“Sé en quién he confiado”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro, 1999


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase a fortalecer su testimonio del profeta José Smith e instarlos a confiar en el Señor y guardar Sus mandamientos y de esa manera encontrar la felicidad.

Preparación

  1. 1.

    Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto.

    1. a.

      2 Nefi 3. Lehi enseña a su hijo José acerca del antiguo profeta José, quien profetizó de José Smith. También enseña a José que sus descendientes serán bendecidos a través del profeta José Smith y del Libro de Mormón.

    2. b.

      2 Nefi 4. Lehi muere después de dar su último consejo a sus hijos y a sus nietos. Nefi se lamenta por sus propios pecados, pero se gloría en la bondad de Dios.

    3. c.

      2 Nefi 5. Aumenta la ira de Lamán y Lemuel contra Nefi. Los seguidores de Nefi obedecen el mandamiento del Señor de separarse de los seguidores de Lamán. Los nefitas viven “de una manera feliz” y los lamanitas son maldecidos por su iniquidad.

  2. 2.

    Lectura complementaria: Traducción de José Smith, Génesis 50:24–38; Guía para el Estudio de las Escrituras, “José, hijo de Jacob”, pág. 111.

  3. 3.

    Si lo desea, pida a un miembro de la clase que se prepare para leer en voz alta 2 Nefi 4:15–35. Infórmele que a este pasaje a veces se le llama “el salmo de Nefi” y que expresa algunos de los sentimientos más profundos de Nefi.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Diga a los alumnos que en el capítulo 3 de 2 Nefi se menciona a cuatro hombres que tienen el mismo nombre. Pídales que los busquen en 2 Nefi 3:1–15. Después de que hayan tenido tiempo para darles una mirada a estos versículos, pregúnteles sobre el resultado de su búsqueda. Las respuestas correctas se encuentran a continuación:

  1. a.

    José, el último hijo de Lehi y Saríah (2 Nefi 3:1–3).

  2. b.

    José vendido para Egipto (2 Nefi 3:4–5).

  3. c.

    José Smith, hijo (2 Nefi 3:6–15).

  4. d.

    Joseph (José) Smith, padre (2 Nefi 3:15).

Después de esta breve actividad, analicen el capítulo 3 de 2 Nefi.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se aplican al diario vivir. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

1. Lehi enseña que sus descendientes serán bendecidos a través del profeta José Smith y del Libro de Mormón.

Analicen 2 Nefi 3. Pida a varios miembros de la clase que lean en voz alta los pasajes que usted haya seleccionado.

• Lehi enseñó a su hijo José en cuanto a una profecía que hizo José, el hijo de Jacob y Raquel, quien fue “llevado cautivo a Egipto” (2 Nefi 3:4; véase también Génesis 30:22–24; 37:1–3, 23–28). ¿Por qué eran importantes para la familia de Lehi los convenios que José de Egipto hizo con el Señor? (Véase 2 Nefi 3:4–5; Jacob 2:25; véase también Génesis 45:7.)

• ¿Quién era el “vidente escogido” al que José de Egipto vio en una visión? (Véase 2 Nefi 3:6–15. El profeta José Smith.) ¿Qué hizo José Smith para sacar a luz la palabra del Señor? (Véase 2 Nefi 3:11 y la cita que figura a continuación.) ¿Qué bendiciones han recibido ustedes como resultado de lo que él hizo?

El élder LeGrand Richards dijo: “Por medio del profeta José Smith recibimos el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, La Perla de Gran Precio y muchos otros escritos. Hasta donde tenemos conocimiento, por medio de él se han revelado más verdades que mediante ningún otro profeta que haya vivido sobre la faz de la tierra” (“El llamamiento de los profetas”, Liahona, agosto de 1981, pág. 48).

• El Señor le habló a José de Egipto en cuanto a la Biblia, la cual contendría palabras escritas por los descendientes de Judá, y en cuanto al Libro de Mormón, que contendría palabras escritas por los descendientes de José (2 Nefi 3:12). ¿De qué manera han “[crecido] juntamente” la Biblia y el Libro de Mormón? ¿Qué bendiciones dijo el Señor que se recibirían como consecuencia de ello? (Véase 2 Nefi 3:12.)

• El Señor prometió que “una rama justa” de los descendientes de José de Egipto sería “desgajada”; no obstante, sería “recordada en los convenios del Señor” (2 Nefi 3:5). ¿Qué papel desempeñan José Smith y el Libro de Mormón en el cumplimiento de esos convenios? (Véase 2 Nefi 3:12–13, 18–21; 30:3–6.) ¿Cómo se está cumpliendo esa promesa en nuestros días? ¿Cómo es que el Libro de Mormón les ayuda a ustedes a recordar y a guardar sus convenios con el Señor?

• Aparte de su nombre, ¿qué conexión existe entre José de Egipto, José el hijo de Lehi y José Smith? (Véase 2 Nefi 3:4–7, 11–12, 18–21. Entre las respuestas se podrían mencionar el linaje, los convenios y el Libro de Mormón.)

2. Nefi se lamenta por sus pecados pero se gloría en la bondad de Dios.

Lean y analicen los versículos de 2 Nefi 4 que usted haya seleccionado. Explique que poco antes de morir, Lehi aconsejó y bendijo a sus hijos y a sus nietos (2 Nefi 4:3–12).

Poco después de la muerte de Lehi, “Lamán, Lemuel y los hijos de Ismael se enojaron [con Nefi] a causa de las amonestaciones del Señor” (2 Nefi 4:13). Al escribir acerca de las constantes dificultades que tenían con ellos, Nefi registró sus sentimientos en un pasaje que a veces se conoce como “el salmo de Nefi”. Como introducción al análisis del salmo de Nefi, explique que un salmo es un poema o himno, similar a los himnos que tenemos en la actualidad. Si lo desea, pida a los miembros de la clase que nombren algunos de sus himnos favoritos y que expliquen por qué encierran un significado especial para ellos.

Si ha pedido a un alumno que se prepare para leer el salmo de Nefi, dígale que lo haga ahora. Pida a los demás miembros de la clase que sigan la lectura en silencio.

• Nefi dijo: “ …mi alma se deleita en las cosas del Señor, y mi corazón medita continuamente en [ellas]” (2 Nefi 4:16). ¿En qué cosas específicas se deleitaba Nefi? (Véase 2 Nefi 4:15–16.) ¿Qué significa meditar? ¿Qué podemos hacer para darnos el tiempo para meditar en las cosas del Señor? ¿En qué forma nos puede ayudar el meditar en las cosas del Señor?

• ¿Qué palabras usarían para describir a Nefi? (Entre las respuestas se podría mencionar recto, obediente y humilde.) ¿Por qué dijo Nefi que era un “miserable hombre” cuya “alma se aflige a causa de [sus] iniquidades”? (Véase 2 Nefi 4:17, 27; véase también 1 Nefi 10:6.) ¿Por qué es importante reconocer nuestro estado caído ante Dios?

El presidente Ezra Taft Benson dijo: “De la misma manera que un hombre realmente no desea comida hasta que sienta hambre, del mismo modo no desea la salvación de Cristo hasta que comprenda la razón por la que necesita a Cristo. Nadie sabe en forma adecuada y precisa la razón por la que necesita a Cristo hasta que comprenda y acepte la doctrina de la Caída y su efecto sobre la humanidad” (“El Libro de Mormón y Doctrina y Convenios”, Liahona, julio de 1987, pág. 85).

• ¿Cómo encontró esperanza Nefi a pesar de sentirse “circundado” por la tentación y el pecado? (Véase 2 Nefi 4:18–19.) ¿Cómo había ayudado el Señor a Nefi en el pasado? (Pida a los miembros de la clase que lean 2 Nefi 4:20–25 para encontrar las respuestas a esta pregunta y después escriba sus contestaciones en la pizarra. Algunas respuestas posibles figuran a continuación.)

El Señor le había ayudado de las siguientes maneras:

  1. a.

    Había sido el apoyo de Nefi (2 Nefi 4:20).

  2. b.

    Había guiado a Nefi a través de las aflicciones en el desierto (2 Nefi 4:20).

  3. c.

    Había llenado a Nefi con Su amor (2 Nefi 4:21).

  4. d.

    Había confundido a sus enemigos (2 Nefi 4:22).

  5. e.

    Había oído su clamor (2 Nefi 4:23).

  6. f.

    Le había dado conocimiento en visiones (2 Nefi 4:23).

• ¿Cuándo han recibido ustedes bendiciones similares del Señor? ¿Cómo puede ayudarles en los tiempos difíciles el recordar las bendiciones que han recibido en el pasado?

• Nefi se preguntó por qué había cedido al dolor y al pecado a pesar de lo que había visto y de lo que sabía (2 Nefi 4:26–27). ¿Por qué a veces batallamos con el dolor y con la tentación a pesar del conocimiento que tenemos del Evangelio? ¿Qué nos puede enseñar el salmo de Nefi en cuanto a vencer el dolor y la tentación? (Véase 2 Nefi 4:28–30.)

• En la primera parte del salmo, las palabras de Nefi se dirigen hacia él mismo (2 Nefi 4:15–30). La conclusión del salmo es una oración (2 Nefi 4:30–35). ¿Qué le pidió Nefi a nuestro Padre Celestial en esa oración? (Véase 2 Nefi 4:31–33. Pida a los miembros de la clase que analicen partes de la oración de Nefi que tengan significado especial para ellos. Si lo desea, utilice algunas de las preguntas que figuran a continuación para fomentar el análisis.)

  1. a.

    ¿En qué forma el Señor nos “[libra] de las manos de [nuestros] enemigos”? (Véase 2 Nefi 4:31–33.)

  2. b.

    ¿Qué significa “[temblar] al aparecer el pecado”? (Véase 2 Nefi 4:31; Mosíah 5:2; Alma 13:12.)

  3. c.

    ¿Qué significa “[andar] por la senda del apacible valle” y “[ceñirse] al camino llano”? (Véase 2 Nefi 4:32.)

  4. d.

    ¿Qué significa que el Señor nos “[envuelva] con el manto de [Su] justicia”? (2 Nefi 4:33).

• En su oración, ¿qué es lo que Nefi prometió hacer? (Véase 2 Nefi 4:30, 34–35. Prometió confiar en Dios y alabarle para siempre.) ¿Qué quiso decir Nefi cuando dijo: “No pondré mi confianza en el brazo de la carne”? (Véase 2 Nefi 4:34; 28:31.) ¿Cuáles son algunas formas en que las personas ponen su “confianza en el brazo de la carne”? ¿Qué peligro hay en hacer esto? ¿Qué podemos hacer para aumentar nuestra confianza en el Señor?

3. La ira de Lamán y Lemuel aumenta en contra de Nefi, y el Señor manda a los seguidores de Nefi separarse de los seguidores de Lamán.

Lean y analicen los versículos de 2 Nefi 5 que usted haya seleccionado.

• ¿Por qué estaban enojados Lamán y Lemuel con Nefi? (Véase 2 Nefi 4:13; 5:3.) ¿Qué trataron de hacer Lamán y Lemuel como resultado de su enojo que iba en aumento? (Véase 2 Nefi 5:2, 4. Comparen el enojo de ellos con los esfuerzos de Nefi por controlar su propio enojo, tal como se registra en 2 Nefi 4:27–29.) ¿Cuáles son algunos peligros del enojo que va en aumento? ¿Qué podemos hacer para ser pacificadores en el hogar, en la comunidad y en la Iglesia?

El presidente Howard W. Hunter enseñó: “Necesitamos un mundo más pacífico, que se derive de familias, vecindarios y comunidades más pacíficos. A fin de obtener y cultivar esa paz, ‘debemos amar a los demás, tanto a nuestros amigos como a nuestros enemigos’… Debemos extender la mano de amistad; debemos ser más misericordiosos, más tiernos, más tolerantes y tardos para la ira. Debemos amarnos los unos a los otros con el amor puro de Cristo. Que éste sea nuestro propósito y deseo” (“Un camino más excelente”, Liahona, julio de 1992, pág. 67).

• Debido al enojo de sus hermanos, Nefi oró para pedir ayuda (2 Nefi 5:1). ¿Cómo contestó el Señor sus oraciones? (Véase 2 Nefi 5:5.)

• Después de partir, Nefi y su pueblo “[vivieron] de una manera feliz” (2 Nefi 5:27). ¿Qué fue lo que contribuyó a su felicidad? (Véase 2 Nefi 5:10–17. Entre las respuestas se podría mencionar que guardaron los mandamientos, que preservaron los registros que estaban en las planchas de bronce, que construyeron un templo y que trabajaron juntos.) ¿Cómo puede el ejemplo de los nefitas ayudarnos al esforzarnos por vivir “de una manera feliz”?

Conclusión

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.

Sugerencia adicional para la enseñanza

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

Despierta, alma mía… Regocíjate, oh corazón mío (2 Nefi 4:28).

Explique que podemos seguir el ejemplo de Nefi cuando nos sintamos desanimados. En los capítulos 4 y 5 de 2 Nefi se dan varios ejemplos de lo que podemos hacer para superar el desánimo. Analice con los miembros de la clase los siguientes ejemplos:

  1. a.

    Leer las Escrituras (2 Nefi 4:15).

  2. b.

    Meditar en las cosas del Señor y deleitarnos en ellas (2 Nefi 4:16).

  3. c.

    Confiar en el Señor y buscar apoyo en él (2 Nefi 4:20–21, 34).

  4. d.

    Elevar ferviente oración (2 Nefi 4:24).

  5. e.

    Ser industriosos; trabajar (2 Nefi 5:15, 17).

  6. f.

    Servir en el templo (2 Nefi 5:16).