“…ofrecerás tus sacramentos en mi día santo”

Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2000


Asignación de lectura: Doctrina y Convenios 59; “Día de reposo”, en la Guía para el Estudio de las Escrituras, páginas 51–52.

Desde las épocas más antiguas, Dios ha mandado a Sus hijos santificar el día de reposo (véase “Día de reposo” en la Guía para el Estudio de las Escrituras, págs. 51–52). En nuestra dispensación, el Señor nuevamente ha hecho hincapié en la importancia del día de reposo.

• El Señor dijo: “…irás a la casa de oración… en mi día santo“ (D. y C. 59:9). ¿Por qué cree que es importante reunirse para adorar a Dios en el día de reposo? ¿Qué podemos hacer para prepararnos para las reuniones dominicales?

• ¿Por qué es importante participar de la Santa Cena cada domingo? (Véase D. y C. 59:9; 3 Nefi 18:6–7.)

• Lea D. y C. 59:10. ¿Qué quiere decir descansar de nuestras obras? ¿Por qué al descansar de nuestras labores demostramos devoción hacia Dios?

• ¿Qué bendiciones promete el Señor a quienes santifiquen el día de reposo? (Véase D. y C. 59:9, 13, 15–17.) ¿Por qué el observar el día de reposo nos ayuda a recibir un gozo cabal, tal como lo prometió el Señor?

Cadena de pasajes de las Escrituras: El día de reposo

  • Éxodo 20:8–11.

  • Isaías 58:13–14.

  • Marcos 2:23–28.

  • Mosíah 18:23.

  • D. y C. 59:9–13.