“Para guardarlos en el camino recto”

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


• ¿Por qué son importantes para nuestros días los capítulos del 2 al 5? ¿De qué manera les hace sentir fortalecidos el saber que las mismas ordenanzas han estado presentes en diferentes dispensaciones de la Iglesia del Señor?

• ¿Qué convenios hacemos por medio de la Santa Cena? (Véase Moroni 4:3; 5:2.) ¿Qué se nos promete a cambio? ¿Qué siente cuando participa de la Santa Cena dignamente y con reverencia?

• Después de que las personas se bautizaban y recibían el don del Espíritu Santo, “eran [contadas] entre los del pueblo de la iglesia de Cristo; y se inscribían sus nombres” (Moroni 6:4). ¿Por qué se registraban sus nombres? (Véase Moroni 6:4.) ¿Cómo puede usted contribuir al esfuerzo de la Iglesia por ver que se haga memoria de los miembros nuevos y de los que ya tengan mucho tiempo en la Iglesia, y de que se les nutra “con la buena palabra de Dios”?

Sugerencia para el análisis en familia

Si los miembros de la familia son conversos nuevos, analicen lo que sintieron al unirse a la Iglesia. Permita que hablen de las cosas que les agrada-ron al unirse a la Iglesia y en cuanto a los desafíos que enfrentaron al unirse a ella. Si han sido miembros de la Iglesia por mucho tiempo, pídales que hablen de lo que piensen que sentirían si fueran a la Iglesia por primera vez.

Pida a un miembro de la familia que lea el consejo del presidente Gordon B. Hinckley que figura a continuación:

“Con un número de conversos cada vez mayor, debemos incrementar de manera substancial nuestros esfuerzos para ayudarlos a integrarse. Cada uno de ellos necesita tres cosas: un amigo, una responsabilidad y ser nutridos ‘por la buena palabra de Dios’ (véase Moroni 6:4)” (“Los conversos y los hombres jóvenes”, Liahona, julio de 1997, pág. 53).

• ¿Qué podemos hacer para seguir ese consejo?