“Todo lo que respire alabe [al Señor]”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los pasajes de las Escrituras que se dan a continuación y todo lo que le sea posible del libro de Salmos.

El libro de Salmos es una colección de poemas que originalmente se cantaron como alabanzas o peticiones a Dios. David escribió muchos de ellos. Este libro es como un himnario del antiguo Israel.

Muchos de los salmos profetizan la misión de Cristo como el Mesías. Adviértase el cumplimiento de las siguientes profecías acerca de Cristo que se encuentran registradas en el libro de Salmos:

Profecía

Cumplimiento

Salmos 69:20.

Marcos 14:32–41.

Salmos 22:7–8.

Mateo 27:39–43.

Salmos 22:16.

Marcos 15:25.

Salmos 22:18.

Mateo 27:35.

Salmos 22:1.

Mateo 27:46.

Salmos 16:10.

Hechos 2:31–32; 13:34–35.

Lea los siguientes salmos que expresan gratitud al Salvador por Su misericordia, Su perdón y Su amor: Salmos 23; 51; 59:16; 78:38; 86:5, 13; 100:4–5; 103:2–4, 8–11, 17–18.

Lea los siguientes salmos que enseñan sobre la importancia de confiar en el Señor: Salmos 4:5; 5:11; 9:10; 18:2; 56:11; 62:8; 118:8–9.

Lea los siguientes salmos acerca del templo: Salmos 5:7; 15:1–3; 24; 27:4; 65:4; 84:1–2, 4, 10–12; 122; 134.