“…hablaré a tu mente y a tu corazón por medio del Espíritu Santo”

Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2000


Asignación de lectura: Doctrina y Convenios 6; 8; 9; 11.

• Lea D. y C. 8:2–3 y 85:6. ¿Qué se nos enseña en estos versículos acerca de la forma en que el Espíritu Santo se comunica con nosotros? ¿Por qué es importante comprender este principio de cómo se comunica el Espíritu Santo?

• ¿Qué reveló el Señor a Oliver Cowdery acerca de su deseo de recibir “más testimonio” de la misión divina del Profeta? (Véase D. y C. 6:22–23.) ¿Qué podemos hacer para confiar más en la paz que el Espíritu hable a nuestra mente?

• ¿Por qué debemos someter nuestra voluntad a la voluntad de Dios cuando buscamos revelación personal?

• ¿Cómo podemos discernir si una revelación proviene o no de Dios? (Véase D. y C. 11:12–14; 50:23–24.)

Cadena de pasajes de las Escrituras: El reconocer la voz suave y apacible

  • D. y C. 8:2–3.

  • D. y C. 9:8–9.

  • D. y C. 42:61.

  • D. y C. 128:1.

  • D. y C. 136:32–33.