Lección 31

“Firme en la fe de Cristo”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase a comprender la forma en que la actitud y las acciones de los nefitas en épocas de guerra nos pueden servir de ejemplo en nuestros conflictos terrenales y en la batalla contra Satanás.

Preparación

  1. Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:

    1. Alma 43–44. Dirigidos por Zerahemna, los lamanitas emprenden la guerra contra los nefitas y tratan de ponerlos bajo el cautiverio. Los nefitas, dirigidos por Moroni, pelean para defender sus familias y su libertad. Los nefitas prevalecen porque los inspira “una causa mejor” y porque ejercen la fe en Jesucristo.

    2. Alma 45:20–24; 46. Amalickíah ambiciona ser rey y causa disensión entre los nefitas. El capitán Moroni levanta el “estandarte de la libertad” para inspirar al pueblo, el cual hace convenio de seguir a Dios. Amalickíah y varios seguidores se unen a los lamanitas.

    3. Alma 47–48. Valiéndose de la traición, Amalickíah se hace rey de los lamanitas y los incita a la guerra contra los nefitas. El capitán Moroni prepara a los nefitas para defenderse con rectitud.

    4. Alma 49–52. La guerra continúa entre los nefitas y los lamanitas. Los realistas desean establecer un rey sobre los nefitas, pero son derrotados. Ammorón sucede a Amalickíah como rey de los lamanitas cuando éste es muerto por Teáncum.

  2. Si está disponible la lámina El capitán Moroni levanta el estandarte de la libertad (62051; Las bellas artes del Evangelio, 312), prepárese para usarla durante la lección.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Pregunte a los miembros de la clase:

• ¿Por qué incluyó Mormón tanta información en el Libro de Mormón acerca de las guerras?

Además de las respuestas que den los miembros de la clase, tal vez desee sugerir las siguientes:

  1. Mormón sabía que el Libro de Mormón se leería y se estudiaría en una época en que las guerras serían comunes en todo el mundo. Estos escritos nos enseñan cómo seguir siendo semejantes a Cristo durante las temporadas de conflicto.

  2. Mormón grabó con gran detalle la historia de los nefitas que antecedió a la venida del Salvador. Podemos leer las experiencias de los nefitas y estar preparados para acontecimientos similares que ocurrirán en nuestros días antes de la segunda venida de Cristo.

Explique que en esta lección se analizará lo que las batallas entre los nefitas y sus enemigos nos pueden enseñar acerca de cómo enfrentar los conflictos terrenales y cómo defendernos a nosotros mismos y a nuestra familia en la batalla contra Satanás.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que estos pasajes se aplican al diario vivir en temporadas tanto de paz como de guerra. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

1. Los nefitas pelean para defender sus familias y su libertad.

Analicen Alma 43–44. Pida a varios miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya seleccionado.

• ¿Por qué peleaban los nefitas contra los lamanitas? (Véase Alma 43:3–4, 9–11, 45–47; 48:14.) ¿Bajo qué condiciones aprueba el Señor que la gente participe en guerras?

El presidente Charles W. Penrose, quien fue miembro de la Primera Presidencia, dijo: “No es correcto que participemos en el derramamiento de sangre humana por venganza o represalia, pero cuando el Señor manda o inspira a sus siervos que aconsejen a los hijos y a las hijas de Israel que presten su ayuda en la obra de guerras justas, eso es diferente… Debemos levantarnos con todo nuestro poder y toda nuestra fuerza y salir adelante a la victoria; no con el deseo de derramar sangre ni de destruir a nuestros semejantes, sino en defensa propia y porque queremos mantener y transmitir a nuestra posteridad aquellos sagrados principios de libertad que se han revelado desde lo alto” (en “Conference Report”, octubre de 1917, pág. 21).

El élder David O. McKay dijo: “Existen dos condiciones que pueden justificar a un verdadero cristiano para que entre, repito, para que entre y no para que empiece una guerra: (1) Cuando se trate de dominar o de privar a alguien de su libre albedrío y (2) por lealtad a su país. Es posible que haya una tercera razón… en defensa de una nación débil que en forma injustificada es oprimida por una nación fuerte” (Doctrina y Convenios, Manual para el maestro [34517 002], pág. 58).

• Cuando Moroni se enfrentó a Zerahemna, ¿a qué atribuyó el éxito de los nefitas en la batalla? (Véase Alma 44:3–4.) ¿Cómo habían demostrado los nefitas su fe en Cristo? (Véase Alma 43:23, 49–50.)

• ¿Qué podemos hacer en nuestra familia y en nuestra comunidad para ayudar a preservar las libertades que los nefitas valoraban?

• Analicen los siguientes principios que gobernaban las actitudes y los hechos de los nefitas justos en las épocas de guerra. ¿Por qué el comprender y el poner en práctica esos principios hoy en día nos ayudaría a tener mayor paz en el mundo? ¿Cómo podemos aplicar tales principios al enfrentar conflictos en nuestra propia vida?

  1. Pelear sólo por razones justas, tales como la defensa propia (Alma 43:8–10, 29–30, 45–47; 48:14; si lo desea, haga notar que Mormón 4:1–4 contiene el primer registro de una batalla iniciada por los nefitas.)

  2. No sentir odio por los enemigos; velar por los mejores intereses, tanto por los de ellos como por los de uno mismo (Alma 43:53–54; 44:1–2, 6).

  3. Vivir con rectitud y confiar en Dios (Alma 44:3–4; 48:15, 19–20).

  4. Seguir a líderes rectos y prudentes (Alma 43:16–19; 48:11–13, 17–19; véase también D. y C. 98:10).

2. El capitán Moroni levanta el “estandarte de la libertad” para inspirar al pueblo.

Lean y analicen los versículos de Alma 45:20–24; 46 que usted haya seleccionado. Explique que después de las batallas en contra de los lamanitas, Helamán y sus hermanos fueron por toda la tierra predicando y restableciendo la organización de la Iglesia (Alma 45:20–22); sin embargo, algunos de los nefitas se volvieron orgullosos y se rebelaron contra la Iglesia. El líder de ese grupo de disidentes era Amalickíah, quien ambicionaba ser rey sobre los nefitas (Alma 45:23–24; 46:1–4).

• ¿Cómo pudo Amalickíah persuadir a otras personas a seguirle? (Véase Alma 46:1–7, 10.) ¿Qué motivaba a las personas que le apoyaban? (Véase Alma 46:4–5.) ¿Qué podemos aprender del relato de Amalickíah y sus seguidores? (Véase Alma 46:8–9.)

• Si va a utilizar la lámina del capitán Moroni levantando el estandarte de la libertad, muéstrela ahora. ¿Por qué creó Moroni el estandarte de la libertad? (Véase Alma 46:11–13, 18–20.) ¿Cómo respondió el pueblo al estandarte de la libertad? (Véase Alma 46:21–22.) ¿Qué efecto tiene en nuestra vida el hacer convenios y guardarlos?

3. Amalickíah llega a ser el rey de los lamanitas y los incita a la guerra.

Lean y analicen los versículos de Alma 47–48 que usted haya seleccionado.

• ¿Qué hizo Amalickíah cuando no pudo ser rey sobre los nefitas? (Véase Alma 46:33; 47:1, 4. Pida a los miembros de la clase que hagan un resumen de la forma en que Amalickíah llegó a ser el rey de los lamanitas [Alma 47:1–35] o haga usted mismo el resumen.)

• Algunos de los oponentes más fuertes de los nefitas habían sido nefitas en una ocasión, entre ellos los amalekitas (Alma 24:29–30; 43:6–7), los zoramitas (Alma 30:59; 31:8–11; 43:4), Amalickíah (Alma 46:1–7), Moriantón (Alma 50:26, 35) y Ammorón, el hermano de Amalickíah (Alma 52:3). ¿Por qué las personas que abandonan la Iglesia a menudo pelean contra ella con tanta fuerza? (Véase Mosíah 2:36–37; Alma 47:35–36.)

El profeta José Smith comentó lo siguiente a un hombre que se preguntaba por qué los que habían dejado la Iglesia peleaban contra ella con tanta ferocidad: “Antes de unirse a esta Iglesia, usted se encontraba en terreno neutral, pero cuando se le predicó el Evangelio, se le presentaron el bien y el mal. Podía escoger lo uno o lo otro o ninguno de los dos; ambos maestros opuestos le invitaban a servirles . Cuando usted se unió a esta Iglesia se alistó para servir a Dios, y al hacerlo, dejó el terreno neutral y nunca podrá volver a él. Si abandona al Maestro al que se alistó para servir, será por la instigación del maligno, y usted seguirá los dictados de éste y será su siervo” (en “Recollections of the Prophet Joseph Smith”, Juvenile Instructor, 15 de agosto de 1892, pág. 492).

• Comparen a Amalickíah con Moroni (Alma 48:1–17). Recalque el hecho de que así como una sola persona inicua puede causar mucha iniquidad entre el pueblo (Alma 46:9), una persona recta, como Moroni, puede inspirar mucha rectitud. ¿Qué podemos hacer para alentar y apoyar a los líderes rectos? ¿Cómo puede cada uno de nosotros inspirar a otras personas a ser rectas?

4. La guerra continúa entre los nefitas y los lamanitas.

Lean y analicen los versículos de Alma 49–52 que usted haya seleccionado. Explique que en estos capítulos sigue adelante el relato de las continuas batallas entre los nefitas y los lamanitas. Este relato nos puede ayudar en la continua batalla que libramos contra Satanás y sus huestes, quienes entablan una guerra contra la verdad y la rectitud, luchando por destruir nuestras oportunidades de obtener la vida eterna.

• ¿Cómo pueden los relatos de las guerras del Libro de Mormón aplicarse a nuestra lucha contra la influencia de Satanás? (Se dan algunos ejemplos a continuación, con preguntas para fomentar el análisis. Los miembros de la clase pueden sugerir otros ejemplos.)

  1. Los nefitas construyeron muros para proteger sus ciudades de los ataques de los lamanitas (Alma 48:7–9; 49:2–4, 13, 18). ¿Qué defensas nos pueden proteger de la influencia de Satanás?

  2. Los nefitas continuamente fortalecieron sus defensas (Alma 50:1–6). ¿Por qué debemos continuamente fortalecer nuestras defensas contra Satanás?

  3. Los nefitas guardaron los mandamientos de Dios y siguieron a los líderes de la Iglesia (Alma 44:3–4; 49:30; 50:20–22). ¿Cómo nos ayudan los mandamientos de Dios y el consejo de los líderes de la Iglesia a luchar contra la iniquidad?

  4. Los nefitas dieron gracias a Dios por protegerles en la batalla (Alma 45:1; 49:28). ¿Cómo puede la gratitud hacia Dios protegernos contra Satanás?

  5. A causa de la contención, los nefitas pelearon entre sí y los lamanitas lograron obtener el poder sobre ellos (Alma 51:2–7, 12–23; 53:8–9). ¿En qué forma permite la contención que Satanás obtenga el poder sobre nosotros? ¿Cómo nos pueden ayudar la unidad y el apoyo de otras personas en nuestra lucha contra la iniquidad?

  6. Los nefitas justos eran prósperos y felices aun en tiempos de guerra (Alma 49:30; 50:23). ¿Cómo podemos encontrar paz y felicidad aun en las épocas de gran iniquidad?

Conclusión

Haga notar que los principios que se enseñan en estos capítulos del Libro de Mormón sirven para protegernos a nosotros y a nuestra familia de los azotes de la maldad. También pueden traer paz a nuestra alma durante los tiempos de guerra y de tribulación.

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.

Sugerencia adicional para la enseñanza

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice este concepto como parte de la lección.

Presentación en video

Si está disponible El Libro de Mormón, Presentaciones en video (53911 002), muestre el segmento de quince minutos “Firme en la fe de Cristo”.