“Alma… juzgó con justicia”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro, 1999


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase a comprender los principios de rectitud de un gobierno y a evitar las supercherías sacerdotales y el orgullo.

Preparación

Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:

  1. a.

    Mosíah 29. Mosíah enseña los principios de un buen gobierno y amonesta a su pueblo acerca de los peligros de tener un rey. El pueblo hace caso a su consejo y nombra jueces como líderes políticos, con Alma, hijo, como juez superior.

  2. b.

    Alma 1. Alma, hijo, sirve como juez superior y sumo sacerdote. Combate la superchería sacerdotal entre el pueblo.

  3. c.

    Alma 2–3. Amlici quiere ser rey pero es rechazado por la voz del pueblo. él y sus seguidores se unen a los lamanitas, se marcan la frente de rojo y entablan la guerra contra los nefitas creyentes.

  4. d.

    Alma 4. La Iglesia prospera pero se llena de orgullo. Alma renuncia al asiento judicial para dedicarse al ministerio.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Enumere en la pizarra las siguientes palabras: Monarquía, República, Democracia, Teocracia.

• ¿Qué significan estas palabras? (Utilice las definiciones que figuran a continuación si las necesita para ayudar a los miembros de la clase.)

Monarquía: Gobierno en el que una sola persona, como un rey, ejerce el poder supremo.

República: Gobierno de un grupo de representantes elegidos.

Democracia: Gobierno por parte del pueblo mediante el voto de la mayoría.

Teocracia: Gobierno guiado por Dios por medio de la revelación que recibe un profeta.

• ¿Qué tipo de gobierno tuvieron los nefitas bajo Mosíah?

Explique que durante muchos años Mosíah fue rey y profeta que recibía revelación de Dios para guiar al pueblo. Después del reinado del rey Mosíah, Alma, hijo, fue nombrado juez superior sobre el pueblo de Nefi, dando inicio así a una nueva forma de gobierno y a un período conocido como “el gobierno de los jueces”. Según las Escrituras, “Alma anduvo en los caminos del Señor, y guardó sus mandamientos, y juzgó con justicia” (Mosíah 29:43). En esta lección se explica cómo se organizó el sistema de jueces a fin de brindar liderazgo justo y también se describen algunas de las dificultades que enfrentó Alma como juez superior y como sumo sacerdote presidente del pueblo.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se aplican al diario vivir. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

1. Mosíah enseña los principios del buen gobierno.

Analicen Mosíah 29. Pida a varios miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya seleccionado. Explique que cuando todos los hijos del rey Mosíah rehusaron sucederlo como rey, Mosíah envió una proclamación escrita entre el pueblo en la que recomendaba un sistema de gobierno que reemplazara el reinado de los reyes después de que él muriera.

• ¿Qué consejo dio Mosíah a su pueblo en cuanto a tener reyes? (Véase Mosíah 29:13–16.) ¿Cuáles son los dos hombres que Mosíah describió como ejemplos de diferentes tipos de reyes? (Véase Mosíah 29:13, 18. Si lo desea, analicen brevemente la influencia que tuvieron esos dos reyes en el pueblo.) ¿Cómo describió Mosíah las consecuencias de tener un líder inicuo? (Véase Mosíah 29:16–18, 21–23.)

• Mosíah sugirió que el pueblo estableciera un sistema de jueces para reemplazar el gobierno de los reyes. ¿Qué cualidades dijo Mosíah que debían tener esos jueces? (Véase Mosíah 29:11; véase también D. y C. 98:10.) ¿Por qué son importantes esas cualidades en los líderes de hoy?

• ¿Cuál era el fundamento de las leyes por las cuales sería juzgado el pueblo? (Véase Mosíah 29:11; véase también Mosíah 29:12–14.) ¿De qué bendiciones pueden disfrutar las personas cuando viven de acuerdo con leyes que están basadas en los principios de rectitud?

• ¿Qué propuso Mosíah para limitar el poder que pudieran obtener personas o grupos inicuos? (Véase Mosíah 29:24–26, 28–29. Propuso que hicieran todo por la voz del pueblo, que nombraran jueces y los hicieran responsables ante el pueblo y que tuvieran un sistema de apelaciones contra los jueces que no juzgaran de acuerdo con la ley.)

• ¿Qué dijo Mosíah que sucedería si la mayor parte del pueblo escogía la iniquidad? (Véase Mosíah 29:27.) ¿Qué podemos hacer para ayudar a los demás a comprender y a escoger la rectitud?

2. Alma, hijo, sirve como juez superior y combate la superchería sacerdotal.

Lean y analicen los versículos de Alma 1 que usted haya seleccionado. Explique que el pueblo había seguido el consejo de Mosíah de nombrar jueces en toda la tierra, con Alma, hijo, como juez superior.

• Durante el primer año del gobierno de los jueces, un hombre llamado Nehor fue llevado ante Alma para ser juzgado (Alma 1:1–2, 15). ¿Qué había estado enseñando Nehor al pueblo? (Véase Alma 1:3–4.) ¿Qué efecto tuvo su enseñanza? (Véase Alma 1:5–6.) ¿Por qué eran las enseñanzas de Nehor atractivas para tantas personas? ¿Cuáles de esas enseñanzas han escuchado ustedes en la actualidad?

• Mientras Nehor enseñaba al pueblo, se encontró con Gedeón, miembro de la Iglesia que servía como maestro (Alma 1:7–8; si lo desea, recuerde a la clase que Gedeón había servido fielmente como capitán del rey Limhi). ¿Cómo respondió Gedeón a las falsas enseñanzas de Nehor? (Véase Alma 1:7.) ¿En qué forma nos ayuda a resistir las falsas enseñanzas el conocer la palabra de Dios y el testificar de ella?

• Nehor se enojó con Gedeón y lo mató con la espada (Alma 1:9). Cuando el pueblo llevó a Nehor ante Alma, ¿cuáles fueron los dos crímenes por los que Alma le halló culpable? (Véase Alma 1:10–13. De superchería sacerdotal y de asesinato.) ¿Qué es la superchería sacerdotal? (Véase Alma 1:16; véase también 2 Nefi 26:29.) ¿Cuál fue la advertencia de Alma con respecto a la superchería sacerdotal? (Véase Alma 1:12.) ¿Qué evidencia han visto hoy en día de la superchería sacerdotal?

• Aunque Nehor fue ejecutado por sus crímenes, la superchería sacerdotal y otras iniquidades continuaron esparciéndose por toda la tierra (Alma 1:15–16). ¿Qué comenzó a suceder entre los que pertenecían a la Iglesia y los que no pertenecían a ella? (Véase Alma 1:19–22.) ¿Cómo debemos tratar a las personas que no están de acuerdo con nuestras creencias? (Véase D. y C. 38:41.)

• ¿Qué efecto tuvo esa contención en algunos miembros de la Iglesia? (Véase Alma 1:23–24.) ¿Qué podemos aprender de los que permanecieron en la Iglesia de Dios? (Véase Alma 1:25.) ¿Cómo podemos permanecer “firmes e inamovibles” en guardar los mandamientos de Dios?

En Alma 1:26–30 se describe una época de paz y prosperidad entre el pueblo de la Iglesia. Si lo desea, lean en voz alta estos versículos y después analicen algunas de las preguntas que figuran a continuación:

• ¿Cómo consideraban los sacerdotes a las personas a las que enseñaban? (Véase Alma 1:26.) ¿Por qué es importante tener esa actitud cuando enseñamos a los demás? ¿De qué manera han sido bendecidos por maestros que han enseñado con humildad?

• ¿Cómo describió Alma la forma en que los miembros de la Iglesia trataban a los necesitados? (Véase Alma 1:27.) ¿Cómo podemos recibir paz en nuestra vida al seguir el ejemplo de ellos?

3. Amlici quiere ser rey, pero es rechazado por la voz del pueblo.

Lean y analicen los versículos de Alma 2–3 que usted haya seleccionado.

• En el quinto año del gobierno de los jueces, un hombre astuto llamado Amlici tenía muchos seguidores que querían hacerlo rey sobre toda la tierra (Alma 2:1–2). ¿Por qué quería Amlici ser rey? (Véase Alma 2:4.) ¿Qué hizo cuando la mayoría de las personas votaron en su contra? (Véase Alma 2:7–10.)

• ¿Cuál fue el resultado de la primera batalla entre los nefitas y los amlicitas? (Véase Alma 2:16–19.) Cuando Alma envió espías para seguir al resto de los amlicitas, ¿qué observaron los espías? (Véase Alma 2:23–25.) Aunque eran menos numerosos, ¿cómo pudieron los nefitas derrotar al ejército combinado de los amlicitas y los lamanitas? (Véase Alma 2:27–28.)

• ¿Qué hicieron los amlicitas para distinguirse de los nefitas? (Véase Alma 3:4, 13. ¿En qué forma fueron esas marcas el cumplimiento de una profecía? (Véase Alma 3:14–19.) ¿Por qué es importante que entendamos que “ellos trajeron sobre sí mismos la maldición”? (Alma 3:19).

4. La Iglesia prospera, pero se llena de orgullo. Alma renuncia al asiento judicial para dedicarse al ministerio.

Lean y analicen los versículos de Alma 4 que usted haya seleccionado.

• Aunque los nefitas habían salido victoriosos en la batalla contra los amlicitas y los lamanitas, muchos nefitas habían muerto, y los que sobrevivieron habían padecido grandes pérdidas de rebaños y de grano (Alma 4:1–2). ¿Cuáles fueron algunos de los resultados de esas aflicciones? (Véase Alma 4:3–5.) ¿Cómo pueden nuestras aflicciones despertar en nosotros el recuerdo de nuestro deber?

• ¿Cuánto tiempo les llevó a los miembros de la Iglesia alejarse de su gran rectitud y volverse orgullosos y mundanos? (Véase Alma 4:5–6. Un año.) ¿Por qué a menudo es difícil que las personas prósperas eviten el orgullo y el materialismo? ¿Cómo podemos evitar esos pecados?

• ¿Qué efecto tuvo el orgullo en la forma en que los miembros de la Iglesia trataban a los demás, tanto dentro de la Iglesia como fuera de ella? (Véase Alma 4:8–12.) ¿Cómo influyó esto en la opinión que formaban acerca de Iglesia los que no eran miembros de ella? (Véase Alma 4:10.) ¿Por qué es importante para la obra misional de la Iglesia el ejemplo de sus miembros? ¿En qué ocasiones han observado ustedes que el ejemplo de los miembros de la Iglesia haya tenido una influencia positiva en las personas?

• ¿Qué hizo Alma como respuesta al creciente orgullo e iniquidad del pueblo? (Véase Alma 4:15–18.) ¿Por qué lo hizo? (Véase Alma 4:19.) ¿Cómo puede la predicación de la palabra de Dios “despertar en [las personas] el recuerdo de sus deberes”? ¿Cómo puede la predicación de la palabra de Dios “abatir” el orgullo, las artimañas y la contención?

• ¿Qué nos indica la frase “la fuerza de un testimonio puro” en cuanto al poder con el que enseñaba Alma? (Alma 4:19.) ¿Cómo ha influido en su vida el escuchar a otros dar un testimonio puro del Evangelio? ¿Qué problemas del mundo actual se podrían resolver con predicar y vivir el Evangelio?

Conclusión

Pida a los miembros de la clase que mediten en la forma en que los desafíos que enfrentó Alma son similares a los problemas que enfrentamos hoy en día y cómo muchas de las soluciones a dichos problemas también son similares.

Explique que en las próximas semanas los miembros de la clase estudiarán la forma en que Alma reaccionó ante otros desafíos que enfrentó como sumo sacerdote del pueblo. Inste a los miembros de la clase a observar la forma en que Alma predicó la palabra de Dios a fin de resolver cada una de las situaciones a las que se enfrentaba.

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.