“Noé… preparó el arca en que su casa se salvase”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    Moisés 8:19–30; Génesis 6:5–22; 7:1–10. Noé predica el Evangelio, pero el pueblo no lo escucha (Moisés 8:19–25). Debido a la iniquidad de la gente, el Señor declara que destruirá toda carne de sobre la tierra (Moisés 8:26–30; Génesis 6:5–13). El Señor manda a Noé que construya un arca y que entre en ella con su familia y con dos de cada especie de todo ser viviente (Génesis 6:14–22; 7:1–10).

  2. b.

    Génesis 7:11–24; 8; 9:8–17. Llueve durante cuarenta días y cuarenta noches (7:11–12). Muere toda persona y todo ser viviente que no está dentro del arca (7:13–24). Cuando las aguas disminuyen, Noé, su familia y los animales salen del arca, y Noé ofrece sacrificio al Señor (8:1–22). El Señor pone el arco iris sobre la tierra como una señal del pacto que hizo con Noé (9:8–17).

  3. c.

    Génesis 11:1–9. Pocas generaciones después del diluvio, la gente trata de edificar una torre que llegue hasta el cielo. El Señor confunde su lengua y los esparce por sobre la faz de toda la tierra.

• ¿En qué condiciones se encontraba el mundo cuando el Señor llamó a Noé a predicar el Evangelio? (Véase Moisés 8:20–22.) ¿Qué semejanzas ve usted entre la gente de la época de Noé y la gente de hoy día?

• ¿De qué manera podría la gente de la época de Noé haber evitado la destrucción? (Véase Moisés 8:23–24.) ¿En qué forma el prestar atención y obedecer a los Profetas nos ayuda a evitar la destrucción espiritual y temporal?

• ¿Por qué construyó Noé el arca? (Véase Hebreos 11:7.) ¿Qué “arcas” de la actualidad nos prestan el auxilio necesario para salvarnos de la maldad que nos rodea? (Con el fin de contestar esta pregunta, consulte si lo desea el folleto La fortaleza de la juventud [34285 002].) ¿Cómo podemos ayudar a otras personas a encontrar refugio en esas “arcas”?

Lectura complementaria: Hebreos 11:7; Moisés 7:32–36.