“Dios mismo… redimirá a su pueblo”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


Al estudiar los capítulos del 12 al 17 de Mosíah, esté atento al mensaje principal que Abinadí dio al rey Noé y a sus sacerdotes. Pregúntese por qué estaba dispuesto Abinadí a morir a fin de comunicar este mensaje.

• Después de que Abinadí resistió los esfuerzos de los sacerdotes por “confundirlo”, uno de ellos le hizo una pregunta acerca de un pasaje de las Escrituras (Mosíah 12:19–24; véase también Isaías 52:7–10). ¿Por qué no pudieron los sacerdotes comprender este pasaje de las Escrituras? (Véase Mosíah 12:25–27. ¿Qué significa aplicar nuestro corazón para entender?

• ¿Qué significa tener los mandamien-tos “escritos en [nuestros] corazones”? (Mosíah 13:11). ¿En qué forma el tener los mandamientos escritos en su corazón podría afectar su esfuerzo por obedecerlos?

• ¿Qué puede aprender acerca del Salvador en esta profecía que se cita en Mosíah 14?

• Al final de su discurso, ¿qué fue lo que Abinadí exhortó a hacer a Noé y a los sacerdotes? (Véase Mosíah 16:13–15.) ¿Cómo puede aplicar este consejo en su vida?

• Aunque no es probable que tenga que morir por su fe, ¿cómo puede seguir el ejemplo de Abinadí?

Sugerencia para el análisis en familia

Como familia, hagan una lista de las personas que, al igual que Abinadí, han comunicado el mensaje de la expiación de Jesucristo a pesar de enfrentar grandes peligros (véase, por ejemplo, Hechos 4:1–12; 1 Nefi 1:18–20; Mosíah 18:1–2; Helamán 13:1–7). Si sabe de algunos miembros de la familia que hayan llevado a cabo la obra misional bajo circunstancias difíciles, hable de sus experiencias. Inste a los miembros de la familia a escribir esas experien-cias en su diario personal.