“…no seáis engañados, sino continuad con firmeza”

Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2000


Asignación de lectura: Doctrina y Convenios 26; 28; 43:1–7; 50; 52:14–19; Nuestro Legado, página 36.

Durante los primeros años de la Iglesia, algunos miembros permitieron que Satanás los engañara, lo cual los llevó a la apostasía o a rebelarse contra Dios. En nuestra calidad de miembros de la Iglesia, debemos ser fieles y estar alertas.

• ¿Cuáles son algunas de las formas en que Satanás trata de engañarnos y llevarnos a la apostasía? ¿Qué podemos hacer para evitar ser engañados y caer en la apostasía?

• Durante los primeros años de la Iglesia, muchas personas afirmaron haber recibido revelaciones para dirigir la Iglesia o para corregir al profeta José Smith. ¿Qué reveló el Señor en respuesta a esas afirmaciones? (Véase D. y C. 28:2, 6–7; 43:1–3.)

• Lea D. y C. 50:17–24 y Moroni 7:15–17. ¿Qué se enseña en estos versículos acerca de cómo discernir entre las cosas que provienen de Dios y las cosas que vienen de Satanás?

Cadena de pasajes de las Escrituras: Cómo reconocer y evitar la apostasía individual

  • 2 Nefi 28:20–22.

  • D. y C. 6:4–6.

  • D. y C. 10:26

  • D. y C. 84:54.

  • D. y C. 93:39.

  • D. y C. 121:37.