45: El sagrado poder de la procreación

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 173–77


OBJETIVO

Que los jóvenes aprendan a apreciar su cuerpo y el poder divino de la procreación que se les ha concedido.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Optativo: Lámina 18, Boyd K. Packer (64332); lámina 19, Un joven; lámina 20, Un matrimonio joven con su familia; lámina 21, Un grupo de adolescentes; lámina 22, Una joven pareja con el templo de fondo.

    2. b.

      Filmina y cinta casete: La clave de todo, si se encuentra a disposición en su zona.

    3. c

      Proyector de filminas, pantalla y un pasacasetes.

  2. 2.

    Repase la filmina (o el libreto) para familiarizarse con los conceptos expuestos.

  3. 3.

    Si no puede conseguir la filmina, invite al consejero del obispado responsable de los jóvenes de la edad de los de su clase, para que lea el libreto que acompaña esta lección. Emplee las láminas mencionadas como ayuda visual durante la lectura.

  4. 4

    Repase el consejo acerca de la pureza sexual que se da en las páginas 15-16 del folleto La fortaleza de la juventud.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

Empleen el poder de la procreación de acuerdo con el plan de Dios

Cita

Lea la siguiente declaración del presidente Spencer W. Kimball:

“La tierra no puede justificar ni continuar su existencia sin la institución del matrimonio y la familia. Las relaciones sexuales fuera de los lazos matrimoniales, tanto entre jóvenes como entre adultos, es una abominación para el Señor. Es lamentable que tantas personas hayan cerrado los ojos ante estas grandes verdades” (En Conference Report, octubre de 1974, pág. 9; o Ensign, noviembre de 1974, pág. 8).

Preguntas para reflexionar

  • ¿Qué significa para ustedes la castidad?

  • ¿Por qué es tan importante la castidad?

Filmina

Muestre la filmina La clave de todo. Si le hubiera sido imposible conseguirla, se recomienda que se invite a un miembro del obispado para que lea el libreto. A medida que lo lea, vaya mostrando las láminas que se encuentran al final del manual, de acuerdo con la que se sugiere en el libreto.

Libreto de la filmina con láminas

“[Muestre la lámina del élder Packer.] Mi mensaje es de suma importancia para vosotros. Se relaciona con vuestra felicidad futura. El tema debe ser de gran importancia para vosotros: ¿Por qué permanecer moralmente limpios? Deseo enfocar este tema con profunda reverencia.

“En el principio, antes de vuestro nacimiento en la carne, vivisteis con vuestro Padre Celestial. El es real. Vive, y yo doy testimonio de ello.

“El os conocía allá. A causa de Su amor por vosotros, sentía anhelo por vuestra felicidad y vuestro crecimiento eterno. El quería que pudieseis escoger libremente y crecer mediante el poder de una elección correcta a fin de que lleguéis a ser lo más semejantes a El que podáis. Para realizar esto, fue necesario que nos alejáramos de Su presencia, algo así como salir de casa para ir a estudiar a algún colegio. Fue presentado un plan, y cada uno convino en alejarse de la presencia de nuestro Padre Celestial para probar la vida en el estado terrenal.

“Dos cosas muy importantes nos esperaban al llegar a este mundo. La primera: Ibamos a recibir un cuerpo terrenal, creado a la imagen de Dios. [Muestre la lámina del joven.] Por medio de este cuerpo y el dominio correcto del mismo, podríamos lograr la vida eterna y la felicidad. La segunda: Seríamos probados y acrisolados de tal manera que pudiéramos crecer en fuerza y en poder espiritual.

“De acuerdo con el plan aceptado, Adán y Eva fueron enviados a la tierra para ser nuestros primeros padres. Iban a poder preparar cuerpos físicos para los primeros espíritus que llegarían a esta vida.

“Se puso en nuestros cuerpos, y esto es cosa sagrada, el poder de crear. Una luz, por decir así, que tiene el poder de encender otras luces. Es un poder sagrado y significativo. Este poder es bueno.

“Igual que todo otro hijo e hija de Adán y Eva, vosotros que estáis en la adolescencia tenéis este poder dentro de vosotros.

“El poder de creación, o podríamos decir procreación, no es solamente una parte accidental del plan, sino que es esencial para el mismo. Sin él, dicho plan no podría realizarse. El uso impropio de este poder puede echarlo por tierra.

“Mucha de la felicidad que vendrá a vosotros en esta vida dependerá de la manera en que utilicéis este sagrado poder de la creación. El hecho de que vosotros, varones jóvenes, podéis llegar a ser padres, y vosotras, hermanitas jóvenes, podéis llegar a ser madres es de suma importancia para vosotros. [Muestre la lámina de un matrimonio joven y su familia.] Al grado que este poder se vaya desarrollando dentro de vosotros, os impulsará a buscar un compañero y os facultará para amarlo y retenerlo.

“Vuelvo a repetir, este poder para participar en la creación de la vida es sagrado. Algún día vosotros podréis tener una familia propia. Mediante el ejercicio de este poder podéis invitar a niños a que vivan con vosotros. Vuestros propios niñitos y niñitas..creados de cierta manera a vuestra propia imagen. Podéis establecer un hogar, un dominio de poder, influencia y oportunidad. Eso trae consigo grandes responsabilidades. Este poder creador viene acompañado de fuertes deseos e impulsos. Ya los habéis sentido en el cambio de vuestra actitud y vuestros intereses.

“[Muestre la lámina de un grupo de adolescentes.] Al llegar a la adolescencia, y casi repentinamente, un joven o señorita se convierte en un algo nuevo y sumamente interesante. Notaréis el cambio en la forma y en el aspecto de vuestro propio cuerpo, así como en otros. Comenzaréis a oír los primeros susurros del deseo físico.

“Fue necesario que este poder de creación tuviera por lo menos dos dimensiones. Uno, debe ser fuerte, y dos, debe ser más o menos constante.

“Este poder debe ser fuerte. Si no fuera por la persuasión compelente de estos sentimientos, los hombres se mostrarían reacios a aceptar la responsabilidad de mantener un hogar y una familia. Este poder también debe ser constante porque se convierte en un vínculo enlazador en la vida familiar.

“Me parece que tenéis la edad suficiente para mirar lo que sucede en el reino animal que os rodea. Pronto os daréis cuenta de que donde este poder de creación es cosa pasajera, donde se expresa sólo por temporadas, no hay vida familiar.

“Es por motivo de este poder que la vida continúa. Un mundo lleno de dificultades, temores y desilusiones puede ser transformado en un reino de esperanza, gozo y felicidad. Cada vez que nace un niño, el mundo en cierta manera es renovado en inocencia.

“Nuevamente deseo repetir, jóvenes, que este poder que hay en vosotros es bueno. Es un don de nuestro Padre Celestial. En el recto ejercicio del mismo, podemos allegarnos a El como en ninguna otra forma.

“Podemos disfrutar en manera pequeña de mucho de lo que nuestro Padre Celestial tiene al gobernarnos a nosotros, Sus hijos. No podemos imaginar una escuela o campo de prueba más importante.

“[Muestre la lámina de una pareja con el templo de fondo.] ¿Causa admiración, pues, que el matrimonio sea tan sagrado e importante para la Iglesia? ¿Podéis comprender por qué es que vuestro matrimonio, que desata estos poderes de creación para que podáis usarlos, debe ser el paso más cuidadosamente proyectado y más solemnemente contemplado en vuestra vida? ¿Hemos de considerar fuera de lo común el que el Señor haya indicado que se construyeran templos para el propósito de efectuar ceremonias conyugales?

“Ahora bien, hay otras cosas que quisiera deciros por vía de advertencia. En el principio hubo entre nosotros uno que se rebeló contra el plan de nuestro Padre Celestial. Juró destruir y entorpecer ese plan.

“Le fue vedado tener un cuerpo terrenal y se le echó fuera, restringido para siempre de establecer su propio reino. Le sobrevino un celo maligno. El sabe que este poder de creación no es solamente parte incidental del plan, sino que es la clave del mismo.

“El sabe que si puede incitaros a usar este poder prematuramente, emplearlo demasiado temprano, o hacer mal uso de él en forma alguna, bien podéis perder vuestras oportunidades de progreso eterno.

“Estamos hablando de un ser verdadero del mundo invisible que posee gran poder. Lo empleará para persuadiros a quebrantar las leyes que han sido establecidas para proteger los sagrados poderes de la creación.

“En tiempos pasados era demasiado astuto para presentarse ante uno con una invitación franca de ser inmoral. Más bien furtiva y calladamente tentaba a jóvenes y adultos a pensar irrespetuosamente de estos sagrados poderes de creación, a rebajar a este estado vulgar o común lo que es sagrado y bello.

“En la actualidad ha cambiado de táctica. Lo presenta como un apetito que hay que satisfacer. Enseña que no hay responsabilidades consiguientes al uso de este poder. Os dirá que su único objeto es proporcionar placer.

“Sus invitaciones diabólicas aparecen en carteleras, se introducen en los chistes y se incorporan en las letras de canciones. Se presentan en la televisión y en los teatros. En la actualidad, resaltan en la mayor parte de las revistas.

“Estáis creciendo en una sociedad donde está ante vosotros la constante invitación de jugar con estos poderes sagrados.

“Deseo amonestaros y quiero que recordéis estas palabras: No permitáis que persona alguna toque o palpe vuestro cuerpo. Ninguna persona. Los que os dicen lo contrario os predican a que participéis de su culpabilidad. Nosotros os enseñamos a guardar vuestra inocencia.

“Apartaos de cualquiera que quisiera persuadiros a experimentar con estos poderes que dan la vida.

“El único uso propio de este poder sagrado se encuentra dentro del convenio del matrimonio.

“Jamás uséis impropiamente estos poderes sagrados.

“Y ahora, mis jóvenes amigos, debo deciros grave y seriamente que Dios ha declarado en palabras inconfundibles que la miseria y el pesar vendrán como resultado de la violación de las leyes de castidad. ‘La maldad nunca fue felicidad’ (Alma 41:10). Estas leyes fueron establecidas para guiar a todos Sus hijos en cuanto al uso de este don.

“El no tiene que ser rencoroso o vengativo a fin de que nos sobrevenga el castigo como resultado de la violación al código moral. Las leyes se establecen por sí mismas.

“Una corona de gloria os espera si vivís dignamente. La pérdida de tal corona bien puede ser castigo suficiente. Con frecuencia, con demasiada frecuencia, somos castigados tanto por nuestros pecados, así como a causa de ellos.

“Quizás entre todos aquellos que oyen mi voz haya más de un joven que ya ha caído en transgresión. Algunos de vosotros, jóvenes, casi inocentes de intención alguna, pero persuadidos por tales incitaciones y tentaciones, ya habéis usado imprudentemente este poder. Sabed pues, mis jóvenes amigos, que existe un gran poder para purificar. Sabed que podéis quedar limpios.

“Si no pertenecéis a la Iglesia, el convenio del bautismo representa, entre otras cosas, un lavamiento y una purificación.

“Para los que sois miembros de la Iglesia, hay una manera. No enteramente sin dolor, pero ciertamente posible. Podéis presentaros limpios y sin mancha delante de Dios. Desaparecerá la culpabilidad y podréis sentir paz. Id a vuestro obispo. El posee las llaves de este poder para purificar.

“Entonces, algún día conoceréis la expresión completa y recta de estos poderes y la felicidad y gozo consiguientes a la vida familiar recta. En el momento oportuno, dentro de los vínculos del convenio del matrimonio, podéis entregaros a estas expresiones sagradas de amor que traen como cumplimiento la generación de la vida misma.

“[Muestre la lámina de una familia.] Algún día tendréis en vuestros brazos a un pequeñito o una pequeñita y sabréis que los dos habréis obrado en colaboración con vuestro Padre Celestial en la creación de la vida. Por motivo de que el niño os pertenece, entonces podréis llegar a amar a otro más de lo que os amáis a vosotros mismos.

“Esta experiencia se puede conocer, que yo sepa, solamente teniendo hijos propios, o tal vez criando niños nacidos a otros y que, sin embargo, forman parte del convenio familiar.

“Algunos de vosotros quizás no lleguéis a conocer las bendiciones del matrimonio. No obstante, proteged esos poderes sagrados de la creación, porque hay un poder grande de compensación que bien puede aplicarse a vosotros.

“Mediante este amor por otro, mayor que aquel con que os amáis a vosotros mismos, llegáis a ser verdaderamente cristianos. Entonces conoceréis como pocos conocen, lo que la palabra padre significa cuando se menciona en las Escrituras. Podréis entonces sentir algo del amor e interés que el Padre Eterno tiene por nosotros.

“Debe ser muy significativo el hecho de que entre todos los títulos de respeto y honor que pueden atribuírsele, Dios mismo, el más alto de todos, optó por ser llamado sencillamente Padre.

“Proteged y guardad vuestro don. Vuestra felicidad real y verdadera está de por medio. La vida familiar eterna, hoy únicamente en vuestras esperanzas y sueños, puede ser una realidad porque vuestro Padre Celestial ha conferido este don tan selecto a todos vosotros, sí, este poder de creación. Es la clave misma de la felicidad. Conservad sagrado y puro este don. Usadlo únicamente como el Señor lo ha indicado.

“Ruego las bendiciones de Dios para vosotros, nuestra juventud. Nuestro Padre Celestial os cuide y os sostenga, para que en la expresión de este don sagrado podáis allegaros a El. El vive. Es nuestro Padre. De esto doy testimonio en el nombre de Jesucristo. Amén” (Boyd K. Packer, La clave de todo, libreto de la filmina del mismo nombre).

Análisis

  • ¿Cuál es el propósito principal por el cual vinimos a la tierra con cuerpos mortales? (Para ser probados y demostrar que podemos hacer todo lo que nuestro Padre Celestial nos mande.)

  • ¿En qué forma nos ha mandado Dios utilizar el poder sagrado de la procreación? (Para expresar amor dentro de los lazos matrimoniales y para tener hijos.)

  • ¿Por qué debe ser fuerte y constante ese poder de la procreación? (Para que los hombres acepten la responsabilidad de mantener un hogar y una familia.)

  • ¿Qué responsabilidad tienen cuando están en compañía de jovencitas?

  • ¿Por qué deben mantenerse castos?

  • ¿En qué momento comienza uno a perder su castidad?

  • ¿De qué manera puede una persona volver a ser limpia si ha empleado mal el poder de la procreación? (Confesando el hecho al obispo y arrepintiéndose.)

Explique que para obtener una recomendación para sellarse en el templo, la persona que la solicite debe verificar su dignidad respondiendo a varias preguntas que le formularán el obispo o el presidente de rama y uno de los miembros de la presidencia de estaca. Una de esas preguntas tiene que ver directamente con la castidad, y se formula más o menos en los siguientes términos: “¿Ha tomado parte alguna vez en una transgresión relacionada con la ley de castidad que no haya sido resuelta ante las debidas autoridades del sacerdocio?”

El hijo de Dios que se honra a sí mismo recibe bendiciones y también la familia de él las recibe

Análisis

  • ¿Qué bendiciones recibe el joven que se honra a sí mismo siendo casto?

  • ¿Qué bendiciones recibirán sus familiares si ustedes observan la ley de castidad del Señor?

Explique que algún día en el futuro, todos ellos tendrán la oportunidad de elegir a una esposa con la cual formar un hogar y tener hijos. Cada uno de los futuros hijos y nietos de los jóvenes de la clase tienen el derecho de heredar de ellos un cuerpo sano, una mente clara y un rico legado espiritual. Sus hijos deberán estar en condiciones de decir: “Soy casto, pues el Señor me manda serlo y porque mi padre y mi madre vivieron también de esa forma. Mi cuerpo es un templo, y haré lo necesario por mantenerlo limpio y puro”. Al establecer este tipo de tradición familiar, trasmitirán esa firmeza de carácter a sus descendientes.

Recalque que la ley de castidad, al igual que las otras leyes de Dios, nos fueron dadas con el fin de que lográramos la felicidad. El acto sexual es sagrado y hermoso cuando lo conservamos de esa forma por medio del vínculo del matrimonio.

Conclusión

Testimonio y cometido

Termine la lección dando su testimonio concerniente a la importancia y las bendiciones de la castidad. Repase el consejo acerca de la pureza sexual que se encuentra en las páginas 15-16 del folleto La fortaleza de la juventud. Inste a los jóvenes a obedecer la ley de castidad en todo momento.