“Toda la gente… sabe que eres mujer virtuosa”

El Antiguo Testamento: Manual para el maestro, 2001


Objetivo

Animar a los miembros de la clase a emular las virtudes de Rut, de Noemí y de Ana.

Preparación

  1. 1.

    Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y ore al respecto:

    1. a.

      Rut 1–2. Luego de la muerte de su esposo, Rut deja su patria para ir a Belén con Noemí, su suegra. En Belén, trabaja en el campo de Booz, que la trata con bondad.

    2. b.

      Rut 3–4. Rut se acuesta a los pies de Booz y él le promete matrimonio. Se casan y tienen un hijo. El rey David y Jesucristo se encuentran entre sus descendientes.

    3. c.

      1 Samuel 1; 2:1–2, 20–21. Ana es bendecida con un hijo y se lo dedica al Señor, como había prometido. Con el correr del tiempo, es bendecida con más hijos.

  2. 2.

    Si va a utilizar la actividad para despertar la atención, lleve una hoja de papel y un lápiz para cada miembro de la clase.

  3. 3.

    Si tiene a su disposición las Presentaciones en video sobre el Antiguo Testamento (53224 002), si lo desea, muestre “La fe de Ana”, un segmento de tres minutos de duración, como parte de la lección.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar la atención

Si lo desea, utilice la siguiente actividad (o una de su preferencia) para comenzar la lección.

Entregue una hoja de papel y un lápiz a cada uno de los miembros de la clase.

Explique que a pesar de que el libro de Rut es muy corto, de sus páginas se desprende claramente que Rut fue una mujer de una gran rectitud. Después, haga las siguientes preguntas y solicite a los miembros de la clase que escriban las respuestas en las hojas de papel que les haya entregado:

• Si fuera necesario describir el carácter de ustedes en pocas palabras, ¿qué palabras quisieran que se utilizaran? ¿Qué pueden hacer la semana entrante para acercarse más a esa descripción?

Explique que esta lección tratará de las virtudes de Rut y de otras dos mujeres: Noemí y Ana.

Análisis de las Escrituras y conceptos para poner en práctica

Al enseñar los siguientes pasajes de las Escrituras, analice la forma en que se podrían poner en práctica en el diario vivir. Aliente a los miembros de la clase a relatar experiencias que se relacionen con los principios de las Escrituras.

1. Rut deja su patria y se va a Belén con Noemí.

Enseñe Rut 1–2 y analícelo con la clase.

• ¿Por qué se fueron Noemí y su familia a vivir a Moab? (Véase Rut 1:1–2.) ¿Por qué regresó Noemí a Belén después de la muerte de su esposo y de sus hijos? (Véase Rut 1:6. Belén era su patria y el hambre ya había pasado.)

• Mientras vivían en Moab, los hijos de Noemí se casaron con Orfa y Rut, que eran moabitas (Rut 1:4). ¿En qué forma demostró Noemí amor y preocupación por sus nueras cuando ellas se ofrecieron para acompañarla a Belén? (Véase Rut 1:7–13.) ¿Qué aprendemos de la preocupación de Noemí por sus nueras que puede ayudarnos en nuestras relaciones familiares?

• Orfa, una de las nueras de Noemí, regresó a su familia, pero la otra, Rut, insistió en ir a Belén con ella. De la promesa que le hizo a Noemí, que se registra en Rut 1:16–17, ¿qué aprendemos sobre Rut? (Que ella era una persona amorosa, leal y dispuesta a sacrificarse.) ¿Cómo podemos demostrar más lealtad a nuestra familia? Al igual que Rut, ¿cómo podemos demostrar más abnegación?

• ¿A qué renunció Rut al irse a Belén con Noemí? (Entre las respuestas se podrían mencionar su patria, su familia, sus amigos y su religión.) ¿Qué ganó Rut al acompañar a su suegra? (El Evangelio de Jesucristo; véase el primero de los “Otros conceptos didácticos”.) ¿Qué aprendemos de Rut acerca del hacer sacrificios por el Evangelio?

• Una vez que llegaron a Belén, ¿qué hizo Rut para conseguir comida para ella y para su suegra? (Véase Rut 2:2. Si lo desea, explique que en esa época había personas que iban detrás de los segadores recogiendo el grano que quedaba tirado en el campo después de la siega.) ¿De quién eran los campos adonde Rut fue a recoger espigas? (Véase Rut 2:1, 3.) ¿Por qué estaba Booz impresionado por Rut? (Véase Rut 2:5–7, 11. Booz vio que Rut era muy trabajadora y sabía además todo lo que ella había hecho por Noemí.) ¿En qué forma fue Booz bondadoso con Rut? (Véase Rut 2:8–9, 14–16.)

• Después que hubo regresado de recoger espigas en el campo, ¿cómo demostró Rut su generosidad? (Véase Rut 2:14, 17–18. Rut le llevó a Noemí el grano que había recogido y parte de la comida que había guardado del almuerzo que le habían dado.) ¿De qué manera les ha bendecido la generosidad de otras personas?

2. Rut y Booz se casan y tienen un hijo

Enseñe Rut 3–4 y analícelo con la clase.

• Noemí le aconsejó a Rut que llevara a cabo cierto ritual con la esperanza de que Booz se casara con ella (Rut 3:1–5). Al acostarse a los pies de Booz, lo que hacía Rut en realidad era proponerle matrimonio. ¿En qué forma demuestra la obediencia de Rut al consejo de su suegra sus sentimientos hacia ella?

• ¿Cómo reaccionó Booz cuando al despertar encontró a Rut acostada a sus pies? (Véase Rut 3:8–15. Adviértase que cuando Rut dijo: “…extiende el borde de tu capa sobre tu sierva” significaba que ella le pedía que la cuidara, que la protegiera, que la quisiera.) ¿Bajo qué condición aceptó Booz casarse con Rut? (Véase Rut 3:11–13. Explique que al morir el esposo de Rut se esperaba que el pariente más cercano de él se casara con ella. A pesar de que Booz no era el pariente más cercano de Rut, accedió a casarse con ella si el pariente más cercano no deseaba hacerlo.)

• ¿Qué reputación tenía Rut entre la gente de Belén? (Véase Rut 3:11.) ¿Cómo benefició su relación con Booz esa reputación? ¿Por qué es importante que nuestros familiares, amigos y vecinos sepan cuáles son nuestras creencias y los valores que nos esforzamos por conservar?

• ¿Qué hizo Booz después de prometerle a Rut que se casaría con ella? (Véase Rut 3:15; 4:1–8.) ¿Cómo demostró Booz que era un hombre íntegro? (Véase Rut 4:9–10, 13. Él cumplió la promesa que le hizo a Rut y honró la obligación social que tenía para con el fallecido esposo de ella.)

• ¿Qué rey famoso de Israel fue descendiente de Rut y de Booz? (El rey David fue uno de sus bisnietos, véase Rut 4:17, 21–22.) ¿Quién más fue descendiente de Rut y de Booz? (Jesucristo; véase Mateo 1:5–16; Juan 7:42.)

• El élder Thomas S. Monson nomina a Rut como heroína (“Mi galería personal de ídolos”, Liahona, junio de 1975, pág. 39). ¿Por qué es Rut una heroína? (El élder Monson dice que Rut fue un ejemplo de fidelidad y lealtad. Los miembros de la clase podrían mencionar otras formas en las cuales Rut fue también una heroína.)

3. Ana es bendecida con un hijo y se lo dedica al Señor, como había prometido.

Enseñe 1 Samuel 1 y analícelo con la clase.

• Ana, la esposa de Elcana, no tenía hijos y todos los años cuando iba al templo lloraba y oraba pidiendo que se le concediera un hijo (1 Samuel 1:1–7). Según 1 Samuel 1:11, ¿qué promesa hizo Ana al Señor? Al leer esa promesa, ¿qué aprendemos acerca de Ana? (Ella era una mujer que poseía una gran fe; los miembros de la clase pueden aportar también otras respuestas.)

• ¿Quién estaba presente cuando Ana oró en el templo? (Véase 1 Samuel 1:9–12.) ¿Qué le dijo Elí a Ana sobre la promesa que ella le había hecho al Señor? (Véase 1 Samuel 1:17.) ¿Cómo se sintió Ana después de haber escuchado las palabras de Elí? (Véase 1 Samuel 1:18.) ¿En qué forma nos ayudan los líderes de la Iglesia cuando tenemos problemas?

• Ana le dijo a Elí que había “derramado [su] alma delante de Jehová” (1 Samuel 1:15). ¿Qué podemos hacer para que nuestras oraciones personales sean más sinceras y significativas?

• ¿Qué sucedió en respuesta a la promesa que Ana le hizo al Señor? (Véase 1 Samuel 1:19–20.) Después que Samuel nació, ¿cómo cumplió Ana la promesa que había hecho? (Véase 1 Samuel 1:21–28.) ¿Qué promesas hacemos nosotros al Señor? (Entre las respuestas se podrían mencionar los convenios que hacemos con Él en el bautismo y en el templo.) ¿Qué aprendemos de Ana que nos insta a ser más diligentes en el cumplimiento de esas promesas?

• ¿Qué habrá sentido Ana al entregar a Samuel al servicio del Señor? ¿Qué nos pide el Señor que le demos? Al hacer lo que nos pide, ¿cuál debe ser nuestra actitud? (Debemos dar con una buena disposición, recordando que todo lo que tenemos proviene del Señor.)

• Cuando Ana llevó a Samuel al templo, hizo ofrendas al Señor y le cantó alabanzas (1 Samuel 1:24–25, 28; 2:1–2). ¿Por qué es importante que recordemos agradecer al Señor las bendiciones que recibimos de Él?

• Ana tuvo que esperar muchos años antes de recibir la bendición de tener hijos (1 Samuel 1:2; 2:21). ¿Qué otros personajes de la Biblia recibieron bendiciones por haber esperado pacientemente ante el Señor? ¿Qué dice el mundo con respecto a cuándo debemos recibir lo que deseamos? ¿Qué dice el Señor?

¿Cómo podemos aprender a esperar pacientemente las bendiciones que recibiremos cuando el Señor lo crea conveniente?

Conclusión

• ¿Qué buenos atributos demostraron con su ejemplo Rut, Noemí y Ana? (Anote en la pizarra esos atributos.)

Anime a los miembros de la clase a emular los atributos que pusieron de manifiesto Rut, Noemí y Ana. Testifique que el desarrollar esos atributos nos acercará más a nuestro Salvador Jesucristo.

Otros conceptos didácticos

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

1. La aceptación de los gentiles conversos en el convenio de Abraham

Explique que Rut no era israelita de nacimiento. Cuando dejó Moab para ir a Belén con Noemí, también dejó atrás su religión y siguió al Dios de Israel; ella dijo a Noemí: “tu Dios [será] mi Dios” (Rut 1:16). Al contraer matrimonio con Booz, Rut pasó a formar parte del linaje real de Israel y se convirtió en antepasada del rey David y de Jesucristo.

• ¿Cómo refleja la conversión y la aceptación de Rut en la casa de Israel, la actitud de Cristo hacia quienes desean unirse a Su Iglesia? (Véase 2 Nefi 26:33; Alma 19:36; 3 Nefi 21:6.) ¿Qué podemos hacer para que los nuevos conversos se sientan bienvenidos a la Iglesia?

2. Cómo juzgar apropiadamente

• Cuando el sacerdote Elí vio a Ana orando en el templo, él la juzgó mal y “la tuvo por ebria” (1 Samuel 1:13). ¿Qué peligros encierra el juzgar a la gente basándonos solamente en las apariencias? ¿Qué podemos hacer para evitar el juzgar así a las personas?

• El presidente Hugh B. Brown dijo: “Si me equivoco [al juzgar a los demás], quisiera que ellos fueran misericordiosos” (en Eugene E. Campbell y Richard D. Poll, Hugh B. Brown: His Life and Thought, 1975, pág. 225). ¿En qué forma podemos aplicar este principio?

3. El ir al templo para resolver preocupaciones y problemas

• ¿Dónde hizo Ana su promesa al Señor? (Véase 1 Samuel 1:9–11.) ¿Cómo el ir al templo nos ayuda a resolver nuestras preocupaciones y problemas?

El élder John A. Widtsoe dijo: “Yo creo que la persona que está siempre ocupada… que tiene problemas y preocupaciones… puede encontrar mejor y más rápida solución a sus dificultades en la Casa del Señor que en cualquier otro lugar. Si… realiza la obra del templo por sí mism[a] y por sus antepasados, conferirá una gran bendición sobre los que ya han partido y… [ella] la recibirá también; en los momentos más inesperados, dentro o fuera del templo, le vendrá como una revelación con la solución de los problemas que le atormentaban. Éste es el don que recibirán quienes entren en el templo debidamente” (citado por el élder David B. Haight, en “Los templos y la obra que se efectúa en ellos”, Liahona, enero de 1991, pág. 69).