La visión del árbol de la vida

El Libro de Mormón: Guía de estudio para el miembro de la clase, 1999


Conforme estudie el relato de la visión del árbol de la vida, ponga atención a los símbolos que figuran a continuación y a su significado:

  • El árbol de la vida (1 Nefi 8:10; 11:8–25).

  • El fruto del árbol de la vida (1 Nefi 8:10–18, 30; 15:36; véase también D. y C. 14:7).

  • La barra de hierro (1 Nefi 8:19–24, 30; 11:25; 15:23–24).

  • El vapor de tinieblas (1 Nefi 8:23–24; 12:17).

  • El río de aguas sucias (1 Nefi 8:13, 26, 32; 15:26–29).

  • El edificio grande y espacioso (1 Nefi 8:26–28, 31, 33; 12:18).

• Cuando a Nefi se le mostró el árbol de la vida, quiso saber su interpretación (1 Nefi 11:8–11). ¿Qué aprendió sobre lo que representa el árbol? (Véase 1 Nefi 11:21–25.) ¿Qué vio Nefi que le ayudó a comprender mejor el amor de Dios? (Véase 1 Nefi 11:13–21, 24, 26–33; véase también Juan 3:16).

• ¿En qué forma describieron Lehi y Nefi el árbol de la vida y su fruto? (Véase 1 Nefi 8:10–12; 11:8–9, 23; 15:36.)

• Explique que en la visión, Lehi vio “innumerables concursos de gentes” (1 Nefi 8:21). Esas personas pueden catalogarse en cuatro grupos de acuerdo con sus acciones al ir en busca del árbol y del fruto. Lea 1 Nefi 8:21–33 y busque esas cuatro categorías. ¿Cómo se manifiestan esas categorías en el mundo de hoy? ¿En cuál categoría piensa que está usted?

Sugerencia para el análisis en familia

Dirija la siguiente actividad para ayudar a los miembros de la familia a comprender mejor la visión del árbol de la vida:

Vende los ojos de un miembro de la familia y déle vueltas para desorientarlo. Explique que la venda representa el vapor de tinieblas. Después coloque en algún lugar del cuarto una lámina del Salvador y diga a la persona vendada que camine hacia la lámina sin recibir ninguna ayuda. Cuando sea obvio que no podrá hacerlo, pida a otro miembro de la familia que se ponga de pie junto a la lámina, sosteniendo en la mano un extremo de un pedazo de cuerda (que representa la barra de hierro). Pida a otra persona que sostenga el otro extremo. Después pida a la persona que tiene la venda en los ojos que se aferre a la cuerda y que camine hasta la lámina.