“Has hecho maravillas”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    Isaías 22:22. El Salvador abre la puerta a la presencia del Padre Celestial.

  2. b.

    Isaías 24:21–22. El Salvador demuestra misericordia por quienes se encuentran en la prisión espiritual.

  3. c.

    Isaías 25:1–4; 32:1–2. El Salvador es una fortaleza y un refugio.

  4. d.

    Isaías 25:6–9. El Salvador preparará un banquete y destruirá el “velo”.

  5. e.

    Isaías 25:8. El Salvador enjugará nuestras lágrimas.

  6. f.

    Isaías 26:19. El Salvador traerá la Resurrección.

  7. g.

    Isaías 28:16. El Salvador es nuestro cimiento estable.

  8. h.

    Isaías 29:4, 9–14, 18, 24. El Salvador restaurará el Evangelio sobre la tierra.

  9. i.

    Isaías 30:19–21. El Salvador conoce nuestras pruebas y dirige nuestro camino.

• ¿Cómo “enjugará… [nuestras] lágrima[s]” el Salvador? (Isaías 25:8).

• Isaías profetizó que cuando el Mesías viniera, moriría y resucitaría (Isaías 25:8). ¿Quiénes resucitarán también? (Véase Isaías 26:19; 1 Corintios 15:20–22; Alma 11:43–44.) ¿Qué sugiere lo que dice en Isaías 26:19 sobre la forma en que nos sentiremos cuando seamos resucitados? (Véase también D. y C. 138:12–16, 50.)

Compare los siguientes versículos de Isaías 29 con los correspondientes pasajes para darse cuenta de la forma en que se han cumplido algunas de las profecías de Isaías:

  • Isaías 29:4.

  • Isaías 29:9–10, 13.

  • Isaías 29:11–12.

  • Isaías 29:14.

  • Moroni 10:27.

  • Doctrina y Convenios 4:1; 6:1.

  • José Smith—Historia 1:18–19.

  • José Smith—Historia 1:63–65.

• Isaías habló sobre la gente que se acerca al Señor con la boca mientras que su corazón está lejos de Él (Isaías 29:13). ¿De qué manera podemos asegurarnos de estar cerca del Señor en pensamiento y en hecho, al igual que de palabra?