La restauración del sacerdocio

Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia: Manual para el maestro, 2000


Objetivo

Que los miembros de la clase sientan un mayor aprecio por la restauración del sacerdocio, que los hermanos se sientan alentados a recibir y a magnificar el sacerdocio y que todos sepan cómo disfrutar más plenamente de las bendiciones del sacerdocio.

Preparación

  1. 1.

    Estudie los pasajes de las Escrituras y los demás materiales que se encuentran a continuación, y ore al respecto.

    1. a.

      Doctrina y Convenios 13; 20:38–67; 27:12–13; 84:6–30; 107:1–20; 110:11–16; José Smith—Historia 1:66–73.

    2. b.

      El relato de Oliver Cowdery sobre la restauración del Sacerdocio Aarónico, en la nota al pie de la página correspondiente a José Smith—Historia 1:71.

    3. c.

      Nuestro Legado, págs. 11–14.

  2. 2.

    Repase el material correspondiente a esta lección en la Guía de estudio para el miembro de la clase (35686 002) y planifique la forma en que lo utilizará durante la lección.

  3. 3.

    Si la lámina La restauración del Sacerdocio de Melquisedec (62371 o Las bellas artes del Evangelio 408) está a disposición, haga los preparativos para usarla durante la lección.

  4. 4.

    Si va a utilizar la actividad para despertar el interés, lleve a la clase varios tipos de llaves.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar el interés

Si lo considera apropiado, para comenzar la lección utilice la actividad que se encuentra a continuación o una de su preferencia.

Muestre un juego de llaves.

• ¿Para qué sirven estas llaves?

Escriba en la pizarra la palabra Sacerdocio. Explique que en la Iglesia con frecuencia nos referimos a las llaves del sacerdocio.

• ¿Para qué sirven las llaves del sacerdocio?

Explique que las llaves del sacerdocio autorizan a los poseedores del sacerdocio a presidir en la Iglesia y a dirigirla dentro de una jurisdicción específica, tal como una estaca, un barrio o un quórum. Los líderes presidentes del sacerdocio reciben esas llaves cuando se les aparta. Todos los oficios del sacerdocio y las organizaciones de la Iglesia funcionan bajo la dirección de estas autoridades presidentes. Esta lección es acerca de la restauración del sacerdocio y de sus llaves.

Análisis y aplicación

Con oración, escoja el material de la lección que satisfaga mejor las necesidades de los miembros de su clase y aliéntelos a relatar experiencias que se relacionen con los principios de las Escrituras.

1. Definición y propósito del sacerdocio.

Explique que el sacerdocio es uno de los temas principales de Doctrina y Convenios. Por intermedio del profeta José Smith, el Señor dio muchas revelaciones que aumentan en gran manera nuestra comprensión de las llaves, los oficios, la organización, las ordenanzas, los deberes y las bendiciones del sacerdocio. Esas revelaciones proporcionan guía en cuanto a cómo utilizar el sacerdocio para llevar adelante la obra de Dios sobre la tierra.

• ¿Qué es el sacerdocio? (El sacerdocio es el poder y la autoridad eternos de Dios. Es también el poder por medio del cual Él creó y gobierna los cielos y la tierra. Es a la vez el poder por el cual Él redime y exalta a Sus hijos. Él da una porción del poder y de la autoridad de Su sacerdocio a los miembros varones dignos de la Iglesia para que ellos prediquen el Evangelio, administren las ordenanzas de salvación y gobiernen Su reino sobre la tierra.)

• ¿Por qué es importante tener el sacerdocio sobre la tierra? (Entre las respuestas estarían que el sacerdocio autoriza a los hombres a actuar en nombre de Dios para bendecir a Sus hijos y para ayudarles a prepararse para la exaltación.)

• ¿Cuáles son algunas de las formas en que los poseedores del sacerdocio actúan en nombre de Dios para bendecir a Sus hijos? (Véanse los versículos seleccionados de D. y C. 20:38–55; 107:8–12, 23, 35.) ¿De qué modo han sido bendecidos por medio del servicio que prestan los poseedores del sacerdocio?

• ¿Qué influencia ha tenido el sacerdocio en ustedes? ¿Cómo han visto manifestarse el poder del sacerdocio en su vida?

• ¿En qué forma ha bendecido y fortalecido a su familia el sacerdocio? ¿Qué pueden hacer para que la influencia y el poder del sacerdocio tengan más eficacia en su vida y en la de su familia?

2. La restauración del Sacerdocio Aarónico.

Enseñe y someta a discusión de clase José Smith—Historia 1:68–72; D. y C. 13; 84:26–27; 107:20. Explique que el Sacerdocio Aarónico “es una dependencia del mayor, o sea, el Sacerdocio de Melquisedec” (D. y C. 107:14).

Susquehanna River

• ¿Cómo se restauró el Sacerdocio Aarónico sobre la tierra en los últimos días? (Véase José Smith—Historia 1:68–72 y Nuestro Legado, págs. 11–13; véase también D. y C. 13. Explique que la restauración del Sacerdocio Aarónico fue el primer otorgamiento de autoridad divina de esta dispensación.)

• (Para los poseedores del sacerdocio.) ¿Qué experimentaron al recibir el Sacerdocio Aarónico?

Si lo desea, repase el relato de los sentimientos que embargaron a Oliver Cowdery después de haber recibido el Sacerdocio Aarónico (véase la nota al pie de la página correspondiente a José Smith—Historia 1:71). Tal vez también desee compartir con la clase las reflexiones del élder James E. Talmage, que prestó servicio en el Quórum de los Doce, acerca de cómo le afectó su ordenación al oficio de diácono, lo cual se cita a continuación:

“Tan pronto como fui ordenado, me invadió un sentimiento que jamás he podido describir completamente. Parecía apenas posible que yo, un jovencito, pudiera ser tan honrado por Dios y ser llamado a integrar el sacerdocio… Me sentía fortalecido al pensar que pertenecía al Señor y que Él me ayudaría en todo aquello que se me pidiera.

“La trascendencia de mi ordenación… afectó todos los aspectos de mi joven vida… Cuando jugaba en la escuela y me sentía tentado a sacar ventaja en el juego o cuando me encontraba en medio de una discusión con un compañero de juegos, recordaba, y ese pensamiento era tan eficaz como si lo hubiera recibido en voz alta: ‘Soy diácono y no está bien que actúe de esta forma’. En día de examen, cuando me hubiera resultado fácil copiarles a otros compañeros… me decía a mí mismo: ‘Sería mucho más malo que yo lo hiciera que si lo hiciera cualquiera de los demás, porque yo soy diácono’ ” (Incidents from the Lives of Our Church Leaders [manual de instrucciones para los diáconos, 1914], págs. 135–136).

• ¿Cómo se pueden preparar los niños y los jóvenes para recibir el Sacerdocio Aarónico? ¿Cómo pueden los padres, los abuelos y los demás ayudar a los niños y a los jóvenes a prepararse para recibir el sacerdocio? ¿De qué manera pueden los demás inculcar en los niños y en los jóvenes un profundo aprecio por el sacerdocio?

• ¿Qué autoridad y bendiciones se restauraron con el Sacerdocio Aarónico? (Véase D. y C. 13; 84:26–27; 107:20. Utilice la siguiente información para fomentar este análisis con la clase. Escriba en la pizarra los títulos que se dan a continuación.)

Las llaves del ministerio de ángeles (D. y C. 13; 84:26; 107:20).

• ¿Qué significa poseer “las llaves del ministerio de ángeles”? (D. y C. 13).

El presidente Gordon B. Hinckley dijo: “…lo cual significa, según lo interpreto, que si son dignos del sacerdocio que poseen, tendrán el derecho de recibir y de disfrutar el poder de los seres celestiales para guardarles, para protegerles, para bendecirles” (véase “Los poderes del Sacerdocio Aarónico”, Liahona, enero de 1983, pág. 77).

Explique que el ministerio de ángeles puede tener lugar por medio de apariciones personales y que también “el ministerio de ángeles puede ser invisible. Los mensajes angelicales se pueden entregar por medio de una voz o por un mero pensamiento o sentimiento que se comunique a la mente… La mayoría de las comunicaciones [angelicales] se sienten o se escuchan en vez de verse” (Dallin H. Oaks, “El Sacerdocio Aarónico y la Santa Cena”, Liahona, enero de 1999, pág. 45).

• Por medio de la restauración del Sacerdocio Aarónico, el ministerio de ángeles está al alcance de todos los miembros de la Iglesia, y no sólo de los poseedores del sacerdocio. ¿Qué podemos hacer para recibir el ministerio de ángeles? (Véase Moroni 7:35–37 y la siguiente cita.)

El élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce, habló de la relación que existe entre el participar de la Santa Cena y el recibir el ministerio de ángeles:

“…por medio de las ordenanzas del bautismo y de la Santa Cena del Sacerdocio Aarónico, quedamos limpios de nuestros pecados y se nos promete que si guardamos nuestros convenios siempre tendremos Su Espíritu con nosotros. Yo creo que la promesa no sólo se refiere al Espíritu Santo, sino también al ministerio de ángeles, porque los ‘ángeles hablan por el poder del Espíritu Santo; por lo que declaran las palabras de Cristo’ (2 Nefi 32:3). Y así es cómo los poseedores del Sacerdocio Aarónico abren la puerta a todos los miembros que participan dignamente de la Santa Cena para que disfruten de la compañía del Espíritu del Señor y del ministerio de ángeles” (“El Sacerdocio Aarónico y la Santa Cena”, Liahona, enero de 1999, pág. 45).

Si lo desea, repase dos o tres pasajes de las Escrituras acerca del ministerio de ángeles. Entre esos pasajes se encuentran 3 Nefi 7:18; 17:23–24; Moroni 7:25, 29–31 y D. y C. 84:88.

Las llaves del arrepentimiento y del bautismo (D. y C. 13; 84:26–27; 107:20).

Explique que al arrepentimiento y al bautismo se los llama también el “evangelio preparatorio” (D. y C. 84:26–27). Eso se debe a que el arrepentimiento y el bautismo nos ayudan a prepararnos para recibir las más grandes bendiciones que se administran por medio del Sacerdocio de Melquisedec, tales como el don del Espíritu Santo y las ordenanzas del templo.

• Señale que Juan el Bautista predicó el arrepentimiento y bautizó a la gente a fin de preparar el camino para el Salvador (Mateo 3:1–6, 11). ¿Cómo pueden predicar el arrepentimiento en nuestra época los poseedores del Sacerdocio Aarónico? (Entre las respuestas se podría indicar: por medio de la orientación familiar, la obra misional, el expresar su testimonio y el hermanamiento.) ¿Cómo pueden participar los poseedores del Sacerdocio Aarónico en la ordenanza del bautismo? (Bajo la dirección del obispo, los presbíteros dignos del sacerdocio pueden efectuar bautismos y ser testigos en los bautismos.)

Invite a los hermanos que hayan bautizado a alguien a expresar qué sintieron al haber podido efectuar esa ordenanza.

• Además del bautismo, los poseedores del Sacerdocio Aarónico pueden oficiar en la ordenanza de la Santa Cena. ¿Qué relación hay entre la Santa Cena y el arrepentimiento y el bautismo?

Pida a los hermanos que digan lo que hayan pensado o sentido al preparar, bendecir o repartir la Santa Cena por primera vez; o pida a los que sean padres que describan los sentimientos que hayan experimentado al ver a sus hijos preparar, bendecir o repartir la Santa Cena.

El élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce, dijo: “…les pedimos a ustedes, jóvenes del Sacerdocio Aarónico, que preparen, bendigan y repartan los emblemas del sacrificio del Salvador de una manera digna y reverente. ¡Qué privilegio extraordinario y confianza tan sagrada se les ha otorgado a tan temprana edad! No puedo pensar en mayor elogio que el cielo les pudiera conceder. En verdad les amamos; traten de vivir lo mejor posible y de vestirse con lo mejor que tengan cuando participen en el sacramento de la Santa Cena del Señor” (“Haced esto en memoria de mí”, Liahona, enero de 1996, pág. 77).

3. La restauración del Sacerdocio de Melquisedec.

Enseñe y analice con la clase D. y C. 27:12–13; 84:19–22; 107:1–12, 18–19. Explique que el Sacerdocio de Melquisedec es el sacerdocio mayor. En relación con él se encuentran toda la autoridad, el conocimiento y los convenios necesarios para la exaltación de los hijos de Dios.

• ¿Cómo se restauró el Sacerdocio de Melquisedec en la tierra durante los últimos días? (Ponga a la vista la lámina de La restauración del Sacerdocio de Melquisedec. Explique que pocas semanas después que Juan el Bautista restauró el Sacerdocio Aarónico, Pedro, Santiago y Juan aparecieron a José Smith y a Oliver Cowdery y les confirieron el Sacerdocio de Melquisedec. En Doctrina y Convenios no se incluye un relato de ese acontecimiento, pero se encuentran referencias sobre éste en el encabezamiento de D. y C. 13; D. y C. 27:12–13; D. y C. 128:20 y en Nuestro Legado, pág. 13.)

• ¿Qué autoridad y qué bendiciones se restauraron con el Sacerdocio de Melquisedec? (Véase D. y C. 84:19–22; 107:8–12, 18–19; 110:11–16. Utilice la información que se encuentra a continuación para realizar el análisis con la clase. Escriba en la pizarra los títulos que se dan a continuación.)

La autoridad para administrar el Evangelio de Jesucristo (D. y C. 84:19).

• ¿Qué quiere decir que el Sacerdocio de Melquisedec comprende la autoridad de administrar el Evangelio de Jesucristo? (Véase D. y C. 84:19. Entre las respuestas se podría mencionar que dentro del Sacerdocio de Melquisedec se encuentra la autoridad para gobernar la Iglesia, predicar el Evangelio y administrar las ordenanzas de salvación.) “…las llaves de todas las bendiciones espirituales de la iglesia” (D. y C. 107:18).

• ¿Cuáles son algunas de las bendiciones espirituales que se reciben por medio del Sacerdocio de Melquisedec? (Véase D. y C. 84:19–22; 107:18–19. Entre las respuestas podrían estar las que se mencionan más adelante. Someta a discusión de clase el significado de cada bendición y su aplicación a la vida de los miembros de la clase.)

  1. a.

    El conocimiento de los misterios del reino y el conocimiento de Dios (D. y C. 84:19; 107:19; este conocimiento se recibe por medio del don del Espíritu Santo).

  2. b.

    El poder de la divinidad, el cual se manifiesta por medio de las ordenanzas del Evangelio (D. y C. 84:20–21). ¿De qué modo hacen las ordenanzas del sacerdocio que “el poder de la divinidad” se manifieste en nuestra vida? Invite a los miembros de la clase a relatar experiencias en las cuales hayan sentido “el poder de la divinidad” manifestarse por medio de las ordenanzas del Evangelio.

  3. c.

    La oportunidad de ver a Dios el Padre y a Su Hijo Jesucristo, y de estar en comunión con Ellos y gozar de Su presencia (D. y C. 84:22; 107:19).

• ¿Cuáles son algunas de las formas en las que los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec deben ser líderes espirituales en el hogar?

El derecho de presidir (D. y C. 17:8–9).

Explique que el derecho de presidir es el derecho de presidir en la Iglesia. El Presidente de la Iglesia es la única persona sobre la tierra que puede utilizar (o autorizar a otra persona para que use) las llaves del sacerdocio para gobernar a toda la Iglesia. Él autoriza a los siguientes líderes del sacerdocio para poseer las llaves necesarias para presidir en sus llamamientos: los presidentes de templo, los presidentes de misión, los presidentes de estaca, los obispos, los presidentes de distrito, los presidentes de rama y los presidentes de quórumes.

Las llaves del recogimiento de Israel, del Evangelio de la dispensación de Abraham y del poder para sellar (D. y C. 110:11–16).

Explique que estas llaves se restauraron por medio de Moisés, de Elías y de Elías el profeta en el Templo de Kirtland, en 1836. Éstas se analizarán en la lección 18.

4. Las bendiciones del sacerdocio para toda la gente.

Explique que aun cuando sólo los varones miembros dignos de la Iglesia pueden poseer el sacerdocio, todos pueden participar de sus bendiciones.

• ¿Cómo se benefician las mujeres por medio del sacerdocio? ¿Cómo se benefician los niños por medio del sacerdocio? (Repase algunas de las bendiciones del sacerdocio que las mujeres y los niños pueden recibir durante su vida. Haga hincapié en que a pesar de que las mujeres y los niños no poseen el sacerdocio, permanentemente reciben bendiciones gracias a él. Si desea ayuda para contestar estas preguntas, consulte el manual La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte A, capítulos 12 y 13 [31113 002].)

• ¿Cómo reciben las bendiciones del sacerdocio aquellas personas que no tienen en su casa poseedores fieles del sacerdocio? (Entre las respuestas se podrían incluir: las reciben por medio de los maestros orientadores, de los líderes del sacerdocio y de los familiares y los parientes.) Invite a los miembros de la clase a relatar experiencias en las que ellos hayan recibido las bendiciones del sacerdocio por conducto de poseedores del sacerdocio que no vivan con ellos.

• ¿Qué podemos hacer para demostrar agradecimiento por las bendiciones del sacerdocio?

Conclusión

Testifique que tanto el sacerdocio como sus llaves ya han sido restaurados. Los poseedores del sacerdocio poseen la autoridad para dirigir la obra de Dios sobre la tierra y para actuar en Su nombre con el fin de bendecir a Sus hijos y ayudarlos a prepararse para la exaltación. Haga hincapié en que las bendiciones del sacerdocio están al alcance de todos. Aliente a los miembros de la clase a tratar de obtener esas bendiciones.

Sugerencias adicionales para la enseñanza

Si lo desea, utilice una o las dos ideas que se dan a continuación con el fin de complementar la reseña que se sugiere para la lección.

1. Los oficios, los quórumes y los deberes del sacerdocio

El Señor le reveló a José Smith instrucciones importantes acerca de los oficios del sacerdocio, los deberes relacionados con cada oficio y los quórumes en que debían organizarse los poseedores del sacerdocio. Si lo desea, repase algunas de esas instrucciones tal como se resumen en la gráfica siguiente:

Sacerdocio Aarónico

Oficio

Deberes

Quórum

Diácono

D. y C. 20:57–59; 84:111

D. y C. 107:85

Maestro

D. y C. 20:53–59; 84:111

D. y C. 107:86

Presbítero

D. y C. 20:46–52

D. y C. 107:87–88

Obispo

D. y C. 107:13–17, 68, 71–72, 87–88

 

Sacerdocio de Melquisedec

Oficio

Deberes

Quórum

Élder

D. y C. 20:38–45; 42:43–44; 43:15–16; 107:11–12

D. y C. 107:89; 124:137

Sumo sacerdote

D. y C. 107:10, 12, 17

D. y C. 124:133, 136

Patriarca

D. y C. 124:91–93, 124

 

Setenta

D. y C. 107:25, 34, 38, 97

D. y C. 107:25–26; 93–96; 124:138–139

Apóstol

D. y C. 27:12–13; 107:23, 33, 35, 39, 58; 112:30–32; 124:128

D. y C. 107:23–24

Ponga a la vista una lámina del Templo de Salt Lake (62433 o Las bellas artes del Evangelio 502). Explique que las agujas del lado este del templo son más altas que las del lado oeste. Haga notar también que hay cinco grupos de ventanas en las agujas del este y cuatro grupos de ventanas en las del oeste. Explique que ese diseño se hizo con el fin de representar el sacerdocio, con el Sacerdocio de Melquisedec y sus cinco oficios representados por las agujas del lado este y el Sacerdocio Aarónico y sus cuatro oficios representados por las agujas del lado oeste.

2. Presentación en video: “La restauración del sacerdocio”

Si Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia: presentaciones en video (53912 002) está disponible, considere mostrar “La restauración del sacerdocio”, un segmento de ocho minutos de duración, con el fin de brindar antecedentes históricos relacionados con la segunda sección de la lección.