“Vivirá todo lo que entrare en este río”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    Ezequiel 43:1–12; 44:6–9, 23. A Ezequiel se le muestra una visión del templo de Jerusalén.

  2. b.

    Ezequiel 47:1, 6–12. Ezequiel ve un río que sale del templo, que da vida al desierto y sana las aguas del Mar Muerto.

  3. c.

    Ezequiel 47:2–5. Ezequiel mide la profundidad del río y descubre que cada vez que lo pasa las aguas han crecido.

• De la lectura de Ezequiel 43:1–12 y 44:6–9, 23, ¿qué aprende sobre el templo?

• De acuerdo con la visión de Ezequiel, ¿qué cambios se efectuarán en los desiertos de Judea y en el Mar Muerto, que se encuentran al este de Jerusalén, a causa del río que sale del templo? (Véase Ezequiel 47:6–12.) El agua de la vida que se obtiene en el templo, ¿en qué forma sana y da vida a los matrimonios, a las familias, a nuestros antepasados y a la Iglesia?

Es posible que al estudiar el relato que se encuentra en Ezequiel 47:1, 6–12, desee estudiar también Apocalipsis 22:1–3 y 1 Nefi 8:10–11 y 11:25. Advierta la semejanza de las imágenes de estos pasajes.