“¿Cómo pudisteis haber olvidado a vuestro Dios?”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro, 1999


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase a reconocer el ciclo que lleva de la rectitud a la iniquidad y de vuelta a la rectitud.

Preparación

  1. 1.

    Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:

    1. a.

      Helamán 6:1–14. Los lamanitas se vuelven más rectos que los nefitas. El pueblo es bendecido con paz y prosperidad.

    2. b.

      Helamán 6:15–10:1. Los nefitas se vuelven orgullosos e inicuos. Nefi llama al pueblo al arrepentimiento. Después de ser testigos de los acontecimientos relacionados con el asesinato del juez superior, algunas personas aceptan a Nefi como profeta, pero la mayoría no se arrepiente.

    3. c.

      Helamán 10:2–11:6. El Señor da a Nefi el poder para sellar. Nefi pide al Señor que castigue a los nefitas con hambre.

    4. d.

      Helamán 11:7–38; 12. Los nefitas se humillan y se arrepienten. El Señor envía lluvia a petición de Nefi y de nuevo bendice a los nefitas con paz y prosperidad. Mormón identifica el ciclo de la rectitud y la iniquidad e informa al pueblo cómo romperlo.

  2. 2.

    Prepare las siguientes tiras de cartulina:

    • Rectitud y prosperidad

    • Orgullo e iniquidad

    • Destrucción y sufrimiento

    • Humildad y arrepentimiento

    Si no desea usar las tiras de cartulina, escriba las palabras en la pizarra cuando se soliciten las tiras durante la lección.

  3. 3.

    Si está disponible El Libro de Mormón, Presentaciones en video (53911 002), prepárese para mostrar el segmento de quince minutos “El ciclo del orgullo”. Si el videocasete no está disponible, pida a un miembro de la clase que se prepare para explicar brevemente los acontecimientos que se describen en Helamán 7:13–29; 8; 9.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Escriba en la pizarra estos números: 2, 3, 5, 8, 12.

Señale que estos números siguen cierta secuencia. Pregunte a los miembros de la clase cuáles serían los tres siguientes números de la secuencia. (Serían 17, 23 y 30. Tal vez tenga que explicar que la secuencia se forma sumando 1 al primer número, 2 al segundo, 3 al tercero, etc.)

Explique que en el Libro de Mormón hay una secuencia que es casi tan previsible como ésta y que se repite muchas veces. Si la reconocemos, podremos evitar hacer lo que llevó a los nefitas a la destrucción.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se aplican al diario vivir. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

Esta lección está dividida en cuatro secciones, cada una de las cuales tiene que ver con una de las etapas del ciclo del orgullo. En los momentos indicados, coloque en la pizarra las tiras de cartulina que correspondan a cada sección. Dibuje flechas para conectar las tiras, de la manera que se indica a continuación:

pride cycle

1. El pueblo vive en rectitud y es bendecido con paz y prosperidad.

Lean y analicen los versículos de Helamán 6:1–14 que usted haya seleccionado. Recuerde a los miembros de la clase que Nefi y Lehi habían sido misioneros entre los lamanitas y habían ayudado a muchos de ellos a arrepentirse y bautizarse. En poco tiempo los lamanitas se volvieron más rectos que los nefitas.

• ¿Qué características poseían los lamanitas que les permitieron volverse más rectos que muchos de los nefitas? (Véase Helamán 6:1.) ¿Cómo fue que los lamanitas convertidos intentaron ayudar a los nefitas? (Véase Helamán 6:4–6.) ¿Cuál fue el resultado? (Véase Helamán 6:7–14.)

Coloque en la pizarra la tira de cartulina Rectitud y prosperidad.

2. Los nefitas se vuelven orgullosos e inicuos. Nefi los llama al arrepentimiento.

Analicen Helamán 6:15–10:1. Pida a varios miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya seleccionado. Señale que después de que los nefitas se volvieron prósperos, muchos comenzaron a olvidarse de Dios y a buscar riquezas y otras cosas mundanas.

Coloque en la pizarra la tira de cartulina Orgullo e iniquidad.

• ¿Por qué a menudo la prosperidad conduce a la iniquidad? (Véase Helamán 6:17; 7:20–21.)

• Pida a los miembros de la clase que lean Helamán 6:21–24 y 7:4–5 y que nombren las características de los ladrones de Gadiantón. De esos elementos, ¿cuáles existen en la actualidad? ¿Cómo podemos luchar adecuadamente contra las malas influencias en nuestras comunidades?

• ¿Quién fue el origen de las combinaciones secretas? (Véase Helamán 6:25–30.) ¿Qué hicieron los nefitas cuando Satanás logró “mucho dominio en [su] corazón”? (Véase Helamán 6:31.)

Pida a los miembros de la clase que lean Helamán 6:34–38 y que busquen los contrastes que existen entre los nefitas y los lamanitas. Si lo desea, haga en la pizarra, en un cuadro similar al que aparece a continuación, un resumen de las respuestas de los miembros de la clase.

Nefitas

Lamanitas

Degeneraron en la incredulidad (versículo 34).

Crecieron en el conocimiento de Dios (versículo 34).

Aumentaron en la iniquidad y el pecado (versículo 34).

Caminaron en verdad y rectitud ante Dios (versículo 34).

Perdieron la guía del Espíritu del Señor (versículo 35).

Recibieron el Espíritu (versículo 36).

Reforzaron y apoyaron a los ladrones de Gadiantón (versículo 38).

Predicaron la palabra de Dios a los ladrones de Gadiantón (versículo 37).

• ¿Por qué el Espíritu “empezó a retirarse de los nefitas”? (Véase Helamán 6:35.) ¿Por qué “el Señor comenzó a derramar su Espíritu sobre los lamanitas”? (Véase Helamán 6:36.) ¿Qué nos enseña eso en cuanto a la manera de recibir la influencia del Espíritu Santo?

Explique que cuando los nefitas continuaron en su iniquidad, el Señor envió a Nefi, el hijo de Helamán, a llamarles al arrepentimiento. Cuando Nefi vio la iniquidad del pueblo, “su corazón se llenó de dolor” (Helamán 7:6). Se arrodilló en la torre de su jardín para orar, y mientras él derramaba su alma a Dios, se congregó un grupo de personas que se preguntaban por qué se lamentaba Nefi por la iniquidad del pueblo (Helamán 7:11).

Si va a utilizar la presentación en video “El ciclo del orgullo”, muéstrela ahora. Si no la va a usar, pida al miembro de la clase previamente asignado que dé un breve informe de los acontecimientos descritos en Helamán 7:13–29; 8; 9.

• ¿Cómo reaccionó el pueblo cuando Nefi los reprendió por su iniquidad? (Véase Helamán 8:1–10.) ¿Por qué hubo muchos que no se arrepintieron?

• ¿De qué manera reaccionó el pueblo después que Seántum confesó que había asesinado a su hermano, el juez superior? (Véase Helamán 9:39–10:1.) Después que el pueblo debatió si Nefi era un profeta o un dios, lo dejaron solo. ¿Qué es lo que nos puede impedir que escuchemos a los profetas de los últimos días?

El presidente Ezra Taft Benson dijo: “Los dos grupos que tienen más dificultad en seguir al profeta son los orgullosos que poseen conocimiento y los orgullosos que son ricos. Los instruidos tal vez piensen que el profeta sólo habla bajo inspiración cuando está de acuerdo con ellos; de otra manera, sólo está dando su opinión y está hablando como hombre. Los ricos tal vez piensen que no tienen necesidad de recibir consejo de un humilde profeta” (The Teachings of Ezra Taft Benson, 1988, pág. 138).

3. El Señor da a Nefi el poder para sellar. Los nefitas impenitentes padecen la guerra y el hambre.

Lean y analicen los versículos de Helamán 10:2–11:6 que usted haya seleccionado. Señale que los nefitas se olvidaron del Señor y continuaron en su iniquidad, por lo que experimentaron destrucción y sufrimiento devastadores.

• El Señor dio a Nefi el poder para sellar, diciéndole que “todas las cosas [le serían] hechas según [su] palabra” (Helamán 10:5–10). ¿Por qué le confió el Señor a Nefi tan gran poder? (Véase Helamán 10:4–5.)

• ¿Qué le sucedió al pueblo después de que rechazó a Nefi y desobedeció a Dios? (Véase Helamán 10:18–11:2.) ¿Qué pidió Nefi en oración para que el pueblo recordara al Señor y se arrepintiera? (Véase Helamán 11:4.) ¿Por qué oró Nefi por hambre en lugar de guerra? (Véase Helamán 11:4.) ¿Cómo fue contestada la oración de Nefi? (Véase Helamán 11:5–8.)

Coloque en la pizarra la tira de cartulina Destrucción y sufrimiento.

4. Los nefitas se humillan y se arrepienten.

Lean y analicen los versículos de Helamán 11:7–38; 12 que usted haya seleccionado. Explique que la destrucción y el sufrimiento ocasionados por el hambre hicieron que los nefitas acudieran al Señor para que les diera alivio. Se humillaron y se arrepintieron.

Coloque en la pizarra la tira de cartulina Humildad y arrepentimiento.

• ¿Qué podemos aprender de la respuesta que el Señor dio a la oración de Nefi de que diera fin al hambre? (Véase Helamán 11:10–17.) ¿Qué requirió el Señor del pueblo antes de poner fin al hambre? (Véase Helamán 11:14–15.)

• ¿De qué manera fue bendecido el pueblo de nuevo por su fidelidad? (Véase Helamán 11:20–21.)

• ¿Cuál fue la primera señal de que ese corto período de humildad y rectitud estaba por terminar? (Véase Helamán 11:22.) ¿De qué modo Nefi, Lehi y sus hermanos pusieron fin a esa contención? (Véase Helamán 11:23.) ¿De qué manera el enseñar “los verdaderos puntos de la doctrina” nos ayuda a poner fin a la contención?

• Después de otro período de iniquidad y de destrucción a consecuencia de las guerras, ¿qué fue lo que ayudó al pueblo a arrepentirse y volverse al Señor? (Véase Helamán 11:28–34.) Al vernos rodeados por condiciones similares de iniquidad, ¿qué podemos hacer para recordar siempre al Señor?

• Dos años después, los nefitas “empezaron otra vez a olvidarse del Señor su Dios” (Helamán 11:36). ¿Por qué piensan ustedes que las personas olvidan tan fácilmente al Señor? ¿En qué formas podríamos estar olvidando al Señor en la actualidad?

• Mormón dijo que “los hijos de los hombres… son menos aún que el polvo de la tierra” (Helamán 12:7). ¿En base a qué hizo esa declaración? (Pida a los miembros de la clase que se turnen para leer los versículos de Helamán 12:1–6, 8.)

• Tenemos la libertad de obedecer o desobedecer los mandamientos de Dios, pero no la de escoger las consecuencias de nuestros hechos. ¿Cuál dijo Mormón que sería el destino de los que desobedezcan? (Véase Helamán 12:25–26.) ¿Cuál será el destino de los que se arrepientan y obedezcan al Señor? (Véase Helamán 12:23–24, 26.)

• Dirija la atención de los miembros de la clase al ciclo que está en la pizarra. ¿Cómo pueden las personas separarse de ese ciclo? (Véase Alma 62:48–51; Helamán 12:23–24.)

El presidente Gordon B. Hinckley dijo: “Busquen lo real, no lo artificial. Busquen las verdades sempiternas, no el capricho pasajero. Busquen las cosas eternas de Dios, no lo que está aquí hoy y mañana desaparece. Acudan a Dios para que vivan” (Teachings of Gordon B. Hinckley, 1997, pág. 494).

Conclusión

Lea la siguiente declaración del élder Gordon B. Hinckley, en la que habló del Libro de Mormón:

“No hay ningún otro testamento escrito que ilustre de forma más clara el hecho de que cuando los hombres y las naciones aman al Señor y se apegan a Sus enseñanzas obedientemente, de seguro prosperarán y crecerán; mas cuando hacen caso omiso de Su palabra, por cierto les sobrevendrá la decadencia, que a menos que sea erradicada por medio de la justicia, no conduce a otra cosa que a la impotencia y la muerte” (“Un ‘libro muy extraño’ ”, Liahona, enero de 1980, pág. 9).

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.

Sugerencias adicionales para la enseñanza

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

1. Cómo evitar el ciclo del orgullo.

Pida a los miembros de la clase que piensen en un error o una decisión vergonzosa o imprudente que hayan tomado. Después pídales que piensen en lo que han hecho para no repetir ese error. Déles la oportunidad de compartir esas experiencias.

Analicen la razón por la que los nefitas continuaron tomando decisiones que les llevaron de la rectitud a la iniquidad, dando como resultado la destrucción y el sufrimiento.

• ¿Qué podemos aprender de los nefitas que nos ayude a evitar los mismos errores que ellos cometieron?

2. “Han dado testimonio de la venida de Cristo” (Helamán 8:22).

Explique que los profetas testifican de Jesucristo, como también lo hacen todas las cosas en el cielo y en la tierra. Después pida a los miembros de la clase que se turnen para leer los versículos de Helamán 8:11–24, y busquen en esos versículos los muchos testimonios sobre el Salvador. Como parte del análisis, tal vez desee poner especial atención al relato de la serpiente de bronce de Moisés:

• ¿Qué simbolizaba la serpiente de bronce? (Véase Helamán 8:13–15; véase también Números 21:6–9; Juan 3:14–16.) ¿Cómo podemos incrementar nuestra fe en Cristo? ¿Qué efecto ha tenido en la vida de ustedes la fe en Cristo y en Su expiación?

Para concluir este análisis, tal vez desee leer el testimonio del actual Presidente de la Iglesia, de un ejemplar reciente de la revista Liahona que contenga los discursos de la conferencia general o de un mensaje de la Primera Presidencia.