50: Para el asesor del quorum: La preparación de lecciones basándose en los discursos de las conferencias generales

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 193–94


PREPARACION

Para preparar e impartir estas lecciones, siga los mismos procedimientos que se usan con las lecciones de la guía de estudio. Además, le resultarán útiles las sugerencias que se dan a continuación:

  1. 1.

    Ore para determinar cuál es el principio del evangelio o el concepto principal que se enseña en el discurso que se haya escogido. Bosqueje dos o tres conceptos secundarios que corroboren el concepto principal.

  2. 2.

    Decida qué es lo que desea lograr como resultado de la lección. Por ejemplo, ¿desea que los jóvenes comprendan un principio, que aumenten la fe, o que adquieran una actitud saludable, o tal vez motivarlos a cambiar su modo de proceder?

  3. 3.

    Organice el material de la lección. Utilice las Concordancias de la Biblia y el Indice del Libro de Mormón y Doctrina y Convenios para conseguir referencias adicionales sobre el tema. Pida a la persona encargada de la biblioteca del centro de reuniones que le proporcione ayudas visuales, cintas video o casetes apropiados al tema de la lección.

  4. 4.

    Prepare preguntas acerca de las citas y de los pasajes de las Escrituras que contenga el discurso. ¿Qué significado tienen las citas y los pasajes de las Escrituras? Aplíquelos a los jóvenes (véase 1 Nefi 19:23).

  5. 5.

    Seleccione métodos didácticos que sirvan para hacer participar a los jóvenes y dé a los miembros de la clase asignaciones que les requieran tomar parte en la lección. Estudie las explicaciones y los métodos de enseñanza que se encuentran en el manual La enseñanza: el llamamiento más importante (33043 [PXIC064ASP]).

Nota para el maestro

Las palabras de los profetas vivientes son fuentes excelentes para las lecciones adicionales. Seleccione discursos de la conferencia general más reciente publicados en la revista Liahona. Al preparar y presentar estas lecciones, pida la guía del Espíritu para buscar aquellos materiales que proporcionen la ayuda que los miembros del quorum necesiten. Se debe avisar a los jóvenes con anticipación qué discursos se van a utilizar en la enseñanza con el objeto de que los lean y se preparen para poder participar en la clase. Al preparar estas lecciones, utilice las enseñanzas de las Autoridades Generales, discursos de las conferencias y las Escrituras.

Reseña de la lección

La reseña que aparece a continuación le será de utilidad al preparar una lección que se base en un discurso:

Título del discurso:
Principio del evangelio o concepto principal:
Conceptos suplementarios:

Suggested Organization

Suggested Teaching Methods

  1. 1.

    Presente el principio del evangelio y los conceptos suplementarios.

  • Anote en la pizarra el principio del evangelio y los conceptos suplementarios. A modo de introducción de la lección, utilice un ejemplo práctico, una anécdota, láminas, pasajes de las Escrituras o formule una pregunta que invite a la reflexión.

  1. 2.

    Presente el tema de la lección.

    • ¿Qué ha dicho el Señor referente a este principio del evangelio?

    • ¿Qué han dicho en la actualidad los profetas con respecto a este principio?

    • ¿Cómo podemos poner en práctica ese principio del evangelio en nuestra vida diaria? ¿Por qué el vivir este principio aumentará nuestra fe y nos ayudará a tomar las decisiones rectas y a resolver nuestros problemas?

  • Cite los pasajes de las Escrituras que se encuentren en el discurso y cualquier otro pasaje adicional que sirva para aclarar el principio del evangelio que se enseña.

  • Haga preguntas acerca de las citas del discurso, y lea relatos y ejemplos del discurso con el fin de ilustrar el principio del evangelio.

  • Haga preguntas e intercambie ideas que ayuden a los jóvenes a aplicar en sus vidas el principio del evangelio que constituya el tema de la lección.

  • Invite a los miembros del quorum a contar experiencias, a exponer sus opiniones y a dar testimonio con respecto al principio que se analice. Exprese su propia manera de pensar.

  1. 3.

    Para terminar, resuma lo que haya enseñado.

  • Testifique de la veracidad del principio del evangelio que haya enseñado y del valor que éste tiene en su vida.