Introducción

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


En una reunión con los Doce Apóstoles, el profeta José Smith declaró “a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro” (Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 233–234); véase también la Introducción del Libro de Mormón).

Esta guía de estudio se ha diseñado para complementar su estudio del Libro de Mormón. Está dividida en secciones numeradas que corresponden a las lecciones del curso del Libro de Mormón de la clase de Doctrina del Evangelio. Cada sección contiene la asignación semanal de lectura y preguntas para ayudarle en su estudio. Si lo desea, puede utilizar las preguntas para ayudarle a aplicar las Escrituras a su vida personal y para prepararse a fin de participar de manera significativa en los análisis en la clase.

Junto con el maestro de la clase de Doctrina del Evangelio, usted también comparte la responsabilidad de ayudar a que la clase tenga éxito. El Señor ha dicho que los maestros deben “predicar… por el Espíritu de verdad” y que los que reciban “la palabra de verdad” deben hacerlo “por el Espíritu de verdad” (D. y C. 50:17, 19). Asista a la clase preparado para contribuir con su punto de vista, hacer preguntas, compartir experiencias que haya tenido, expresar su testimonio y escuchar con atención al maestro y a los demás miembros de la clase. Cuando haya estudiado la asignación de lectura y haya meditado en las preguntas de esta guía de estudio, estará mejor preparado para el cumplimiento de las palabras del Señor cuando dijo: “…el que la predica y el que la recibe se comprenden el uno al otro, y ambos son edificados y se regocijan juntamente” (D. y C. 50:22).

Esta guía de estudio también es un recurso valioso para las familias. Puede utilizar las preguntas con el fin de fomentar entre los miembros de la familia los análisis centrados en el Evangelio. Cada sección también contiene una sugerencia para un análisis familiar. Los miembros de la familia, si lo desean, pueden acudir a dichas sugerencias al preparar las lecciones para la noche de hogar para la familia.