Fue así, que muy suavemente escuché las palabras: ‘El Libro de Mormón es verdadero. Es mi palabra. José Smith fue un profeta verdadero de Dios. Mi Iglesia está fundada sobre la base de apóstoles y profetas’. El gozo que experimenté no puede expresarse con palabras.

“Fui bautizado, y a los pocos meses bauticé a mi amada esposa y a mis dos hijos mayores. Actualmente somos una familia feliz, constituida por ocho miembros de la Iglesia” (“Three Well-Behaved Young Men”, Ensign, julio de 1974, pág. 40).

  • ¿Qué pasaje de las Escrituras, de los que se encuentran anotados en la pizarra, ilustra este relato? (Apocalipsis 3:20 y Moroni 10:3-5.)

Haga hincapié en el hecho de que cuando oramos buscando guía o “estamos a la puerta, y golpeamos”, el Señor escucha y contesta nuestras oraciones si prestamos oído a los susurros de la voz quieta y delicada.

Pasaje de las Escrituras

Indique que las decisiones que los jóvenes toman en esta época de su vida son sumamente importantes. Por lo tanto, si buscamos la guía de Dios sinceramente y aprendemos a reconocer Sus respuestas, El nos ayudará.

Vuelva a leer Doctrina y Convenios 9:7-9 para saber cuáles son las pautas específicas que debemos seguir cuando tomamos una decisión.

Cita

Explique que el presidente Marion G. Romney nos dijo en qué forma él empleaba esas normas dadas en Doctrina y Convenios para resolver sus problemas:

“Cuando me enfrento con un problema, estudio fervientemente soluciones alternativas y llego a un conclusión en cuanto a lo que es mejor. Luego comunico al Señor mi problema por medio de la oración, le digo que deseo tomar la decisión correcta y lo que para mí es el camino indicado. Luego le pido que si mi decisión está bien que haga que mi pecho arda dentro de mí, tal como prometió a Oliver Cowdery. Cuando recibo luz y paz en mi mente, sé que el Señor está diciendo que sí. Si tengo un ‘estupor de pensamiento’, sé que está diciendo que no, y tengo que tratar nuevamente, siguiendo el mismo procedimiento.

“En conclusión, repito: Por lo que siento en mi interior sé cuándo y cómo contesta el Señor mis oraciones” (véase el Manual de Abejitas, Curso A, págs. 52-53).

Análisis

Aclare que un “estupor de pensamiento” es una respuesta al igual que lo es el “ardor en el pecho”. Trate de que los jóvenes comprendan que el Señor, por lo general, contesta en una de estas maneras a la oración sincera.

Conclusión

Testimonios

Pida a los jóvenes que hablen sobre experiencias que hayan tenido relacionadas con respuestas que hayan recibido a sus oraciones.

Hable usted mismo de cualquier experiencia que haya tenido al respecto que sea edificante para los jóvenes de la clase.

Cometido

Déles el cometido de orar pidiendo guía para su vida mientras se esfuerzan por llegar a ser como nuestro Padre Celestial.