“¡Cómo pudisteis apartaros de las vías del Señor!”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


• Cuando Mormón tenía 15 años de edad, lo “visitó el Señor, y [probó] y [conoció] la bondad de Jesús” (Mormón 1:15). ¿Cómo podemos llegar a conocer la bondad de Jesús?

• ¿Qué condiciones existieron en la sociedad nefita durante la vida de Mormón? (Véase Mormón 1:19; 2:1, 8, 10, 18.) Aun cuando nosotros, al igual que Mormón, vivimos en una época de mucha iniquidad, ¿qué podemos hacer para mantener nuestra fe y nuestra rectitud personal?

• Mormón dijo que cuando su pueblo derrotó a los lamanitas en la batalla, “no comprendieron que era el Señor el que los había librado” (Mormón 3:3). ¿Por qué es importante que reconozcamos que las bendiciones que recibimos proceden del Señor? (Véase Mormón 3:9.)

• Lea Mormón 5:17–18. ¿En qué forma son las personas que no siguen al Salvador como “el barco… sin velas ni ancla”? ¿De qué manera es el Evangelio como una vela y un ancla para usted?

Sugerencia para el análisis en familia

Lean como familia Mormón 1:13–14 y 2:18. Después lean Mormón 1:15 y 2:19. Recalque que aun cuando nos encontremos rodeados de iniquidad, podemos conocer la bondad del Señor. Si, al igual que Mormón, nos esforzamos por seguir al Señor y permanecer leales a nuestro testimonio del Evangelio, podremos encontrar esperanza en el conocimiento de que “[seremos] enaltecido[s] en el postrer día” (Mormón 2:19).