“Crea en mí… un corazón limpio”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    2 Samuel 11. David comete adulterio con Betsabé, la esposa de Urías (11:1–5) y fracasa en su intento de ocultar su pecado (11:6–13). Toma las medidas necesarias para que Urías muera (11:14–17). Se casa con Betsabé y tienen un hijo (11:26–27).

  2. b.

    2 Samuel 12:1–23. Por medio de una parábola, el profeta Natán le demuestra a David la gravedad de sus pecados (12:1–6). Se le dice que será castigado por ellos (12:7–14; adviértase que en la Traducción de José Smith del versículo 13, Natán dice: “También Jehová no ha redimido tu pecado de que no morirás”). El primer hijo de David y Betsabé muere pocos días después de haber nacido (12:15–23).

  3. c.

    Salmos 51. Arrepentido, David busca el perdón.

David sucedió en el trono al rey Saúl y se convirtió en uno de los reyes más extraordinarios de la historia de Israel. Él unió a las tribus en una nación, aseguró la posesión de la tierra que se le había prometido a su pueblo y estableció un gobierno basado en la ley de Dios. Sin embargo, los últimos veinte años de su vida personal fueron empañados por las consecuencias de sus pecados.

• ¿Qué hizo David que lo llevó a cometer adulterio? (Véase 2 Samuel 11:2–4.) ¿Qué podría llevar a las personas a verse tentadas a cometer pecados sexuales? ¿Qué podemos hacer para evitar la tentación de cometer pecados sexuales?

• ¿Qué pecado más serio cometió David al tratar de ocultar su inmoralidad? (Véase 2 Samuel 11:14–17.) ¿De quién habrá pensado David que podía ocultar su pecado? En la actualidad, ¿cómo tratan las personas de cubrir los pecados? ¿Qué sucede cuando tratamos de cubrir nuestros pecados?

En un salmo al Señor, David expresó su deseo de ayudar a los demás a arrepentirse, diciendo: “Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a ti” (Salmos 51:13). Aun cuando David perdió la exaltación por haber planeado la muerte de Urías, su actitud de arre-pentimiento al buscar el perdón por su pecado de adulterio nos deja una enseñanza. Sus palabras en Salmos 51 demuestran muchos de los aspectos del verdadero arrepentimiento. Al estudiar este salmo, busque las formas de aplicar personalmente el ejemplo de arrepentimiento que nos dejó David.

Lectura complementaria: 2 Samuel 2–10.