31: Debemos seguir orando y ayunando

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 115–118


OBJETIVO

Que los jóvenes sientan el deseo de ayunar con un propósito más definido.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

  1. a.

    Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

  2. b.

    Un tornillo y un destornillador.

  3. c.

    Lápices para marcar las Escrituras.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

El ayuno es una “herramienta” que el Señor nos ha dado

Lección práctica

Muestre el tornillo, y luego analice con la clase cuán útil puede ser un tornillo por sí solo.

  • ¿Qué se necesita para que ese tornillo sea útil? (Un destornillador.)

Muestre el destornillador e indique que para que ambos objetos sean útiles, se deben utilizar en conjunto.

Relato

Explique que tenemos “herramientas” espirituales con las cuales nosotros también podemos contar. Solicite a los jóvenes que escuchen con atención el siguiente relato y traten de identificar las “herramientas espirituales” que las personas utilizaron.

“En una ocasión, mientras servía como presidente de una misión de estaca, los misioneros estaban visitando a un hombre que no era miembro de la Iglesia pero que estaba casado con una buena hermana Santo de los Ultimos Días. Este hombre deseaba unirse a la Iglesia, pero era adicto al tabaco; muchas veces había tratado de dejarlo, pero dijo que no había podido; era demasiado débil.

“Durante bastante tiempo seis misioneros de estaca lo habían visitado regularmente, pero no pudieron darle la fortaleza necesaria para que dejara de fumar. Finalmente, bajo la influencia del Espíritu, le preguntamos si podíamos ayunar con él a fin de que pudiera vencer esa debilidad. Consideró la propuesta y accedió a nuestro deseos; entonces le preguntamos si podría ayunar por dos días, con lo que estuvo de acuerdo. De manera que empezamos el ayuno: seis misioneros de estaca, el hermano que fumaba y su esposa.

“Al terminar el ayuno, todos nos reunimos en su casa y nos arrodillamos en la sala, y comenzamos a orar, uno a la vez. Las oraciones fueron básicamente iguales: que el Señor alejara de ese hermano el deseo de fumar. El fue el último que oró, y al concluir, se puso de pie y dijo: ‘No siento ningún deseo de fumar’. Y hasta la fecha no lo ha vuelto a hacer. Desde esa época ha formado parte del obispado de su barrio y... ha prestado servicio en la presidencia de los Hombres Jóvenes de estaca; hoy día se mantiene firme en la fe, siendo un verdadero siervo del Señor, Quien literalmente lo alejó de su debilidad y lo convirtió en una torre de fortaleza” (véase, Hartman Rector, hijo, “De la debilidad a la fortaleza”, Liahona, noviembre de 1970, pág. 9).

  • ¿Cuáles fueron los “instrumentos” espirituales que se utilizaron en este relato? (Ayuno y oración.)

Explique que el ayuno es un “instrumento” que nos sirve para desarrollar la autodisciplina, tal como sucedió con el converso del relato, y también para muchas otras razones.

La oración sincera debe siempre acompañar al ayuno

Análisis

  • ¿Cuál es la diferencia entre el ayuno y la simple acción de no comer?

  • ¿Qué debemos hacer para obtener el mayor beneficio del ayuno?

Aclare que para obtener los mayores beneficios del ayuno, debemos orar sinceramente mientras ayunamos. Grandes sucesos han tenido lugar debido a la fe que personas rectas tuvieron al orar y ayunar.

Análisis de pasajes de las Escrituras

  • ¿Qué ejemplos de personas que han ayunado y orado encontramos en las Escrituras?

Solicite a los jóvenes que hablen de ejemplos de personajes de las Escrituras que hayan ayunado y orado. Luego de analizar brevemente sus respuestas, pida a la clase que abra el Libro de Mormón en el capítulo 17 de Alma. Explique que Alma, hijo, había estado viajando por la tierra de Gedeón, cuando para su gran asombro y alegría, se encontró con los hijos de Mosíah, que viajaban a la tierra de Zarahemla. Pida a uno de los jóvenes que lea Alma 17:1-4. Si lo desean, ellos pueden subrayar partes de estos versículos en sus ejemplares del Libro de Mormón.

Hable acerca del versículo 4 de Alma 17 y analice con la clase lo que los hijos de Mosíah habían hecho desde la última vez que se habían visto con Alma, hacía de ello catorce años.

Indique que en los próximos versículos los hijos de Mosíah informan de sus actividades a Alma. Solicite a otro miembro del quorum que lea Alma 17:9-10.

  • ¿En qué forma se prepararon los hijos de Mosíah para ser buenos misioneros? (Habían orado y ayunado mucho.)

  • ¿Por qué oraron y ayunaron? (Para que el Espíritu los acompañara.)

Relato

Cuente a la clase que en 1850, Lorenzo Snow tuvo una experiencia similar a la de los hijos de Mosíah. En esa época, se encontraba trabajando en Italia como misionero, tratando de preparar el país para la prédica del Evangelio de Jesucristo.

“Era algo tímido y cohibido, pero también era un gigante espiritual. Una familia que había hecho amistad con él tenía en esa ocasión un hijo bastante enfermo. El élder Snow comprendió que en realidad ese niño de tres años sólo podría salvarse mediante un ayuno sincero, la oración, una fe inquebrantable y el poder del sacerdocio; también sabía perfectamente lo que podría significar para la gente de ese pueblecito la curación de esa criatura.

“Junto con su compañero subieron las laderas de los Alpes, hasta llegar a un apartado lugar donde, en espíritu de ayuno y oración, rogaron fervientemente al Señor durante seis largas horas que les concediera el privilegio de utilizar Su divino poder para curar al niño. Finalmente, recibieron la respuesta tan ansiada de que su súplica sería concedida.

"Este humilde siervo del Señor bajó de la montaña con una fe absoluta de que el pequeño viviría. Le dieron una bendición, junto con la promesa de que le sería restaurada la salud y que viviría. Unas horas más tarde, cuando ambos élderes regresaron a la casa para ver cómo seguía el niño, éste se encontraba mucho mejor y en proceso de recuperación. El élder Snow comprendió que su ayuno y su oración habían llegado hasta el trono del benevolente Padre Celestial y les dijo a los agradecidos padres: ‘El Dios de los cielos es quien ha hecho esto por ustedes’ (véase Eliza R. Snow, Biography of Lorenzo Snow, págs. 128-129 [adaptado por Henry D. Taylor, Liahona, abril de 1975, pág. 30]).

Análisis

  • ¿Cómo sabemos que fue sincera la oración que ofreció el presidente Snow?

  • ¿Por qué creen que el Señor nos aconseja que oremos mientras ayunamos?

  • ¿Qué beneficios puede añadir el ayuno a la oración?

A medida que los jóvenes respondan, mencione los siguientes conceptos:

  1. 1.

    Al olvidarnos de las cosas del mundo, nos es más fácil concentrarnos en las cosas espirituales. El ayuno tendrá un efecto espiritual mucho más grande si, mientras ayunamos, eliminamos de nuestra vida todo lo que es mundano.

  2. 2.

    El ayuno nos hace sentir más humildes y depender más de nuestro Padre Celestial.

  3. 3.

    Nuestro Padre Celestial se siente complacido cuando Sus hijos demuestran fe por medio del ayuno y la oración.

Mediante el ayuno y la oración se reciben grandes bendiciones

Presentación a cargo del asesor

Explique que Dios realizó muchos milagros por medio de los hijos de Mosíah y Lorenzo Snow, porque ellos buscaron Su ayuda mediante el ayuno y la oración. El ayuno y la oración nos beneficiarán también a nosotros si buscamos diligentemente conocer y hacer la voluntad del Señor. Nosotros, al igual que los hombres rectos de los que hablan estos relatos, podemos ayunar con el fin de recibir bendiciones especiales.

Relatos

Relate las siguientes experiencias:

Primer relato

Los hermanos de un pequeño barrio de Warrensburg, estado de Misuri, pasaron varios años reuniéndose en una capilla que pertenecía a una base de la Fuerza Aérea. Debido a que deseaban tener su propia capilla, el obispo solicitó que se hicieran contribuciones al fondo de construcción. Se recolectaron miles de dólares, y el obispado encomendó a un grupo para adquirir un terreno en donde se pudiera construir la capilla. Habían recorrido varios lugares, pero no podían encontrar un terreno disponible como el que ellos necesitaban. Durante meses, el obispado estuvo buscando infructuosamente un terreno para construir la capilla.

Al darse cuenta de que sería necesaria una bendición especial, el obispo solicitó a los miembros del barrio, mayores de ocho años de edad, que ayunaran y oraran un domingo asignado especialmente para ese propósito. A la mañana siguiente, muy temprano, un médico de la localidad, que no era miembro de la Iglesia, se dirigió al lugar donde trabajaba uno de los miembros del obispado y le dijo: “George, me he enterado de que tu Iglesia necesita un terreno”.

El doctor lo llevó hasta un hermoso terreno del tamaño y lugar perfectos para la edificación de la capilla. No sólo les mostró un terreno perfecto para las necesidades del barrio, sino que también lo donó sin cobrar un solo centavo, i El Señor había derramado grandes bendiciones sobre el barrio de Warrensburg! Los fondos que ya se habían recolectado para adquirir el terreno se podrían utilizar ahora para pagar los gastos de construcción. En la actualidad, en ese lugar se erige una hermosa capilla, la cual recuerda constantemente a los miembros de las grandes bendiciones que se reciben por medio del ayuno y la oración.

Segundo relato

Un diácono que vivía en un pequeño barrio se sentía fuera de lugar al ir solo a las reuniones del sacerdocio. Los presbíteros, aunque eran solamente dos, se reunieron y decidieron ayunar y orar para que fueran más diáconos al pequeño barrio a fin de que el único que había no se sintiera tan solo.

Lo que sucedió más tarde fue el resultado de ese esfuerzo que hicieron esos dos jóvenes. En octubre, se bautizaron dos varones en edad de ser diáconos; en noviembre, otros dos fueron bautizados; y en diciembre y enero, dos muchachos con el oficio de diácono se mudaron dentro de los límites del barrio, aumentando el número de miembros del quorum a siete. El quorum de presbíteros también recibió nuevos miembros. Dos jóvenes en edad de ser presbíteros fueron bautizados en enero. Estos jóvenes ahora tienen un testimonio muy fuerte de que el ayuno, junto con la oración, realmente dan resultado; y han desarrollado a la vez un amor y han adquirido una fortaleza renovados al aplicar estos principios del evangelio a sus vidas.

Análisis

Aliente a los jóvenes a aplicar ellos también estos principios a su vida, utilizando las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son algunas bendiciones especiales que podrían recibir por medio del ayuno?

  • ¿Cómo puede el ayuno ayudarles a resolver los problemas?

  • ¿De qué manera les ayuda el ayuno a tomar la decisión correcta?

  • ¿De qué manera les ayuda el ayuno a resistir las tentaciones?

  • ¿Qué tentaciones les ayuda el ayuno a resistir?

  • ¿Piensan que obtendrán más autodisciplina si ayunan? ¿Por qué?

  • ¿Qué beneficios de salud se reciben por medio del ayuno?

  • ¿Por qué puede el ayuno hacer que se acerquen más a nuestro Padre Celestial?

Cita

“La ley del ayuno puede ser también una clase de ‘guía’. Si podemos aprender a vivirla eficazmente, nos ayudará a guardar mejor cualquier otra ley a consecuencia del poder y la fe que se generarán dentro de nosotros como resultado de vivir una ley tan importante” (Sterling W. Sill, “La ley del ayuno”, Liahona, abril de 1975, pág. 6).

Conclusión

Testimonio

Testifique del poder que el ayuno y la oración pueden tener en nuestra vida. Exprese su testimonio acerca de que el Señor ama a los jóvenes en forma individual y tiene reservado para cada uno de ellos un lugar especial dentro de Su reino.

Cometido

Dé a los jóvenes el cometido de ayunar el siguiente domingo de ayuno por una razón específica, con el fin de lograr algo ellos mismos o para ayudar a alguien más.