“La clave de nuestra religión”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


Con la ayuda de la oración, estudie los pasajes de las Escrituras que figuran a continuación: 1 Nefi 13:38–41; 19:23; 2 Nefi 25:21–22; 27:22; 29:6–9; Mormón 8:26–41; Éter 5:2–4; Moroni 1:4; 10:3–5; Doctrina y Convenios 10:45–46; 20:8–12; 84:54–58. Estudie también el material preliminar para el estudio del Libro de Mormón.

• De acuerdo con lo que dice el segundo párrafo de la portada del Libro de Mormón, ¿cuáles son los tres objetivos del Libro de Mormón?

• ¿Qué ha aprendido acerca de Jesucristo en el Libro de Mormón? ¿De qué manera ha fortalecido el Libro de Mormón su testimonio de Jesucristo?

• ¿Qué pasajes del Libro de Mormón son especialmente inspiradores para usted?

Sugerencia para el análisis en familia

Como familia, lean la declaración del presidente Marion G. Romney que figura a continuación:

“Estoy seguro de que si los padres leen el Libro de Mormón en forma regular y con oración, solos y con sus hijos, el gran espíritu de este libro penetrará en sus hogares y morará con ellos; el espíritu de reverencia aumentará y el respeto y la consideración mutuos serán aún mayores, desvaneciéndose el ánimo de contención; los padres aconsejarán a sus hijos con más amor y sabiduría, y los hijos serán más sumisos al consejo de sus padres; la justicia aumentará; la fe, la esperanza y la caridad, que constituyen el amor puro de Cristo, engalanarán vuestro hogar y vuestra vida, llevándoos paz, gozo y felicidad” (“El Libro de Mormón”, Liahona, julio de 1980, pág. 109).

Hablen de las bendiciones que recibirá su familia si sigue este consejo. Elaboren un plan para reunirse en familia diariamente para estudiar el Libro de Mormón. Inste a cada uno de los miembros de la familia a aceptar la responsabilidad de seguir el plan.