“Buscad el reino de Dios”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


Con el fin de aprender más acerca del profeta Jacob, lea los siguientes pasajes: 1 Nefi 18:7; 2 Nefi 2:1–4; 6:2–4; Jacob 1:1–2, 18–19.

• El profeta Jacob amonestó contra el amor a las riquezas, el orgullo, la inmoralidad y el prejuicio racial (Jacob 2:12–16, 22–23; 3:5, 9). Después de exhortar al pueblo al arrepentimiento, Jacob terminó su sermón testificando de la esperanza de recibir el perdón por medio de la Expiación. ¿Cómo podemos obtener la esperanza en Cristo de la que habló Jacob? (Véase Jacob 4:4–12.)

Jacob reprendió a los varones nefitas por maltratar a sus esposas y a sus hijos (véase Jacob 2:9, 31–32, 35). Los líderes de la Iglesia de los últimos días también han amonestado severamentecontra el abuso de cualquier tipo. La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce han advertido que “las personas que violan los convenios de castidad, que abusan de su cónyuge o de sus hijos, o que no cumplen con sus responsabilidades familiares, que un día deberán responder ante Dios” (“La Familia: Una proclamación para el mundo”, Liahona, junio de 1996, pág. 10).

Sugerencia para el análisis en familia

Pida a los miembros de la familia que lean Jacob 2:35 y después haga las preguntas que figuran a continuación:

• ¿Qué cosas podemos hacer o decir que podrían herir los sentimientos de otras personas? ¿Qué podemos hacer para crear más unidad y amor en nuestro hogar?