8: “Honra a tu padre”

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 25–27


OBJETIVO

Que los jóvenes honren y apoyen y demuestren amor por su padre como la autoridad que preside en el hogar.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

    2. b.

      Lápices para marcar pasajes de las Escrituras.

    3. c.

      Una fruta de aspecto delicioso y apetecible.

  2. 2.

    Prepare un cartel con la siguiente declaración del presidente Hugh B. Brown:

    “La paternidad se asemeja a la divinidad; por lo tanto, lleva toda una vida llegar a ser un buen padre” (“Each Must Live with Himself”, Improvement Era, diciembre de 1963, pág. 1095).

  3. 3.

    Una semana antes de impartir la lección, póngase en contacto con el padre de cada uno de los jóvenes (o con la madre si no hay padre en el hogar) y pídale que escriba una breve carta de tributo a su hijo, mencionando cosas específicas que hace o ha hecho para honrarle o apoyarle en sus responsabilidades como padre. Si algún joven no tiene padre ni madre, pida a algún familiar o a la persona que lo tenga a su cargo que relate cómo las acciones de ese joven han honrado a alguien en su vida.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

El padre es el patriarca de la familia

Dramatización

Pida a los jóvenes que dramaticen las siguientes situaciones. Concédales unos cinco minutos para que cada grupo prepare su parte.

Episodio 1: Escoja a tres o cuatro jóvenes para dramatizar un consejo de familia donde nadie dirija y en el que cada uno de los integrantes discuta su propia idea concerniente a las vacaciones que la familia desea tomar. Cada miembro de la familia está en desacuerdo con los demás y se aferra a su propia idea.

Después de la dramatización, haga la siguiente pregunta:

  • ¿Por qué no pudieron llegar a un acuerdo?

Episodio 2: Escoja a tres o cuatro jóvenes para que dramaticen un consejo familiar ejemplar, donde el padre dirige, donde se toman en cuenta las ideas de cada uno de los integrantes de la familia y donde todos participan para llegar a un acuerdo.

Después de la dramatización, analice la siguiente pregunta:

  • ¿Qué hizo posible que se llegara a un acuerdo en esta dramatización?

Cartel

Ponga a la vista de todos el cartel que hizo con la declaración del presidente Hugh B. Brown (véase la sección titulada “Preparación”). Explique que gran parte del éxito de un buen padre depende del amor y del apoyo que reciba de su familia.

Análisis en la pizarra

Escriba la palabra Patriarca en la pizarra y pida a los jóvenes que expliquen lo que significa ese término para ellos. Es posible que los muchachos hablen del patriarca de la estaca. Aclare que en el Antiguo Testamento un patriarca era un hombre elegido por el Señor para dirigir y presidir una familia. Puede mencionar que cuando se hace referencia a Adán, Noé, Abraham, Isaac y Jacob, se les nombra como patriarcas.

Explique que como líder de la familia, el patriarca tiene el derecho y la responsabilidad de recibir revelación para su familia.

Cita

Lea la siguiente cita con el fin de aclarar más ampliamente a los jóvenes las importantes funciones que tiene todo padre.

“La realidad es que toda familia constituye su propio gobierno, y el padre es quien lo encabeza. En el principio, era el único gobierno que existía y pasó de Adán a sus descendientes. Debidamente organizada, dentro de la Iglesia, el padre es el patriarca de una unidad familiar eterna. El cielo será para nosotros la extensión de un hogar ideal. Como oficial presidente poseedor del sacerdocio, el padre ocupa un lugar insustituible.” (A. Theodore Tuttle, “The Role of Fathers”, Ensign, enero de 1974, pág. 66).

Nuestras buenas acciones honran a nuestros padres

Análisis de un pasaje de las Escrituras

Pida a uno de los jóvenes que lea Exodo 20:12.

  • ¿Qué significa honrar a nuestro padre?

Trate de que los jóvenes traigan a colación el concepto de que honrar a nuestro padre significa vivir de forma tal que lo honremos y le hagamos sentirse orgulloso de nosotros. Debido a que los patriarcas dirigen y presiden a todos sus descendientes, debemos honrar a nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros bisabuelos, etc. Al honrar a nuestros padres, estamos a la vez honrando a nuestro Padre Celestial.

Pasaje de las Escrituras y lección práctica

Pida a un joven que lea Mateo 7:17-20, y sugiera a la clase que marquen ese pasaje en sus ejemplares de las Escrituras. Levante en alto la fruta para que todos la puedan ver bien, y analice con los jóvenes las siguientes preguntas:

  • ¿Qué podemos decir del árbol que dio esta hermosa fruta?

  • ¿Piensan que el árbol fue mal cuidado o estaba afectado por alguna plaga? ¿Por qué? o ¿por qué no?

  • ¿En qué forma refleja esta fruta la clase de árbol del que proviene?

  • La clase de persona que ustedes son, ¿en qué forma refleja la clase de padres y familia que tienen?

  • ¿De qué manera podrían demostrar a los demás que ustedes provienen de un buen hogar?

Explique que por medio de nuestros hechos y acciones, nosotros honramos o deshonramos a nuestros padres y a nuestra familia. Las buenas acciones honran a la familia.

Relato

El presidente David O. McKay contó una vez un episodio acerca de la gran confianza que tenía un joven en su padre, y de la forma en que le demostraba su amor y su agradecimiento.

“Una vez, un grupo de botánicos ingleses pasó sus vacaciones en los Alpes Suizos recolectando especímenes de flores raras. Una mañana encontraron una flor muy peculiar, la cual crecía en un pequeño valle al pie de un escarpado precipicio de considerable profundidad. Durante la última etapa del ascenso se había sumado al grupo un jovencito que miraba interesado lo que sucedía. Uno de los del grupo de botánicos se volvió hacia el joven y le dijo: ‘Muchacho, si nos dejas que te bajemos por este acantilado atado con una cuerda en la cintura, para que puedas recoger una de esas plantas y traerla intacta, te daremos cinco libras esterlinas’ [moneda inglesa].

“El muchacho los miró sorprendido por un momento y luego corrió, aparentemente asustado ante la idea de que lo bajaran por la quebrada atado a un cordel. Pero poco tiempo después regresó trayendo consigo a un hombre de edad, encorvado y canoso, con las manos curtidas y callosas por el trabajo duro. Al llegar hasta el grupo de botánicos, el muchachito se dirigió hacia el hombre que le había hecho la oferta y le dijo: ‘Señor, él es mi papá. ¡Bajaré hasta el valle si dejan que sea mi padre el que sujete la cuerda!1 ” {Melchizedek Priesthood Leccions, 1965, pág. 86).

Análisis en la pizarra

Escriba en la parte superior de la pizarra: Cómo honrar a nuestros padres.

  • ¿Cuáles son algunas de las formas en que los jóvenes pueden honrar a sus padres?

Escriba sus sugerencias en la pizarra bajo el título: “Cómo honrar a nuestros padres”. Las sugerencias pueden incluir lo siguiente: Acudir a él por ayuda y consejo, seguir sus consejos, hablarle con respeto, hablar de él con respeto, orar por su persona, pedirle una bendición cuando surjan problemas o dudas, ser su amigo, hacer cosas especiales para él y vivir una vida digna.

Analice con los jóvenes estas ideas. Aliente a los jóvenes para que cuenten experiencias que hayan tenido, en las cuales hayan manifestado honor y respeto por sus padres.

Honrar a nuestro Padre Celestial

Cita

Lea la siguiente declaración del obispo Robert D. Hales, del Obispado Presidente:

“Cuando era joven, tuve la oportunidad de estar en las Fuerzas Armadas; era piloto de aviones de combate. Para motivarnos, todas las unidades de nuestro escuadrón tenían un lema. El de nuestra unidad, que estaba en un costado del avión, era: ‘Regresar con honor’, y era un recordatorio de nuestra determinación de volver a la base con honor, sólo después de haber hecho todo lo posible por completar con éxito todos los aspectos de nuestra misión.

“El lema ‘Regresar con honor’ también se aplica a todos nosotros en nuestro plan de progreso eterno. Después de haber vivido con nuestro Padre Celestial y de haber venido a la tierra, debemos tener la determinación de regresar a nuestra morada eterna con honor.

“El lema ‘Regresar con honor’ también se aplica a todos nosotros en nuestro plan de progreso eterno. Después de haber vivido con nuestro Padre Celestial y de haber venido a la tierra, debemos tener la determinación de regresar a nuestra morada eterna con honor”.

  • ¿Qué debemos hacer para regresar a nuestro Padre con honor?

“Al igual que los pilotos deben obedecer ciertas reglas a fin de evitar un desastre, hay leyes, ordenanzas y convenios que nosotros debemos comprender y obedecer en este período de preparación si hemos de lograr la meta de la vida eterna” (“El Sacerdocio Aarónico: ‘Regresemos con honor’ ”, Liahona, julio de 1990, pág. 49).

Conclusión

Cartas

Distribuya las cartas entre los jóvenes. Explíqueles que los padres escribieron esas cartas y recomiéndeles que las lean en privado. Sugiérales que, durante la semana, en forma individual escriban una carta a sus respectivos padres a fin de expresarles el amor y el agradecimiento que sienten por ellos. Inste a los jóvenes a que hagan siempre lo posible por ser buenos ejemplos en el hogar y a que honren a sus padres en todo momento. Todos los jóvenes deben comprender que deben prepararse para la sagrada bendición de ser padres en el futuro.