9: El respeto por las madres y por su función divina

SACERDOCIO AARONICO Manual 1, (2002), 28–30


OBJETIVO

Que los jóvenes fortalezcan el respeto y la relación filial que tienen con sus respectivas madres.

PREPARACION

  1. 1.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Libros canónicos para cada uno de los jóvenes.

    2. b.

      Lápices para marcar las Escrituras.

    3. c.

      Lápiz, papel y sobre para cada uno de los jóvenes.

  2. 2.

    Antes de comenzar la clase, escriba las siguientes preguntas en la pizarra:

    1. a.

      ¿Quién arriesgó su vida para que ustedes nacieran?

    2. b.

      ¿Quién les ha demostrado amor incondicional desde que nacieron?

    3. c.

      ¿Cómo podemos mostrar nuestro aprecio por quienes han hecho tantos sacrificios por nosotros?

  3. 3.

    Póngase en contacto con cada una de las madres de los jóvenes y pídales que mencionen por lo menos una cosa que hace su hijo por fortalecer la relación entre hijo y madre. Ponga todos los comentarios en un cartel. Si alguno de los jóvenes no tuviera madre, pida a un familiar o persona de la casa que le diga algo que ese joven hace para ayudar en la casa.

SUGERENCIAS PARA EL DESARROLLO DE LA LECCION

Las madres son sumamente importantes en el plan de Dios

Análisis en la pizarra

Pida a los jóvenes que se fijen en las preguntas que están escritas en la pizarra (véase la sección “Preparación”). Lea las tres preguntas en voz alta.

  • ¿Cuál es la palabra que contesta a las dos primeras preguntas? (Madre.)

Diga a los jóvenes que usted va a dejar esas preguntas en la pizarra para que piensen en ellas durante el transcurso de la lección.

Explique que aun cuando todos amamos y apreciamos a nuestras madres, a veces no nos damos cuenta de todo lo que hacen por nosotros hasta que estamos lejos de ellas o del hogar.

Relato

El campamento había sido una grata experiencia para todos los jóvenes del barrio. Durante los primeros días, todos estaban de acuerdo con que era divertido estar lejos de casa; sin embargo, a medida que se acercaba el día de regresar, empezaron a sentirse ansiosos por volver. Al juntarse para la última reunión en el campamento, el asesor pidió a los muchachos que hablaran sobre lo que habían pensado sobre su mamá durante esa semana de campamento.

Pida a cinco de los jóvenes que lean por turno uno de los siguientes comentarios que hicieron los muchachos aquella última tarde de campamento.

  1. 1.

    “¿Quieren saber en qué utilizó mi mamá el dinero que recibió de regalo para su cumpleaños? Se suponía que era para comprarse un vestido nuevo, pero en vez de eso compró mi bolsa de dormir para que yo pudiera venir al campamento. Cada vez que me meto en él para dormir, recuerdo el sacrificio que ella hizo por mí. Da la impresión de que mi mamá siempre estuviera haciendo sacrificios por mí”.

  2. 2.

    “En casa, todos tenemos que turnarnos para lavar los platos. Antes pensaba que era un trabajo más que debía hacer, pero cuando me correspondió lavar los platos en el campamento, extrañé a mi mamá. Me di cuenta de que cuando los lavo en casa, ella siempre está cerca para ayudarme y poder así conversar. Extrañé mucho a mi mamá al no tenerla cerca para contarle sobre mis actividades y los problemas de cada día. Es bueno saber que uno tiene a alguien que siempre le escucha cuando lo necesita”.

  3. 3.

    “El otro día me senté sobre una gran piedra y me entretuve mirando a las ardillas jugar y correr de un lado para el otro. Eso me hizo acordar de cuando yo era pequeño y siempre estaba tratando de cazar insectos o animales. Mi madre me enseñó que debíamos dejarlos tranquilos y libres, pues ellos también tenían su razón para existir, y que no debía herirlos ni asustarlos tratando de cazarlos para meterlos en una jaula. Ella ama a los animales y siempre dice que son una creación de nuestro Padre Celestial y que debemos considerar todo ser viviente con gran respeto”.

  4. 4.

    “Muchachos, estoy seguro de que todos ustedes están muy contentos de que mi mamá me haya enseñado a cocinar. De lo contrario, hubieran estado muy desilusionados anoche cuando estaban muertos de hambre y fue mi turno de preparar la comida. Ella dice que cuando vaya a mi misión, voy a estar muy contento de haber aprendido a cocinar algunas cosas. No tengo que esperar; ya estoy contento por eso ahora”.

  5. 5.

    “El domingo de testimonios pasado bendijeron al bebé de mi hermana. Cuando ella dio su testimonio, dijo que nunca había apreciado realmente a nuestra madre hasta que tuvo a su primer hijo. Ahora se da cuenta de que el tiempo, el dinero, los esfuerzos y los pensamientos de las madres están dedicados a sus hijos. Cuando vi a ese bebito, pensé que yo también fui una vez así y en lo mucho que mi mamá tuvo que hacer por mí hasta que crecí. El ver a mi hermana atender a su bebé me ayuda a apreciar mucho más a mi madre”.

Análisis en la pizarra

(Utilice buen criterio y consideración durante la lección, si alguno de los jóvenes no vive con su madre, ya sea que ésta haya muerto o por cualquier otra circunstancia.) Pida a los jóvenes que le ayuden hacer una lista de lo que sus respectivas madres les proporcionan a ellos y a su familia. Escriba en la pizarra todo lo que los jóvenes puedan decirle en dos o tres minutos. No tendrá tiempo para escribir todo lo que las madres hacen, pero incluya lo suficiente con el fin de que los muchachos puedan ver la cantidad de pequeños actos de amor y servicio que las madres hacen a diario, los cuales la mayoría de las veces pasamos por alto y no los apreciamos. Para iniciar la actividad, pídales que piensen que en ese momento se levantan por la mañana y recorran con su imaginación un día corriente en casa; y que mientras lo hacen, mediten en todo lo que hace su madre por el bien de la familia.

De la lista saque como conclusión que debemos demostrar amor y gratitud a nuestras respectivas madres, honrarlas y respetarlas.

Cita

Lea y analice con la clase la siguiente declaración del presidente David O. McKay:

“De todas las cosas del mundo, la maternidad es lo que mejor ejemplifica la oportunidad que Dios nos ha brindado de crear y sacrificarnos... La madre que, en cumplimiento de la ley eterna, trae al mundo un espíritu inmortal, ocupa una jerarquía principal en el reino de la creación” {Gospel Ideals [Salt Lake City: Improvement Era, 1953], pág. 456).

Pasaje de las Escrituras

Lea Juan 15:13 y pida a los jóvenes que subrayen este pasaje.

Explique que honramos a los soldados que regresan del campo de batalla porque arriesgaron la vida por nosotros, y que de la misma forma, las madres, al dar a luz, están dispuestas a arriesgar su vida por su bebé. No siempre demostramos la honra y el agradecimiento que deberíamos manifestarle a nuestra madre. No sólo pasan por el dolor y el riesgo al momento del alumbramiento para que podamos venir al mundo, sino que también sacrifican su tiempo y su talento durante el resto de su vida para enseñarnos y criarnos.

Debemos fortalecer nuestra relación filial con nuestra madre

Análisis de un pasaje de las Escrituras

Pida a los jóvenes que presten atención a la última pregunta que está escrita en la pizarra. No pida una respuesta por el momento. Explique que Cristo nos dejó un gran ejemplo. Cuando estaba en la cruz, uno de Sus últimos pensamientos fue para su madre.

Pida a un joven que lea Juan 19:25-27.

A pesar de que Jesús estaba sufriendo, estaba tan preocupado por Su madre que le pidió a Juan que cuidara de ella.

  • ¿Qué pueden hacer ustedes para demostrar interés y agradecimiento por su madre?

Cartel

Aliente a cada uno de los jóvenes para que exprese por lo menos una idea. Explíqueles que una de las cosas que hace más feliz a una madre es tener una relación filial más estrecha y cariñosa con sus hijos. Muestre a los jóvenes el cartel que preparó y dígales que conversó con cada una de las madres y éstas son algunas de las cosas que ellas piensan que fortalecen la relación que tienen con sus hijos. Analicen las ideas que se hayan expresado.

Cita

El presidente David O. McKay dijo, hablando de las madres: “Si en una carta le dicen cuánto la quieren y cuán agradecidos se sienten, ella derramará lágrimas de felicidad” (“The True Mother”, Instructor, mayo de 1960, pág. 142).

Actividad

Distribuya papel, lápices y sobres entre los jóvenes, y pídales que le escriban una nota de cariño y agradecimiento a sus respectivas madres. Quizás los jóvenes deseen incluir algunas cosas que piensan hacer por ella para demostrar el gran respecto que le tienen y para mejorar la relación filial que tienen con su mamá.

Conclusión

Sugiera a los jóvenes que por mucho que les agrada a las madres escuchar palabras de agradecimiento o ver pequeños actos de aprecio, una de las mejores formas que tenemos de agradecerles es honrar nuestro sacerdocio y crecer como jóvenes honrados, fieles y firmes, tal como ellas lo esperan de nosotros.

Cometido

Explique que todo joven es como un monumento a su madre y que puede honrarla o no de acuerdo con la forma en que él viva. Inste a cada uno de los jóvenes a honrar a su madre viviendo una vida de rectitud.