“A causa de mi transgresión se han abierto mis ojos”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    Moisés 4; 5:10–11; 6:48–49, 55–56. Satanás va al Jardín de Edén y procura engañar a Eva. Eva y Adán participan del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal (4:5–12). Por haber caído, a Adán y a Eva se les expulsa del jardín (4:13–31). Adán y Eva se regocijan más tarde por las bendiciones de la Caída (5:10–11). Enoc enseña las consecuencias de la Caída (6:48–49, 55–56).

  2. b.

    Moisés 5:14–15; 6:50–54, 57–62. Por la expiación de Jesucristo, los seres mortales se salvan de la muerte física por medio de la Resurrección y pueden salvarse de la muerte espiritual mediante la fe, el arrepentimiento, el bautismo, el don del Espíritu Santo y la obediencia a los mandamientos.

  3. c.

    Moisés 5:1–9, 12. Adán y Eva comienzan su vida como seres mortales y enseñan a sus hijos las verdades del Evangelio (5:1–4, 12). Adán ofrece sacrificios a semejanza del sacrificio del Unigénito (5:5–9).

• ¿Qué consecuencias tuvo la Caída para Adán y Eva? ¿Qué consecuencias tiene para nosotros? (Véase Moisés 4:22–29; 5:10–11; 6:48–49, 55–56; 2 Nefi 2:22–23; 9:6; Génesis 3:16–23.)

• Al enseñar los Profetas sobre la caída de Adán y Eva, muchas veces enseñan también acerca de la expiación de Jesucristo (Moisés 5:10–15; 6:48–62; 2 Nefi 9:6–10). ¿Por qué es importante enseñar la Expiación junto con la Caída?

• ¿Qué propósito tenían los sacrificios que ofrecía Adán? (Véase Moisés 5:7–9.) ¿Qué otros símbolos recordatorios se nos han dado?

Lectura complementaria: Génesis 2–3; 1 Corintios 15:20–22; 2 Nefi 2:5–30; 9:3–10; Helamán 14:15–18; Doctrina y Convenios 19:15–19; 29:34–44; Artículo de Fe N° 2; “Caída de Adán y Eva”, Guía para el Estudio de las Escrituras, págs. 28–29.