“Las cosas antiguas han pasado, y todas las cosas se han vuelto nuevas”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


Al estudiar las enseñanzas del Salvador que se encuentran en 3 Nefi 12–15, busque las enseñanzas que usted necesite en forma especial.

Jesús dijo a los nefitas: “Os doy a vosotros ser la sal de la tierra” (3 Nefi 12:13). A fin de comprender mejor esa declaración, lea los pasajes que aparecen a continuación. Si lo desea, márquelos en su ejemplar de las Escrituras.

  • Levítico 2:13

  • D. y C. 101:39–40

  • Mateo 5:13

  • D. y C. 103:9–10

• Lea 3 Nefi 12:48. ¿Por qué necesi-tamos la expiación de Jesucristo para ser perfeccionados? (Véase 2 Nefi 2:7–9; 3 Nefi 19:28–29; Moroni 10:32–33.)

Sugerencia para el análisis en familia

Dé a los miembros de la familia una porción de un alimento que por lo general se prepare con sal. Sirva a cada uno una porción con sal y otra sin sal. De esa manera, ellos se darán cuenta de que la sal realza los sabores naturales de la comida.

En un cuarto obscuro, encienda una linterna o una vela.

Después de estas demostraciones, analice lo que significa ser “la sal de la tierra” y “la luz [del] pueblo” (3 Nefi 12:13–14).