“Mi alma se deleita en las palabras de Isaías”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro, 1999


Objetivo

Inspirar a los miembros de la clase a leer las profecías de Isaías y ayudarles a comprender cómo se aplican éstas a la vida de ellos.

Preparación

  1. 1.

    Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:

    1. a.

      2 Nefi 11; 25:1–7. Nefi testifica de la importancia de los escritos de Isaías y enseña acerca de las claves que nos ayudan a entenderlos.

    2. b.

      2 Nefi 12:1–12. Isaías ve el templo de los últimos días y la congregación de Israel.

    3. c.

      2 Nefi 15:26–29; 21:12. Isaías profetiza que el Señor alzará un estandarte y congregará a Israel.

    4. d.

      2 Nefi 16:22; 25:19–30. Isaías y Nefi testifican del poder redentor del Salvador.

  2. 2.

    Lectura complementaria: “Isaías”, Guía para el Estudio de las Escrituras, pág. 100.

  3. 3.

    Si tiene disponibles las láminas que figuran a continuación, prepárese para usarlas durante la lección: Isaías escribe sobre el nacimiento de Cristo (62339; Las bellas artes del Evangelio, 113); El Templo de Salt Lake (62433; Las bellas artes del Evangelio, 502) y Jesús el Cristo (62572; Las bellas artes del Evangelio, 240).

  4. 4.

    A fin de aumentar su propia comprensión de los escritos de Isaías, tal vez desee repasar las lecciones 36–40 de El Antiguo Testamento, Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro (35570 002).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Lean Mosíah 8:17–18 y después haga las siguientes preguntas a los miembros de la clase:

• ¿Qué pueden ver los videntes? (Los acontecimientos del pasado, del presente y del futuro.) ¿Por qué son tan importantes los videntes para nosotros?

Explique que debido a que Isaías era un vidente, vio en visión acontecimientos como la Guerra en los Cielos, la destrucción de Jerusalén después de la muerte del Salvador, la batalla de Armagedón y el reinado milenario del Salvador.

Muchos de los escritos de Isaías parecen difíciles de entender porque usan lenguaje simbólico para referirse a una amplia gama de acontecimientos pasados y futuros. Sin embargo, podemos llegar a comprenderlos si hacemos un esfuerzo constante por leerlos y estudiarlos y si lo hacemos con oración. En esta lección se analizan algunos de los escritos más significativos de Isaías.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se aplican al diario vivir. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

1. Nefi testifica de los escritos de Isaías y proporciona las claves para entenderlos.

Analicen 2 Nefi 11; 25:1–7. Pida a algunos miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya seleccionado. Si va a usar la primera sugerencia adicional para la enseñanza, pida al alumno asignado que dé un breve informe acerca de Isaías y su época.

• ¿Por qué consideró Nefi que era importante incluir las palabras de Isaías en su registro? (Véase 1 Nefi 19:23; 2 Nefi 11:2–6, 8; 25:3. Pida a varios miembros de la clase que lean estos pasajes en voz alta. Conforme se lea cada uno de ellos, pida a un alumno que escriba en la pizarra la referencia y la razón para citar a Isaías. Se muestra un ejemplo a continuación.)

Razones por las que Nefi citó a Isaías

1 Nefi 19:23

“Para convencerlos más plenamente de que creyeran en el Señor su Redentor”.

2 Nefi 11:2–4

Para proporcionar otro testigo de Jesucristo.

2 Nefi 11:5–6, 8

Para ayudar a sus lectores (nosotros) a regocijarse.

2 Nefi 25:3

Para revelar los juicios de Dios.

• ¿Por qué son estas razones importantes para nosotros hoy en día? ¿En qué forma nos puede traer gozo el comprender las palabras de Isaías?

Explique que Nefi dio varias claves que pueden ayudarnos a comprender mejor los escritos de Isaías. Si hay suficiente tiempo, analice estas claves con los miembros de la clase.

Clave 1: “[Aplicar] todas las Escrituras a nosotros mismos” (1 Nefi 19:23; véase también 2 Nefi 11:2, 8). Muchas de las profecías de Isaías tienen que ver con acontecimientos de los últimos días. Al observar el desenvolvimiento de esas profecías y al participar en su cumplimiento, podremos comprender mejor las enseñanzas de Isaías y aplicarlas en nuestra vida. Por ejemplo, 2 Nefi 15 contiene la profecía de Isaías de que el Señor “alzará estandarte a las naciones” para congregar a Israel (2 Nefi 15:26). Esa profecía puede ayudarnos a comprender mejor la importancia de compartir el Evangelio restaurado, o sea, el estandarte para guiar a todas las naciones al Señor.

Clave 2: “Comprender… concerniente a la manera de profetizar entre los judíos” (2 Nefi 25:1). Las profecías de Isaías están escritas en un estilo que los judíos estaban acostumbrados a leer y a escuchar. Podremos comprender mejor los escritos de Isaías si recordamos que usó imágenes y símbolos que habrían sido familiares para los judíos de su época. Por ejemplo, en 2 Nefi 12:1–3, Isaías usa la palabra “monte” para representar un elevado lugar espiritual, un lugar para recibir revelación y para acercarse a Dios, como lo es el templo.

Clave 3: “Conozcan los juicios de Dios” (2 Nefi 25:3; véase también el versículo 6). Isaías previó la forma en que los reinos de Israel y de Judá sufrirían a causa de su iniquidad, pero también profetizó que cuando se arrepintieran y siguieran a Jesucristo se les restaurarían sus bendiciones. Basándonos en los relatos de Isaías en cuanto a lo que les sucedió a Israel y a Judá, y basándonos en sus profecías acerca de la futura restauración de la casa de Israel, podemos comprender mejor la forma en que Dios obra en nuestra vida y bendice a las naciones de acuerdo con su rectitud.

Clave 4: “[Saber] acerca de las regiones circunvecinas [de Jerusalén]” (2 Nefi 25:6). El conocer la geografía y el nombre de los lugares de Israel nos sirve para comprender mejor las profecías de Isaías concernientes a los reinos de Israel y de Judá y las naciones que los amenazaban. Por ejemplo, en 2 Nefi 20:28–34, Isaías nombró las ciudades por las que pasaría el ejército asirio y la forma en que éste sería detenido justo al llegar a Jerusalén; los acontecimientos sucedieron exactamente como él lo profetizó.

Clave 5: Ser “llenos del espíritu de profecía” (2 Nefi 25:4).

• ¿Qué es el espíritu de profecía? (Véase Apocalipsis 19:10.) ¿Cómo podemos obtenerlo? ¿Cómo puede el espíritu de profecía ayudarnos a comprender las enseñanzas de Isaías en cuanto al Salvador?

2. Isaías ve el templo de los últimos días y el recogimiento de Israel.

Lean y analicen 2 Nefi 12:1–12. Si va a usar la lámina del Templo de Salt Lake, muéstrela ahora.

• ¿Cómo cumple el Templo de Salt Lake una parte de la profecía de Isaías que está registrada en 2 Nefi 12:2–3? ¿Por qué describió Isaías el templo como el “monte del Señor”? (Los profetas antiguos a menudo subían a los montes para hablar con el Señor y recibir revelación de él.) ¿Cómo pueden todos los templos ser “montes” para nuestra adoración?

Haga hincapié en que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se ha establecido en las cimas de los montes y que se están construyendo templos a donde las personas pueden ir para aprender acerca del Señor.

• Isaías describió los templos como un “refugio y abrigo” contra el calor y las tormentas (2 Nefi 14:6). ¿Cuáles son algunos ejemplos de las tormentas espirituales que enfrentamos en esta vida? ¿En qué forma nos protege el templo de esas tormentas?

• ¿Cómo podemos nosotros, como Santos de los últimos Días, ayudar a establecer el reino de Dios en la tierra, tal como se describe en 2 Nefi 12:3–5? (Véase D. y C. 133:7–14.)

• Isaías exhortó a la casa de Jacob a caminar “a la luz del Señor” en lugar de “[descarriarse], cada cual por sus sendas de maldad” (2 Nefi 12:5). ¿Cuáles son algunos de los pecados específicos que se mencionan en 2 Nefi 12:7–12? ¿En qué forma continúan manifestándose esos pecados en nuestros días? ¿Cómo podemos evitar esos pecados y “andar en la luz”?

3. Isaías profetiza que el Señor levantará un estandarte y recogerá a Israel.

Lean y analicen 2 Nefi 15:26–29; 21:12.

• Isaías profetizó que el Señor alzaría un “estandarte a las naciones” (2 Nefi 15:26; véase también 2 Nefi 21:12). ¿Qué es un estandarte? (Un pendón o bandera; un portavoz.) ¿Qué dijo Isaías que sucedería cuando se alzara ese estandarte? (Véase 2 Nefi 15:26–29.)

• Cuando el ángel Moroni se apareció a José Smith, dijo que el capítulo 11 de Isaías (citado en 2 Nefi 21) estaba por cumplirse (José Smith―Historia 1:40). ¿En qué forma es el Evangelio restaurado de Jesucristo un estandarte a todas las naciones? (Véase D. y C. 64:41–43; 105:39; 115:4–6.)

• ¿Cómo se está cumpliendo en nuestros días la profecía de que las naciones serían congregadas? (Véase 2 Nefi 21:12. Los misioneros van a todo el mundo a predicar el Evangelio y a congregar a las personas a la verdad.) ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para ayudar a cumplir esa profecía?

4. Isaías y Nefi testifican del poder redentor de Jesucristo.

Lean y analicen los versículos de 2 Nefi 16; 22; 25:19–30 que usted haya seleccionado. Si va a usar la lámina de Isaías escribiendo acerca del nacimiento de Cristo y la lámina de Jesucristo, muéstrelas ahora.

• 2 Nefi 16 contiene el relato de Isaías de una visión en la que vio al Señor. ¿Cómo describió Isaías el entorno de la visión? (Véase 2 Nefi 16:1–4.) ¿Cómo se sintió Isaías al estar en la presencia del Señor? (Véase 2 Nefi 16:5.)

• ¿Qué simbolizaba el que el ángel tocara la boca de Isaías con el carbón encendido? (Véase 2 Nefi 16:6–7. Los pecados de Isaías fueron perdonados.) ¿Cómo respondió Isaías cuando escuchó la voz del Señor? (Véase 2 Nefi 16:8.) ¿En qué otro relato de las Escrituras se usa un lenguaje similar? (Véase Abraham 3:27.) ¿En qué situación puede ser necesario que demos al Señor una respuesta similar?

• Pida a los miembros de la clase que lean 2 Nefi 22:1–6. Explique que estos versículos contienen la descripción de Isaías de la forma en que todas las personas alabarán al Señor durante el milenio. ¿Qué encuentran en estos versículos que les llame la atención? ¿Qué “cosas admirables” (2 Nefi 22:5) ha hecho el Salvador por nosotros?

• Pida a los alumnos que le den una mirada rápida a 2 Nefi 25:19–30 y que analicen el testimonio que Nefi dio del Salvador. ¿Qué les llama la atención acerca del testimonio de Nefi? ¿Cómo podemos nosotros, al igual que Nefi, “[trabajar] diligentemente… a fin de persuadir a nuestros hijos… a creer en Cristo”? (2 Nefi 25:23; véase también el versículo 26).

• Nefi enseñó que “es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos” (2 Nefi 25:23). ¿Qué nos enseña esta declaración en cuanto a la relación que existe entre la gracia de Jesucristo y nuestras obras? (Véase 2 Nefi 10:24–25; D. y C. 20:29–31.) ¿En qué forma les infunde ánimo esta declaración para que ustedes den lo mejor de ustedes mismos?

• Pida a un miembro de la clase que lea en voz alta 2 Nefi 25:29. ¿Qué podrían hacer esta semana para cumplir más cabalmente con la exhortación de Nefi de adorar al Señor “con todo vuestro poder, mente y fuerza, y con toda vuestra alma”? (Si lo desea, pida a los miembros de la clase que mediten sobre esa pregunta en lugar de contestarla en voz alta.)

Conclusión

Señale que el Salvador dio Su aprobación a las enseñanzas de Isaías con esta sola declaración: “Sí, un mandamiento os doy de que escudriñéis estas cosas diligentemente, porque grandes son las palabras de Isaías” (3 Nefi 23:1).

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.

Sugerencias adicionales para la enseñanza

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

1. Isaías y su época (informe por un miembro de la clase).

Una semana antes de enseñar esta lección, pida a un miembro de la clase que prepare un informe breve acerca de Isaías, valiéndose de la información contenida en la página 100 de la Guía para el Estudio de las Escrituras. Pídale que presente el informe al principio de la sección 1 de esta lección.

2. Himno.

Como parte del análisis de 2 Nefi 15:26, pida a un alumno que cante o lea la letra de “Bandera de Sión” (Himnos, Nº 4). Si lo desea, hable con los miembros de la clase acerca de la forma en que este himno celebra el cumplimiento de la profecía de Isaías en cuanto a la restauración del Evangelio.

3. Llamar “a lo malo… bueno, y a lo bueno malo” (2 Nefi 15:20).

• ¿De qué manera podríamos nosotros, al igual que el Israel antiguo, cometer el error de llamar “a lo malo… bueno, y a lo bueno malo”? (2 Nefi 15:20). ¿Cómo podemos estar seguros de reconocer que lo bueno es bueno y que lo malo es malo? (Véase Moroni 7:12–17.)

4. Cómo aumenta el Libro de Mormón nuestra comprensión de Isaías.

El Libro de Mormón es una de las mejores guías para ayudarnos a comprender los escritos de Isaías. Comparta con los miembros de la clase las siguientes formas en que el Libro de Mormón logra ese propósito.

  1. a.

    El Libro de Mormón cita, ya sea en forma total o parcial, 22 de los 66 capítulos del libro de Isaías, y contiene comentarios adicionales sobre esos capítulos. Debido a que los profetas del Libro de Mormón vivieron en tiempos cercanos a los de Isaías, los comentarios que ellos escribieron pueden ayudarnos a entender las enseñanzas de este profeta.

  2. b.

    Los escritos de Isaías que se citan en el Libro de Mormón incluyen palabras, frases y explicaciones que no aparecen en ninguna otra versión del libro de Isaías.

  3. c.

    La versión más antigua de Isaías de que se tenga conocimiento se descubrió entre los Manuscritos del Mar Muerto. El “rollo de Isaías” se remonta al año 200 a. de J. C. (Bible Dictionary, “Dead Sea Scrolls”, pág. 654). Sin embargo, los capítulos de Isaías del Libro de Mormón se remontan a los tiempos de Nefi, o sea, aproximadamente 600 a. de J. C. La traducción que José Smith hizo del Libro de Mormón dio al mundo una versión de los escritos de Isaías que antedata por 400 años a los Manuscritos del Mar Muerto.

  4. d.

    Debido a que el estilo de expresión de los primeros 33 capítulos de Isaías difiere de los últimos 33, muchas personas creen que el libro de Isaías fue escrito por dos personas diferentes. El Libro de Mormón cita tanto de la primera mitad como de la última y reconoce a Isaías como el autor, dando así testimonio de sus escritos y comprobando la autenticidad de ellos.