El sacerdocio: “el poder de la divinidad”

Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2000


Asignación de lectura: Doctrina y Convenios 84:33–44; 107; 121:34–46; Nuestro Legado, páginas 26–27.

El Sacerdocio Aarónico y el Sacerdocio de Melquisedec se restauraron en la tierra durante la primavera de 1829. Después de la organización de la Iglesia en 1830, el Señor reveló poco a poco los oficios, los quórumes y los consejos del sacerdocio, según fuera necesario, para proporcionar liderazgo para el crecimiento de la Iglesia.

• ¿Qué prometen los poseedores del sacerdocio como parte del juramento y del convenio del sacerdocio? (Véase D. y C. 84:33, 36, 39–44.) ¿Qué bendiciones promete el Señor como parte del juramento y del convenio del sacerdocio? (Véase D. y C. 84:33–34, 38, 42.)

• En D. y C. 121:34–46, el Señor revela principios para el ejercicio del sacerdocio. Estos principios, además de aplicarse a los poseedores del sacerdocio, se aplican también en forma general a todas las relaciones humanas. ¿Cómo podemos aplicar esos principios en nuestra relación con los demás?

Cadena de pasajes de las Escrituras: Revelaciones sobre los oficios, los quórumes y los consejos del sacerdocio

  • D. y C. 20:38–67.

  • D. y C. 41:9–12.

  • D. y C. 90:1–6.

  • D. y C. 102:1–2.

  • D. y C. 107:21–25.