6: El Espíritu Santot

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 18–21


OBJETIVO

Que los jóvenes desarrollen un compañerismo más estrecho con el Espíritu Santo y aprendan a beneficiarse de Su inspiración.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

    2. b.

      Dos lápices y dos hojas de papel.

    3. c.

      Una bombilla eléctrica.

  2. 2.

    Escriba los pasajes de las Escrituras que se indican a continuación, cada uno de ellos por separado en una hojita de papel. Doble los papeles y póngalos en una caja. No incluya las explicaciones que se dan después de cada referencia de las Escrituras. Estas son para que a medida que se analice cada pasaje durante la lección, usted, como asesor, las escriba en la pizarra.

    • 1 Nefi 10:17. (El Espíritu Santo es el poder mediante el cual se ven las visiones.)

    • 1 Nefi 10:19. (Dejará los misterios al descubierto.)

    • 1 Nefi 10:22. (Da autoridad para declarar la verdad.)

    • 2 Nefi 31:12. (Recibimos el don del Espíritu Santo después del bautismo.

    • 2 Nefi 32:5. (Nos muestra todas las cosas que debemos hacer.)

    • 2 Nefi 32:8. (Nos enseña a orar.)

    • Alma 5:46. (Nos hace saber la verdad.)

    • Helamán 5:45-47. (Nos da un sentimiento de paz.)

    • Moroni 8:26. (Es un consolador.)

    • Moroni 10:5. (Nos enseña la verdad de todas las cosas.)

    • Moroni 10:8. (Da dones del Espíritu.)

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

Las funciones del Espíritu Santo

Búsqueda de pasajes de las Escrituras

Divida a los jóvenes en dos grupos y dé a cada grupo una hoja de papel y un lápiz. Indíqueles que saquen alternadamente un papel doblado de la caja hasta que éstos estén repartidos por partes iguales entre los dos grupos. Dígales que empiecen a buscar sus referencias cuando usted les dé la señal. Al localizar y leer los pasajes, deben determinar a quién hacen referencia los pasajes y escribir unas pocas palabras claves bajo cada referencia explicando qué hace esa persona. Cuando ambos grupos hayan terminado, continúe con el resto de la lección.

  • ¿A quién se refieren estos pasajes de las Escrituras? (Al Espíritu Santo.)

Análisis en la pizarra

Escriba, en la parte superior de la pizarra, las palabras Espíritu Santo. Anote también todas las referencias y pida a ambos grupos que expliquen qué dice el pasaje con respecto al Espíritu Santo. Escriba las explicaciones junto a las referencias correspondientes.

Cómo lograr la compañía del Espíritu Santo

Relato

Lea el siguiente relato:

Durante la reunión mensual de ayuno y testimonio, Andrés fue testigo de la confirmación de su hermano menor Gerardo, como miembro de la Iglesia. Las palabras de la oración de confirmación: “Recibe el Espíritu Santo”, quedaron especialmente grabadas en la mente de Gerardo. Sin embargo, después del servicio sacramental, el niño le confió a su hermano mayor que no creía haber recibido el Espíritu Santo ya que no se sentía para nada diferente de lo que se había sentido antes de ser confirmado.

Cita y análisis

Si ustedes fueran Andrés, ¿cómo le explicarían a su hermano menor la forma en que se recibe el Espíritu Santo?

Dé tiempo a los jóvenes para que analicen esa pregunta y luego léales la siguiente cita del presidente Marion G. Romney:

“A cada uno de nosotros que somos miembros de la Iglesia se nos han puesto las manos sobre la cabeza y se nos ha conferido... el don del Espíritu Santo. Pero, según recuerdo, no se le ordenó al Espíritu Santo venir a mí, sino que a mí se me dijo: ‘Recibe el Espíritu Santo’. Si soy digno de recibir el Espíritu Santo y sigo Su guía, estaré entre aquellos que se encuentran protegidos durante estos tiempos difíciles” (en Conference Report, septiembre de 1961, pág. 60).

Explique que cuando se nos confirma miembros de la Iglesia, recibimos el don del Espíritu Santo, pero que no recibimos automáticamente la compañía del Espíritu Santo.

  • ¿Cuál es la diferencia entre el don del Espíritu Santo y la compañía del Espíritu Santo?

Lección práctica

  • ¿Cómo obtenemos la compañía del Espíritu Santo?

Dé a un joven una bombilla eléctrica y pídale que la encienda.

  • ¿Qué debemos hacer para que la bombilla se encienda?

Inste a los jóvenes a analizar los requisitos necesarios para gozar de alumbrado eléctrico en la casa. Mencionen los siguientes puntos:

  1. 1.

    Confiar en que la electricidad funcionará, antes de hacerla conectar.

  2. 2.

    Poner los cables y enchufes eléctricos en la casa y prepararla para hacer uso de ella.

  3. 3.

    Tener dinero para pagar los recibos de la luz.

  4. 4.

    Conectar los cables de la casa con la línea eléctrica principal de la compañía de la luz.

  5. 5.

    Tener una lámpara que funcione debidamente, conectada con el enchufe.

  6. 6.

    Enroscar la bombilla eléctrica en la lámpara y dar vuelta al interruptor para permitir el paso de la electricidad que alumbrará la bombilla.

  • ¿Qué semejanzas hay entre el uso de la electricidad en una casa y el obtener la compañía del Espíritu Santo?

Pida a los jóvenes que analicen qué necesitamos para contar con la compañía del Espíritu Santo. A medida que lo hacen, asegúrese de que entiendan que debemos:

  1. 1.

    Sentir el deseo de gozar de la compañía del Espíritu Santo.

  2. 2.

    Aprender más sobre el Espíritu Santo.

  3. 3.

    Pedir sinceramente, por medio de la oración, la guía del Espíritu Santo.

  4. 4.

    Vivir en forma digna de recibir Su santa compañía.

Cómo escuchar al Espíritu Santo y beneficiarnos con El

Preguntas para reflexionar

Explique al quorum que a veces es difícil reconocer la influencia del Espíritu Santo. Haga las preguntas para reflexionar que aparecen a continuación, pero indique a los jóvenes que no las contesten en voz alta.

  • ¿En qué forma nos guía el Espíritu Santo?

  • ¿Cómo podemos reconocer la influencia del Espíritu Santo?

  • ¿Cómo podemos saber si quien nos guía es el Espíritu Santo?

  • Si tomamos una decisión correcta, ¿cómo podemos saber que sí lo es?

  • Si tomamos una decisión desacertada, ¿cómo podemos saber que lo es?

Análisis de un pasaje de las Escrituras

Explique que hay muchas formas diferentes en las cuales recibimos la guía del Espíritu Santo. A Oliver Cowdery, la persona que sirvió de escribiente al profeta José Smith mientras éste traducía el Libro de Mormón, se le dieron algunas pautas muy útiles.

Pida a uno de los jóvenes que lea en voz alta Doctrina y Convenios 9:7-9 mientras el resto de la clase marca estos versículos en sus ejemplares de las Escrituras.

  • ¿Qué debemos hacer cuando tenemos un problema y deseamos que el Señor nos dé la solución para resolverlo? (Estudiar el problema en nuestra mente y luego tomar una decisión. Después, orar y preguntar al Señor si la decisión que tomamos es correcta.)

  • ¿Cómo sabremos si la decisión que hemos tomado es la correcta? (Si es así, sentiremos un ardor dentro del pecho. En cambio, si la decisión no es la correcta, sentiremos un estupor de pensamiento.)

Cita

Indique a los jóvenes que la declaración hecha por el presidente Marion G. Romney, que se cita a continuación, explica más ampliamente la forma en que el Espíritu puede guiarnos:

“Mis queridos hermanos, necesitamos buscar el Espíritu. Necesitamos entender que es una guía real. El Señor nos ha dado varias pruebas mediante las cuales podemos saber si tenemos o no el Espíritu con nosotros...

“Ahora bien, deseo decirles que pueden tomar correctamente cualquier decisión en su vida si aprenden a seguir la guía del Espíritu Santo. Esto lo pueden lograr si se educan para dejar que sus propios sentimientos den paso a los susurros del Espíritu. Estudien sus problemas y oren para tomar una decisión; luego tómenla y díganle, en una sincera y sencilla oración: ‘Padre, deseo tomar la decisión correcta; quiero hacer lo que está bien. Esto es lo que creo que debo hacer; hazme saber si es lo justo’. Si actúan de esa manera, podrán sentir ese ardor en el pecho cuando la decisión que presentaron es la correcta. Si no lo sienten, tomen otra y presenten una nueva. Una vez que aprendan a caminar guiados por el Espíritu, nunca más tendrán que cometer errores. Yo sé lo que es sentir el ardor dentro del pecho, como también conozco otras manifestaciones de la guía del Espíritu” (en Conference Report, septiembre de 1961, págs. 60-61).

Recuerde a los jóvenes que todas las decisiones correctas deben tomarse con la ayuda de nuestro Padre Celestial. Inclusive el Salvador nunca tomó decisión alguna ni dijo nada que no fuera la voluntad del Padre (véase Juan 5:30).

Conclusión

Presentación por el asesor

Haga hincapié en que el don del Espíritu Santo es una gran bendición que reciben quienes son confirmados miembros de la Iglesia. Si somos dignos de contar con Su compañía, El nos ayudará a cumplir con éxito nuestra misión aquí en la tierra. Para lograrlo, nos guiará, nos protegerá, nos consolará y nos ayudará a venir a Cristo.

Relato

Lea o narre el siguiente relato sobre la forma en que el Espíritu Santo ayudó al élder Bruce R. McConkie del Consejo de los Doce Apóstoles:

“Uno de los vividos recuerdos de mi niñez es de cuando andaba montado a caballo por un huerto de manzanos. El animal era manso y dócil, y yo me sentía seguro en su silla.

“Pero un día algo asustó al caballo y salió desbocado por el huerto; las ramas de los árboles me hicieron caer haciendo que la pierna se me atascara en el estribo. Desesperadamente me así a la desgastada correa que por lo general se usa para atar una reata a la silla; mi peso debía haber roto la correa, pero de algún modo, no lo hizo. Otros dos o tres de los movimientos bruscos del caballo habrían roto la correa o me la hubieran arrancado de las manos dejándome ser arrastrado hasta morir, con el pie atascado en el estribo.

“De pronto el animal se detuvo, y me di cuenta de que alguien tenía firmemente agarradas las riendas y trataba de calmar al tembloroso animal. Casi inmediatamente me encontré en los brazos de mi padre.

“¿Qué había sucedido? ¿Qué había hecho que mi padre acudiera a mi rescate en el preciso instante antes de que me cayera bajo los cascos de mi atemorizado caballo?

“Mi padre estaba sentado en la casa, leyendo el diario, cuando el Espíritu le susurró: ‘iVe inmediatamente al huerto!’

“Sin vacilar, sin esperar a saber por qué razón, mi padre corrió. Encontrándose en el huerto sin saber la razón por la cual estaba allí, vio el caballo desbocado y pensó: Debo detener a este animal.

“Lo hizo y me encontró. Y es así como fui salvado de serias heridas o posiblemente de la muerte” (“Escucha al Espíritu”, Liahona, enero de 1973, págs. 24-25).

Análisis

  • ¿Cómo ayudó el Espíritu Santo al élder McConkie? (El Espíritu Santo le dijo a su padre adonde ir y cómo socorrer a su hijo.)

Cuente experiencias que usted haya tenido al ser guiado por el Espíritu Santo e inste a los jóvenes a contar experiencias similares.

Explique que tal vez muchos consideren que no han tenido ese tipo de experiencias, pero lo más probable es que no han aprendido a reconocer cuándo los está guiando o inspirando el Espíritu Santo.

Testimonio y cometido

Exprese su testimonio acerca de la importancia de vivir dignamente para recibir la inspiración que proviene del Espíritu Santo y de tener el deseo de escuchar y seguir Sus susurros.

Exhorte a los jóvenes a escuchar los susurros del Espíritu Santo y a responder a ellos en su vida diaria.